Una investigación para valorar la eficacia de la inmunoterapia, premiada en los congresos europeo y nacional de Oncología Médica

Un proyecto preclínico de la Clínica Universidad de Navarra y el Cima ha probado un nuevo marcador capaz de diferenciar las células antinflamatorias de las tumorales durante el proceso de evaluación de respuesta al tratamiento de inmunoterapia

Equipo de investigadores de la Clínica Universidad de Navarra y del Cima

22 de octubre de 2021

Una investigación de la Clínica Universidad de Navarra y el Cima Universidad de Navarra para mejorar el modo de evaluar la respuesta y eficacia del tratamiento con inmunoterapia ha sido reconocida en el último Congreso Nacional de Oncología Médica, SEOM2021, celebrado esta semana. Un estudio preclínico en cáncer de pulmón que también obtuvo el premio al mejor póster en investigación traslacional en el Congreso Europeo de Oncología (ESMO) el pasado septiembre.

Hasta el momento, los criterios para evaluar si el tratamiento oncológico está funcionando son el control del tamaño y la actividad metabólica del tumor mediante un escáner y el PET. Sin embargo, la inmunoterapia ha cambiado el modo de combatir el cáncer y las herramientas de evaluación de respuesta no son tan precisas como con la quimioterapia.

“Este proyecto surge de la dificultad clínica que tenemos para evaluar la respuesta que presentan los pacientes al tratamiento de inmunoterapia, ya que actúa por mecanismos distintos estimulando la respuesta del sistema inmune para que acuda a los focos de enfermedad y se filtren en el tumor. De esta forma, se genera un incremento de población celular que radiológicamente no somos capaces de distinguir si son tumorales o del sistema inmune”, explica el Dr. Ignacio Gil Bazo, codirector del Departamento de Oncología Médica de la Clínica Universidad de Navarra e investigador principal.

Nuevo radiotrazador: Zirconio 89

Un equipo multidisciplinar formado por investigadores de los departamentos de Oncología y de Medicina Nuclear de la Clínica, junto con investigadores del Cima, han probado de forma preliminar y preclínica el uso de Zirconio 89 como nuevo radiotrazador que permite una evaluación de respuesta al tratamiento de inmunoterapia más precisa. 

“En este caso hemos decidido estudiarlo mediante el empleo del radiotrazador Zirconio 89 unido al fármaco de inmunoterapia que administramos como tratamiento en un modelo preclínico de cáncer de pulmón.

De esa forma, mediante el Zirconio, marcamos las células del sistema inmune y en la imagen del microPET podemos ver dónde se ha unido el anticuerpo. Si lo ha hecho en el tumor podemos asegurar que las células del sistema inmune están infiltrando la lesión tumoral y, por lo tanto, ejerciendo una actividad antitumoral más allá de que la lesión tumoral haya incrementado su tamaño fruto de ese incremento de la población celular”, describe.

Esta nueva herramienta permite comparar las imágenes obtenidas con los métodos de evaluación tradicionales para confirmar si el crecimiento visto se debe a una mayor población de células inmunes que están actuando para eliminar el tumor.

Consecuencias en el paciente

Este hecho clínicamente se denomina pseudoprogresión de la enfermedad y, en algunos tumores como el cáncer de pulmón, puede suceder hasta en el 10-15% de los casos. “Radiológicamente o por PET con un radiotrazador convencional, parece una progresión de la enfermedad, pero realmente no lo es. Y no ser capaz de distinguirlo puede llevar a que en un paciente que aparentemente está yendo todo bien, la evaluación de la respuesta muestre un crecimiento que parezca ir mal. Una confusión que puede llevar a decidir interrumpir de forma anticipada y errónea un tratamiento que, en realidad, sí está ofreciendo una respuesta antitumoral y eficaz sobre el paciente”, apunta el Dr. Gil Bazo.

Actualmente, para resolver la pseudoprogresión se repite un mes más tarde la evaluación de respuesta con el objetivo de ver si sigue creciendo, en cuyo caso se considera una verdadera progresión de la enfermedad, o si, por el contrario, comienza a reducir y en tal caso se asume que la inmunoterapia está funcionando. “Pero sigues sin tener la certeza y, sobre todo, estás demorando la toma de decisiones un mes, que en un paciente oncológico es un tiempo relevante, especialmente si la terapia no está funcionando, el deterioro aumenta y el paciente ha perdido un mes”.

De ahí, la importancia de continuar con esta línea de investigación, enmarcada en la apuesta por una medicina personalizada y de precisión de la línea estratégica de Oncología de la Estrategia 2025 de la Universidad de Navarra, que permita determinar en cada paciente si el tratamiento está funcionando o no. 

Beca para investigación en cáncer de pulmón

Por otra parte, y en el contexto del citado Congreso Nacional de Oncología Médica, el Dr. José Luis Pérez Gracia, especialista de la Clínica, ha recibido la Beca Janssen para un proyecto de investigación traslacional que pretende caracterizar a los individuos con fenotipos extremos de alto y bajo riesgo de desarrollar cáncer de pulmón asociado a tabaco.

En el mismo ámbito de la investigación traslacional, el Dr. Diego Salas Benito ha recibido la Beca de la Fundación Cris Contra el Cáncer para realizar una estancia formativa de dos años en el Massachusetts General Hospital Cancer Center (Estados Unidos). Y el Dr. Rodrigo Sánchez Bayona, antiguo residente del Departamento de Oncología, ha recibido el Premio MERCK “Somos Futuro”, que reconoce los méritos formativos y profesionales de los médicos residentes de Oncología Médica.

Diez especialistas de la Clínica Universidad de Navarra han participado como ponentes en el Congreso Nacional de Oncología Médica, celebrado durante toda esta semana. Además de los doctores Ignacio Gil Bazo y Antonio González, codirectores del Departamento de Oncología Médica, se ha contado con la presencia de los doctores Marta Santisteban, Luis Chiva, José Luis Pérez Gracia, Eduardo Castañón, Salvador Martín Algarra, Luisa Sánchez y Javier Serrano.

Destaca también en esta cita la intervención de Joana Reís, supervisora de Enfermería Clínica, y de Ainhoa Guembe, del Servicio de Gestión de Calidad y Procesos, ponentes en una sesión dedicada a nuevas figuras profesionales en las unidades de investigación clínica.

SOLICITE