Unidad de Hemodinámica y Cardiología Intervencionista

"Disponemos de la última tecnología como los quirófanos híbridos que nos permiten realizar los procedimientos hemodinámicos con la máxima precisión y seguridad".

DR. FELIPE HERNÁNDEZ HERNÁNDEZ
DIRECTOR. UNIDAD DE HEMODINÁMICA Y CARDIOLOGÍA INTERVENCIONISTA

La Unidad de Hemodinámica y Cardiología Intervencionista de la Clínica Universidad de Navarra dispone de la tecnología más avanzada para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades cardíacas, tanto en su sede de Pamplona como en Madrid.

La realización de cateterismos, en la mayoría de pacientes por acceso radial (a través de una arteria de la muñeca), permite identificar si existen obstrucciones significativas en las arterias coronarias. En caso de que así sea, disponemos de técnicas de última generación para valorar la necesidad de implantar “stents” (endoprótesis metálicas) farmacoactivos que resuelvan el problema.

La Unidad de Hemodinámica y Cardiología Intervencionista dispone de un programa integral de tratamiento de cardiopatías estructurales, que incluyen las patologías valvulares (implante de TAVI – válvula aórtica), estructurales (cierre de foramen oval permeable, cierre de orejuela izquierda) y congénitas (comunicación interauricular, comunicación interventricular, ductus arterioso persistente, coartación de aorta).

La Unidad de Cardiología Intervencionista de la Clínica Universidad de Navarra, al igual que el resto de departamentos de la Clínica, ofrece una atención personalizada al paciente, con una gran eficacia y eficiencia.

No tenemos lista de espera para las intervenciones, y se pueden realizar inmediatamente después del diagnóstico o en el momento que el paciente tenga mayor disponibilidad.

El tratamiento cardiológico intervencionista es menos agresivo para el paciente, con una recuperación más rápida, menor tiempo de ingreso y menos secuelas que la cirugía cardiaca.

Procedimientos de vanguardia con la máxima seguridad

El intervencionismo percutáneo de las lesiones en arterias coronarias es hoy día el pilar fundamental del tratamiento de la enfermedad coronaria.

El procedimiento consiste en acceder con un catéter (tubo flexible muy fino), a través de una punción en la arteria radial o femoral, hasta llegar al origen de las arterias coronarias en la aorta, junto al corazón. Después se suelen dilatar las zonas estrechas u obstruidas con un pequeño balón, y luego se implanta uno o más stents para conseguir un resultado óptimo. El stent permite que la obstrucción no reaparezca en un porcentaje superior al 95% de lesiones.

En algunos casos, cuando la enfermedad en las arterias coronarias es muy grave, se recurre a la cirugía cardíaca abierta, pero en la actualidad esto es cada vez más infrecuente. 
Existen múltiples tipos de stents (endoprótesis metálicas de diversas aleaciones), de diferentes tamaños y longitudes para amoldarse a todas las lesiones y arterias. Todos ellos llevan adherido un fármaco antiproliferativo que inhibe la reacción de la arteria al implante, para evitar que se reproduzca la obstrucción, y son altamente seguros y eficaces.

En nuestro centro la tasa de éxito de las lesiones tratadas es superior al 98%

La guía de presión es una técnica de diagnóstico invasiva que permite valorar de forma muy fiable la severidad de las lesiones coronarias, para tomar decisiones sobre cuáles necesitan un procedimiento de revascularización. 

Su uso es simple pues se trata de un alambre muy fino que dispone de un sensor en su extremo distal, y que se introduce a través de un catéter en la arteria coronaria, más allá de la zona a valorar.

Hay varias técnicas similares (FFR, iFR) que han demostrado en estudios científicos importantes su elevada eficacia diagnóstica y una excelente correlación pronóstica, como se avala en las guías europeas de revascularización coronaria.

Disponemos de estas 2 técnicas de imagen intracoronaria, que permiten valorar con mucha precisión la composición de la placa de ateroma o la presencia de situaciones anatómicas que no pueden identificarse sólo con la angiografía (disecciones coronarias, hematomas intracoronarios, trombos, aneurismas).

