Ifosfamida 

ANTINEOPLÁSICOS, AGENTES ALQUILANTES

Ifosfamida 

La ifosfamida es un medicamento empleado para tratar algunos tipos de cáncer. Inhibe la multiplicación de las células tumorales; también puede actuar sobre algunas células sanas como las células de la sangre, por lo que produce los efectos adversos.

NOMBRES COMERCIALES:

Tronoxal®.  

ALERTAS:



MÁS INFORMACIÓN:

¿Para qué se utiliza?

  • Tumor de células germinales de testículo.
  • Sarcoma de hueso y de tejidos blandos.
  • Cáncer de vejiga.
  • Cáncer de pulmón.
  • Carcinoma de cérvix uterino.
  • Carcinoma de ovario.

¿Necesita que le ayudemos?

Contacte con nosotros y solicite más información.

Saber más sobre este medicamento

En España existen comercializadas formas de administración parenterales de ifosfamida (intravenosa).

La dosis adecuada de ifosfamida puede es diferente para cada paciente y depende de muchos factores como: la enfermedad para la que se administre el medicamento, si se utiliza sólo o en combinación con otros fármacos contra el cáncer, las características del paciente (tamaño o superficie corporal) y la situación general del paciente (funcionamiento del hígado y del riñón, analítica en sangre).

La dosis deberá ajustarse en función de la respuesta clínica y la tolerancia del paciente.

No se recomienda el uso de ifosfamida en niños.

Cuando no debe utilizarse:

  • En caso de alergia a la ifosfamida. Si experimenta algún tipo de reacción alérgica deje de tomar el medicamento y avise a su médico o farmacéutico inmediatamente.
  • Si padece depresión grave de la médula ósea (bajo número de plaquetas, glóbulos rojos y leucocitos en sangre) o cistitis hemorrágica (inflamación de la vejiga con presencia de sangre en la orina).
  • En mujeres embarazadas, sobre todo en los tres primeros meses.

Precauciones de uso:

  • Se recomienda beber abundantes líquidos durante el tratamiento.
  • La ifosfamida debe administrarse con especial precaución en caso de padecer depresión de la médula ósea (bajo número de las células de la sangre), enfermedad del hígado o del riñón, en pacientes con heridas abiertas o si ha existido un tratamiento previo con radioterapia o quimioterapia.
  • La ifosfamida puede causar náuseas, vómitos y pérdida de apetito. No deje de administrarse el medicamento sin consultar con su médico aunque se encuentre mal.
  • Mientras tome este medicamento su médico le realizará análisis de sangre y de orina periódicamente, para controlar la evolución del tratamiento y la posible aparición de efectos adversos.
  • Si una cantidad de ifosfamida sale accidentalmente de la vena puede provocar enrojecimiento, dolor e inflamación. Avise a su médico, farmacéutico o enfermera sobre cómo tratarlo si le ocurre cuando no están presentes.
  • No se ponga ninguna vacuna mientras esté en tratamiento con ifosfamida sin consultar antes con su médico. Evite el contacto con personas que han recibido recientemente la vacuna oral de la polio ya que el virus de la polio podría transmitirse con la tos.
  • Evite el contacto con personas que padezcan una infección.
  • Consulte a su médico si presenta fiebre, aumento de la pigmentación de la piel, tos, dificultad para respirar, hemorragia o hematomas.
  • Evite la práctica de deportes o actividades en los que es fácil que se produzca una herida o un golpe.
  • La ifosfamida suele administrarse junto con mesna para disminuir la incidencia de la cistitis hemorrágica (inflamación de la vejiga con presencia de sangre en la orina).

¿Puede afectar a otros medicamentos?

  • Algunos medicamentos que interaccionan con la ifosfamida son los siguientes: cisplatino, fenobarbital y warfarina.
  • Informe a su médico o farmacéutico de cualquier otro medicamento que reciba incluso de los adquiridos sin receta o plantas medicinales.
  • Los efectos adversos de la ifosfamida son, en general, frecuentes y pueden ser importantes. Puede producir: cistitis hemorrágica aguda grave (inflamación de la vejiga con presencia de sangre en la orina), caída del pelo, náuseas, vómitos, pérdida de apetito, leucopenia (disminución del número de leucocitos en sangre) y anemia (disminución del número de glóbulos rojos en sangre).
  • Raramente puede producir: aumento de la pigmentación de la piel, confusión, visión borrosa, tos, dificultad para respirar, fiebre, sofocos y dolor de cabeza.
  • La ifosfamida también puede producir otros efectos adversos. Consulte a su médico si advierte algo anormal.