El cierre de la orejuela del corazón, alternativa “segura y eficaz” para el cien por cien de los pacientes que toma anticoagulantes

Todas las personas con fibrilación auricular intervenidas con esta técnica en la Clínica Universidad de Navarra en los últimos dos años han conseguido abandonar la medicación crónica anticoagulante y, por ello, han reducido significativamente el riesgo de embolias y hemorragias.

Dr. Rafael Ruiz Salmerón, responsable de la Unidad de Cardiología Intervencionista de la Clínica Universidad de Navarra.

6 de febrero de 2024

Más de un millón de españoles toma fármacos anticoagulantes. Esta medicación que busca prevenir el ictus causado por la fibrilación auricular, que es la arritmia cardiaca más frecuente, especialmente asociada al envejecimiento de la población. El tratamiento anticoagulante es crónico y, a pesar de sus avances, no está exento de riesgos y complicaciones hemorrágicas. 

La intervención para el cierre de la orejuela del corazón se consolida como una técnica alternativa a la anticoagulación permanente. Gracias al avance quirúrgico y a la experiencia de los profesionales, este procedimiento mínimamente invasivo ha demostrado un mismo nivel de eficacia en la prevención de accidentes cerebrovasculares y, además, evita, con seguridad, los efectos adversos de los medicamentos. Así lo confirma el seguimiento de los pacientes tratados en la Unidad de Cardiología Intervencionista de la Clínica Universidad de Navarra en los últimos dos años. De las 56 intervenciones realizadas a pacientes con fibrilación auricular, todos han podido dejar la medicación anticoagulante.

La intervención consiste en bloquear la orejuela -pequeña cavidad ubicada en la parte superior de la aurícula izquierda del corazón- para evitar la formación de coágulos en su interior. Se trata de una cirugía mínimamente invasiva que dura entre una y dos horas, y que permite que los pacientes se recuperen rápidamente y puedan recibir el alta al día siguiente. 

El Dr. Rafael Ruiz Salmerón, responsable de la Unidad de Cardiología Intervencionista de la Clínica, explica que “la coagulación es un mecanismo de defensa con el que nacemos. Sin embargo, en presencia de algunas situaciones patológicas se requiere tomar medicación anticoagulante crónica. Las personas anticoaguladas deben seguir un estilo de vida más limitado y tomar precauciones ante posibles traumatismos o lesiones proclives a las hemorragias”. 

Aunque esta técnica se prescribe habitualmente a pacientes con contraindicación para la anticoagulación, el Dr. Ruiz Salmerón explica que sus ventajas permiten extender su recomendación a muchas personas con fibrilación auricular. “No es necesario esperar a estar enfermo o muy enfermo para beneficiarse de esta intervención. De hecho, es importante que los pacientes con esta enfermedad cardiaca conozcan las alternativas para decidir si prefieren o no evitar los anticoagulantes crónicos gracias a una intervención de régimen casi ambulatorio”.  

El Dr. Ruiz Salmerón destaca que “el cierre de la orejuela ha demostrado también su capacidad para prevenir ictus y para evitar complicaciones. Mejora notablemente la calidad de vida de los pacientes”.

Intervencionismo Cardíaco Avanzado

Los procedimientos mínimamente invasivos se han afianzado como una opción de alta resolución y experimentada seguridad y precisión para el tratamiento de pacientes con afecciones en diferentes estructuras del corazón. El empeño por avanzar en el terreno del Intervencionismo Cardiaco Avanzado dentro del Departamento de Cardiología de la Clínica Universidad de Navarra con un enfoque multidisciplinar es una realidad constante y pionera. 

Dentro de esta apuesta por el abordaje cardiológico, en el hospital se integran la Unidad de Cardiología Intervencionista, el Laboratorio de Electrofisiología Cardíaca y la cirugía cardíaca. Los pacientes con patologías cardíacas tienen acceso a un programa integral de tratamientos percutáneos de cardiopatías estructurales y valvulares, entre los que se ofrece la técnica del cierre de la orejuela del corazón, y donde destacan, también, los implantes de válvulas aórticas o la reparación de las válvulas mitral y tricúspide. 

Asimismo, desde el Laboratorio de Electrofisiología se abordan también las arritmias complejas mediante ablación por campo pulsado, una técnica novedosa que interviene en las células cardiacas a través de campos eléctricos “consiguiendo mayor precisión y seguridad. Esto se traduce en una mayor rapidez y comodidad para el paciente con una técnica al menos igual de eficaz que las que veníamos utilizando hasta la fecha”, según destaca el Dr. Ignacio García Bolao, director del Departamento de Cardiología de la Clínica. De hecho, el 88% de los pacientes de la Clínica tratados con esta técnica para corregir su fibrilación auricular paroxística -arritmias que aparecen con una duración inferior a una semana- no ha sufrido nuevos episodios de arritmias durante los seis meses posteriores a la intervención. En el caso de los pacientes con fibrilación auricular persistente, el porcentaje avanza hasta el 79%.

"Cómplices de san Valentín”

El próximo 14 de febrero, a las 18.00 horas, la Clínica Universidad de Navarra organiza el encuentro digital “¿Y si pudiera vivir sin anticoagulantes?”, de inscripción gratuita. Principalmente, está dirigido a pacientes con fibrilación auricular que quieren conocer de primera mano los avances médicos, diagnósticos y terapéuticos sobre su enfermedad. 

El evento contará con la participación del presidente de la Federación Española de Asociaciones de Anticoagulados (FEASAN), Rafael Martínez. Por parte de la Clínica, participarán los Dres. Ruiz Salmerón y Ramón Lecumberri, codirector del Servicio de Hematología y Hemoterapia. Este evento se enmarca dentro de las actividades de divulgación, formación y salud pública entorno al intervencionismo cardiaco avanzado que promueve el hospital bajo el lema “Cómplices de san Valentín”.