La resolución de las imágenes que se obtienen es de muy alta calidad, incluso se realizan reconstrucciones tridimensionales, y permite también confirmar el adecuado resultado de las intervenciones tras el implante de stents.

Han demostrado gran utilidad en el tratamiento de casos complejos. 

Los resultados de esta técnica han demostrado ser superiores a la clásica cirugía abierta en muchos pacientes, sobre todo los de edad superior a 75 años y los que tienen otras patologías graves. Incluso se está utilizando para tratar prótesis previas que han degenerado.

El protocolo para implantar una TAVI requiere un TAC específico para evaluar el tamaño necesario de la nueva válvula, y confirmar que existe un adecuado acceso por vía femoral. El procedimiento se suele realizar con sedación (no precisa anestesia general) y la recuperación es muy rápida.

En algunos casos (<10%) es necesario implantar un marcapasos después si se confirma una alteración del ritmo del corazón.

Estos defectos del tabique interauricular pueden repararse mediante cateterismo en más del 95% de casos, cuando existe una indicación para ello. Se suelen utilizar dispositivos específicos de una aleación metálica (nitinol), biocompatibles y muy eficaces. 

En el caso del FOP, hay evidencias científicas a favor de cerrarlo en pacientes que han sufrido un problema neurológico (ictus) de causa inexplicada. La eficacia del procedimiento y su seguridad son muy altas. 

En el caso de la CIA, los defectos son de mayor tamaño y requieren dispositivos específicos. La intervención se realiza a través de acceso venoso femoral y guiada por ecografía transesofágica o intracardíaca, para confirmar el correcto posicionamiento del dispositivo elegido. 

En ambos procedimientos el ingreso suele ser sólo de 24 horas y la recuperación es muy rápida.

Esta técnica es cada vez más utilizada para evitar la toma de medicamentos anticoagulantes, sobre todo en pacientes que han sufrido hemorragias graves debidas a la anticoagulación (sangrados digestivos o cerebrales, sobre todo).

Supone implantar un dispositivo que ocluye la orejuela izquierda, una pequeña bolsa dentro de la aurícula izquierda, donde se suelen formar trombos (coágulos) especialmente en pacientes que tiene arritmias como la fibrilación auricular.

El procedimiento se realiza con anestesia general y guiado por ecografía transesofágica, y se accede por la vena femoral. La tasa de éxito es mayor del 95%.

El alta suele ser precoz, a las 24 horas, con una rápida recuperación. 

¿Necesita solicitar consulta con alguno de nuestros especialistas?

CARDIOLOGÍA INTERVENCIONISTA

Sala de Hemodinámica digitalizada

La sala de hemodinámica está totalmente digitalizada, se denomina laboratorio de cateterismos o de cardiología intervencionista, debido a que cada vez se están realizando exploraciones y tratamientos más complejos.


Ecografía intracoronaria (IVUS)

Evalúa la pared arterial coronaria normal, los cambios arteroscleróticos en la anatomía y dimensiones de la arteria coronaria.


Histología virtual

Imágenes a color que localizan más claramente el contenido graso (lipídico) de la placa de ateroma, estimando mejor su vulnerabilidad.


Tomografía de coherencia óptica

Imagen de alta resolución que utiliza luz de una fuente de láser para sondear estructuras microscópicas en los tejidos biológicos a modo de escáner.

Imagen de la fachada de consultas de la sede en Pamplona de la Clínica Universidad de Navarra

¿Por qué en la Clínica?

  • Cardiólogos que son referencia a nivel internacional.
  • Tecnología de vanguardia para la máxima precisión.
  • Procedimientos mínimamente invasivos para la pronta recuperación de nuestros pacientes.

Investigación
Nuevos avances en el tratamiento

La investigación es pieza clave del Departamento de Cardiología en su búsqueda por ofrecer la mejor atención al paciente, por ello tiene en marcha diversos ensayos clínicos en relación a distintas patologías cardiacas.

Participar en estos ensayos ofrece nuevas posibilidades a los pacientes con el acceso a los últimos avances terapéuticos. 

Ayudamos a nuestros pacientes a superar sus historias

Sus testimonios nos animan para seguir mejorando nuestros servicios