Exantema súbito

"El pronóstico es excelente en la inmensa mayoría de los casos. El exantema puede volver a repetirse, aunque no es muy frecuente".

DRA. PILAR GIL SÁNCHEZ
ESPECIALISTA. DEPARTAMENTO DE DERMATOLOGÍA

El exantema súbito es una enfermedad causada por virus que afecta fundamentalmente a niños con edades comprendidas entre los 4 meses y los 2 años. 

Se transmite por la sangre y por la saliva.

Las lesiones dérmicas son puntos rosas o rojos que blanquean con la presión. Aparecen primero en tronco y cuello para extenderse posteriormente a brazos, piernas y cara. 

Imagen del icono de la consulta de Segunda Opinión. Clínica Universidad de Navarra

¿Necesita una segunda opinión?

Nuestros profesionales le harán una valoración médica sin que tenga que moverse de casa.

¿Cuáles son los síntomas habituales?

La clínica característica consiste en dos o tres días de fiebre alta normalmente asociada a un buen estado general y sin sintomatología previa.

Con la desaparición de la fiebre aparece un exantema (granitos) puntiforme de color rosado, que comienzan apareciendo por el pecho para diseminarse posteriormente a cara, abdomen y en menor grado a las extremidades. Esta erupción dura entre uno y dos días. 
 
En los casos que presentan síntomas prodrómicos estos se limitan a una mínima rinorrea clara, hiperemia conjuntival, con o sin edema palpebral, e inflamación faríngea. Puede haber alguna adenopatía cervical de pequeño tamaño y menos frecuentemente adenopatías occipitales.

Los síntomas más habituales son:

  • Fiebre.
  • Erupción puntiforme de color rosado.

¿Su hijo presenta alguno de estos síntomas?

Puede que padezca exantema súbito

¿Cuáles son las causas?

Su agente más frecuente es el virus herpes humano 6 aunque también se han descrito casos causados por el virus herpes humano 7.

Existen dos tipos de virus herpes humano 6: tipo A y tipo B. El 99% de los casos de roseola se producen por el tipo B.

El período de incubación oscila entre 5 y 15 días. El reservorio del virus herpes humano 6 suele ser el adulto que ha estado en contacto con el virus.

¿Cuáles son las complicaciones?

Aunque infrecuentes, la infección por virus herpes humano 6 y 7 puede presentar complicaciones.

De ellas la más frecuente son las convulsiones febriles durante el período pre-exantemático en la primoinfección por virus herpes humano 6. Estas convulsiones febriles no suelen revestir gravedad alguna.

Se ha descrito algún caso de afectación directa del sistema nervioso central como causante de las convulsiones. Ha habido algún caso de encefalitis y hepatitis en pacientes inmunocomprometidos.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico del exantema súbito se basa fundamentalmente en la edad, la historia clínica y los hallazgos clínicos. 

En la analítica se detecta una leucocitosis en la fase febril. En cambio, en el período exantemático destaca leucopenia con linfomonocitosis y neutropenia.

Hay que diferenciarla de otras enfermedades exantemáticas como la rubeola, el sarampión y la escarlatina. Se produce una reacción similar en las hipersensibilidades a fármacos.

También, sobre todo al inicio del cuadro y al acompañarse en ocasiones la fiebre de inflamación de la faringe y de la membrana timpánica, podría confundirse con una faringitis o una otitis.

¿Cómo lo tratamos?

Al tratarse de una enfermedad benigna no se considera su tratamiento con antivirales. Debido al buen estado general que suelen presentar los pacientes tampoco son necesarias grandes medidas de tratamiento sintomático.

Los niños irritables o con alguna molestia pueden beneficiarse de tratamiento con paracetamol o ibuprofeno.

Es importante dar un buen aporte de líquidos sobre todo en la fase febril.

¿Dónde lo tratamos?

EN NAVARRA Y MADRID

NUESTRO EQUIPO MÉDICO

Especialistas del Departamento de Pediatría

Todos nuestros especialistas trabajan de manera exclusiva y, además, al disponer de toda la tecnología en un mismo centro, ofrecemos la realización de las pruebas y el diagnóstico en menos de 72 horas.

Contamos con un equipo de profesionales altamente cualificado para atender las distintas unidades especializadas: Oncopediatría, Neuropediatría, Endocrinopediatría, Neonatología, etc.

Organizados en unidades especializadas

  • Área de Neonatología
  • Endocrinología pediátrica.
  • Cardiología pediátrica.
  • Neuropediatría
  • Digestivo y nutrición pediátrica.
  • Pediatría general y preventiva.
  • Neumología pediátrica
Imagen de la fachada de consultas de la sede en Pamplona de la Clínica Universidad de Navarra

¿Por qué en la Clínica?

  • Atención integral del niño.
  • Profesionales expertos en las distintas áreas para un mejor diagnóstico y tratamiento.
  • Dotados con la última tecnología para la atención del recién nacido.

Los mejores profesionales a su disposición