Peelings

"Cuando la intervención en la piel es profunda, las sesiones se espacian más en el tiempo y el tratamiento completo se repite una vez al año. Si el peeling es muy profundo, no suele repetirse en años".

DRA. LEYRE AGUADO GIL
ESPECIALISTA. DEPARTAMENTO DE DERMATOLOGÍA

El peeling puede ser físico o químico y, según el agente utilizado, se obtienen distintos beneficios. Entre ellos, el aumento del colágeno, que mejora las arrugas, despigmentación de manchas o el control sobre la grasa y bacterias en las pieles acneicas.

El número de tratamientos necesarios dependerá de la respuesta del paciente y del tipo de peeling aplicado. En los peelings medios, una única aplicación es suficiente para apreciar cambios significativos.

A mayor profundidad del peeling, mayor duración de los resultados, sin olvidar que el proceso de envejecimiento seguirá su curso.

La periodicidad del peeling también dependerá del objetivo del tratamiento así como de la sustancia empleada.

En los peelings para aportar luminosidad al rostro, se realizan entre cuatro y ocho sesiones semanales o quincenales. Una vez obtenidos los resultados deseados, se hace una sesión de mantenimiento cada cuatro o seis semanas.

¿Cuándo está indicada?

Las técnicas que se realizan en el departamento son:

Peeling químico: se coloca un producto químico abrasivo sobre la piel para que caiga y aparezca otra piel sin marcas ni lesiones. Los ácidos retinoico, fenol, tricloroacético son algunos de los usados para esta técnica de peeling. La duración del tratamiento es de media hora.

Peeling con láser CO2: es una técnica bastante nueva y esta recomendada para suavizar las líneas de expresión formadas alrededor de labios y ojos y para eliminar manchas y cicatrices poco profundas. No es una técnica recomendable para personas que tengan la piel grasa. La sesión tiene una duración de cuarenta minutos.

Indicaciones más frecuentes de este tratamiento:

¿Tiene alguno de estos problemas?

Puede que pueda sea recomendable hacerle un peeling

¿Cómo se realiza?

Hay 3 tipos de peelings químicos según la profundidad de su efecto:

Peeling superficial: Cierra los poros, atenúa las cicatrices originadas por el acné y las arrugas finas. Además, aporta uniformidad al tono de la piel y un aspecto más juvenil y saludable. Este tipo de peeling ayuda a controlar el acné, las foliculitis y las secreciones sebáceas y pone a la piel en mejores condiciones para recibir cualquier tipo de tratamiento dermatológico. Los peelings superficiales se realizan fundamentalmente con alfa-hidroxiácidos (ácido glicólico), ácido tricloroacético (10-15%), la solución de Jessner, la pasta de Unna y la nieve carbónica.

Peeling medio: está indicado en el caso de envejecimiento solar o tóxico, ya que actúa sobre las arrugas finas y de profundidad media y para controlar las manchas producidas por el sol. También se emplea como paso previo o complemento de muchos tratamientos como la microdermoabrasión, lifting o rellenos. Para los peelings medios se emplean mascarillas de ácido tricloroacético al 11 y 16%, la solución de ácido tricloroacético del 35% al 50% o la solución del fenol al 88%.

Peeling profundo: Con resultados espectaculares, el peeling profundo consigue actuar sobre las arrugas superficiales, medias y profundas, eliminar manchas solares y queratosis. Asimismo, produce la retracción de la piel, lo que ayuda a mejorar notablemente los problemas de flaccidez. El más empleado es la solución de Baker-Gordon, a base de fenol.

Los peelings químicos superficiales y medios se realizan en la consulta de Dermatología de forma ambulatoria, requiriéndose ingreso de 3-4 días sólo en algunos casos de peelings profundos.

La profundidad del peeling determinará la recuperación de la piel, que puede ir desde unas pocas horas hasta cinco días aproximadamente.

  • Avisar a su médico en caso de que esté embarazada o pueda estarlo, así como en caso de que realice lactancia materna.
  • Advertir del uso de cremas de ácido retinoico no prescritas por su dermatólogo o de la realización previa de peelings, implantes, inyección de toxina botulínica, maquillaje permanente o cirugía reciente.
  • Si ha empleado isotretinoína oral en los últimos 6 meses, debe de esperar para la realización del peeling, ya que pueden aparecer efectos indeseables.
  • En caso de que haya sufrido un herpes en las últimas dos semanas o de que presente historia de herpes de repetición, debe de advertirlo, ya que el peeling puede reactivarlo en caso de que no se prevenga.
  • Antes de la realización del peeling, debe evitar el uso de rayos UVA o exposiciones extensas al sol.
  • Avisar de los fármacos que esté utilizando antes de realizar el peeling.
  • Es recomendable evitar en la semana previa a la realización del peeling la realización de limpiezas de cutis, uso de esponjas abrasivas o depilaciones.
  • Después del tratamiento, la higiene es inexcusable. Es imprescindible la protección solar y evitar la exposición directa al sol.
  • Cada paciente contará con un tratamiento personalizado, que puede ir desde la aplicación de cremas, hasta complementos dietéticos para mejorar el problema específico que presenta su piel.
  • Debe seguir los consejos de su dermatólogo para evitar infecciones bacterianas, herpes, cicatrices, alteraciones de la pigmentación y alergias.
  • En caso de que quiera maquillarse, es recomendable esperar al menos 30 minutos después del peeling para que el pH de la piel se normalize. Tampoco se debe exponer a calor, saunas o realizar ejercicios físicos hasta la semana siguiente a la realización del peeling.
  • En los peelings superficiales, el paciente presenta una reacción similar a una quemadura solar, que desaparece en 3-4 días. En el caso del peeling medio, la reacción dura entre 7 y 10 días. Tras el tratamiento, el paciente presentará un enrojecimiento y descamación de la piel, más intensos y duraderos cuanto más profundo sea el peeling.
  • La mejoría de la piel se nota después en 1 ó 2 días, con los peelings más suaves, hasta 1 mes, con los más intensos. El enrojecimiento cutáneo con los peelings profundos puede durar hasta 6 meses.

Son excepcionales, pero pueden verse en casos muy raros reactivación de herpes latente, eritema persistente, eritema seborreico, eritema rayado en los casos de peeling con resorcinol, quemaduras, hiperpigmentación postinflamatoria, aclaramiento del color de la piel, infección, cicatrices, erupciones acneiformes, descamación o reacciones alérgicas por resorcinol. 

¿Dónde lo realizamos?

EN NAVARRA Y MADRID

NUESTRO EQUIPO MÉDICO

Especialistas del Departamento de Dermatología

El Departamento de Dermatología de la Clínica Universidad de Navarra cuenta con una amplia experiencia en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades dermatológicas.

Contamos con una amplia experiencia en tratamientos quirúrgicos de gran precisión, como la cirugía de Mohs. Este procedimiento precisa de personal altamente especializado. 

Disponemos de la última tecnología para el tratamiento dermoestético de las lesiones de la piel, con el objetivo de conseguir los mejores resultados para nuestros pacientes.

Imagen de la fachada de consultas de la sede en Pamplona de la Clínica Universidad de Navarra

¿Por qué en la Clínica?

  • Expertos en Cirugía de Mohs para el tratamiento del cáncer cutáneo.
  • Disponemos de la mejor tecnología para tratamientos dermoestéticos.
  • Seguridad y garantía de calidad del mejor hospital privado de España.