Vitamina B3 (niacina)

La vitamina B3 o niacina es una vitamina hidrosoluble, es decir, soluble en agua.

Su papel en el metabolismo se encuadra en los grupos prostéticos de coenzimas o como precursora de las mismas.

Se absorbe por difusión pasiva, no se almacena en el organismo y los excedentes se eliminan en la orina.

Compuestos esenciales en el metabolismo, como NADH y NAD+, y NADPH y NADP+, son derivados de ésta vitamina. También participa en la reparación del ADN.

Grupo: Vitamina hidrosoluble

  1. Características. Tiene dos formas: la nicotinamida y el ácido nicotínico. Las mayores fuentes de niacina en la dieta diaria son el hígado, las carnes magras, el pollo, el pescado, la leche, el queso, los huevos, las verduras verdes, las nueces, las alubias secas, la levadura de cerveza y los cereales. El cuerpo humano también puede producir pequeñas cantidades de niacina mediante el triptófano, un aminoácido liberado durante la digestión de las proteínas.
  2. Funciones. Interviene en el metabolismo de los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas. Colabora en las funciones del sistema nervioso y del digestivo. Favorece la producción de las hormonas sexuales. Conserva la piel sana.
  3. Trastornos. Es poco frecuente encontrarnos con estados carenciales, ya que nuestro organismo es capaz de producir una cierta cantidad de niacina a partir del triptófano, aminoácido que forma parte de muchas proteínas que tomamos en una alimentación mixta. Sin embargo, en países del Tercer Mundo, que se alimentan a base de maíz o de sorgo, aparece la pelagra, enfermedad caracterizada por dermatitis, diarrea y demencia (las tres D de la pelagra). Los preparados a base de niacina no suelen tolerarse bien, ya que producen enrojecimiento y picores en la piel.
  4. Cantidad recomendada por día: 15-20 mg.
     

> Conozca algunos alimentos ricos en vitamina B3