Trombosis y hemostasia

"Nuestro objetivo es el diagnóstico precoz, prevención y tratamiento moderno e individualizado de la enfermedad tromboembólica venosa en cualquiera de sus formas".

Las alteraciones de la trombosis y hemostasia están producidas por fallos en los mecanismos de la sangre para mantener un estado de coagulabilidad correcto.

Si estos mecanismos fallan pueden aparecer problemas por hipercoagulabilidad, en donde la sangre es más espesa de lo normal y pueden aparecer trombos en cualquier lugar del organismo, o bien estados hemorrágicos con el consiguiente riesgo para el paciente.

El Servicio de Hematología y Hemoterapia de la Clínica cuenta con un equipo de profesionales de medicina y enfermería altamente cualificados, que han liderado numerosos ensayos clínicos en el ámbito de los nuevos anticoagulantes orales.

Este equipo de profesionales ha realizado importantes contribuciones científicas en el ámbito de la profilaxis y tratamiento de la trombosis, estudio de biomarcadores y en el desarrollo de modelos experimentales en colaboración con el Cima Universidad de Navarra.

Imagen del icono de la consulta de Segunda Opinión. Clínica Universidad de Navarra

¿Necesita una segunda opinión?

Nuestros profesionales le harán una valoración médica sin que tenga que moverse de casa.

¿Cuáles son los síntomas más habituales?

El TEV puede ocurrir sin signos o síntomas de advertencia y puede pasar desapercibido.

En el caso de la trombosis venosa profunda los signos clínicos característicos son:

  • Dolor, que a menudo comienza en la pantorrilla, y se exacerba con la presión a nivel muscular.
  • Inflamación del pie, el tobillo o la pierna.
  • Enrojecimiento y calor de la extremidad

En el caso de la embolia pulmonar los signos característicos son:

  • Dificultad respiratoria con disnea.
  • Respiración rápida.
  • Dolor  en el tórax,  que empeora al hacer respiraciones profundas.
  • Expectoración sanguinolenta (hemoptisis).
  • Aumento de la  frecuencia cardíaca  (taquicardia).

¿Tiene alguno de estos síntomas?

Puede que presente un trastorno de la coagulación

¿Cómo se diagnostica?

<p>&nbsp;Imagen Laboratorio de Bioquimica</p>

En el diagnostico de la trombosis, la presencia de síntomas y/o signos aislados no permite realizarlo certeza por ser inespecíficos. Por ello, son siempre necesarias pruebas complementarias.

En la Clínica ofrecemos un diagnóstico integrado y rápido empleando modernas pruebas de imagen, incluyendo ecografía con dúplex color, TC de alta resolución y PET.

En pacientes con sospecha de estado trombofílico, es decir predisposición hereditaria a la trombosis, se realiza una completa batería analítica, incluyendo análisis genético, para descartar los principales estados de hipercoagulabilidad.

Una vez diagnosticado se ofrecerá, dependiendo de las características individuales, uno de los nuevos anticoagulantes orales: dabigatran, rivaroxavan, apixaban, edoxaban.

¿Cómo lo tratamos?

Anticoagulantes. Por lo general, la trombosis venosa profunda se trata con medicamentos conocidos como «anticoagulantes». Estos medicamentos, que se pueden inyectar o tomar en píldoras, disminuyen la capacidad que tiene la sangre de formar coágulos.

Los medicamentos inyectables se pueden administrar en una inyección debajo de la piel (subcutánea) o en una inyección en la vena del brazo (intravenosa). En general se recomienda el empleo inicial de heparinas de bajo peso molecular por vía subcutánea y se continúa con anticoagulantes orales, como el Sintrom.

En los últimos años el tratamiento de esta enfermedad ha experimentado una auténtica revolución con la aparición de nuevos anticoagulantes orales (ACODs) que están sustituyendo al Sintrom: Dabigatrán, Rivaroxabán, Epixabán, Apixabán, Edoxabán.

Trombolíticos. En casos graves de TVP o de EP se puede indicar la administración de medicamentos que disuelven los coágulos, conocidos como trombolíticos.

Hasta ahora, el tratamiento actual de la trombosis, consistía en la administración de heparina por vía intravenosa o subcutánea seguido de Sintrom.

Los nuevos anticoagulantes orales han irrumpido con fuerza en el tratamiento y la prevención de la trombosis y están sustituyendo a los fármacos tradicionales.

Los nuevos anticoagulantes orales tienen varias ventajas para el paciente:

  • No requieren monitorización de laboratorio.
  • Son cómodos, ya que se administran vía oral.
  • Presentan escasas interacciones con otros fármacos y alimentos.
  • Conllevan menos complicaciones hemorrágicas, sobre todo, hemorragia cerebral.

¿Dónde lo tratamos?

EN NAVARRA Y MADRID

NUESTRO EQUIPO MÉDICO

Especialistas del Servicio de Hematología y Hemoterapia

El Servicio de Hematología de la Clínica, formado por especialistas de reconocido prestigio nacional e internacional, ha integrado técnicas diagnósticas moleculares y la utilización de nuevos tratamientos personalizados en su labor asistencial, permitiendo un diagnóstico más preciso y rápido de las enfermedades hematológicas.

El trabajo conjunto del personal médico y el investigador facilita el desarrollo y la aplicación de los nuevos tratamientos y a su vez la evaluación precisa del resultado de los tratamientos.

Imagen de la fachada de consultas de la sede en Pamplona de la Clínica Universidad de Navarra

¿Por qué en la Clínica?

  • Expertos en el desarrollo de tratamientos de Terapia Celular.
  • Centro de referencia internacional en linfomas, mieloma múltiple y gammapatías monoclonales.
  • Expertos en el diagnóstico y tratamiento de problemas hemorrágicos y trombóticos.