Biopsia con punción con aguja fina

"Disponemos de varias técnicas de biopsia para lograr una muestra de tejido del hígado para analizar. Realizar una biopsia no siempre significa que el paciente tenga cáncer".

DR. JOSÉ IGNACIO HERRERO SANTOS
ESPECIALISTA. UNIDAD DE HEPATOLOGÍA

La biopsia con aspiración de aguja fina o PAAF es una prueba diagnóstica que consiste en la extracción de una muestra total o parcial de tejido para ser examinada al microscopio por un patólogo.

La mayoría de biopsias se realizan con una aguja muy fina y una jeringa que se le acopla para aspirar algunas células que serán teñidas y analizadas. Este estudio se llama citología. Se asocia con un bajo índice de complicaciones debido al pequeño calibre de la aguja empleada.

Sin embargo, a veces, la citología no es suficiente para caracterizar la alteración y entonces se necesita una muestra más grande de tejido para analizar. La muestra será fijada, teñida y cortada para que la estudie el médico patólogo. Este procedimiento se llama histología y requiere el uso de una aguja más gruesa para la obtención de más muestra.

¿Cuándo está indicada?

Durante el transcurso de su estudio médico, alguna de las pruebas de imagen (Rayos X, Ecografía, TC; RM,...) puede haber mostrado algún tipo de alteración de naturaleza desconocida. Además, existen procesos inflamatorios o infecciosos que, en los estudios de imagen, son indistinguibles del cáncer.

En estas situaciones su médico, aunque considere que su problema es benigno, quiere asegurarse con una muestra de tejido.

Indicaciones más frecuentes de esta prueba:

  • Cáncer de mama.
  • Cáncer de tiroides.
  • Nódulos o quistes mamarios.
  • Nódulos tiroideos.
  • Trastornos hepáticos.

¿Tiene alguna de estas enfermedades?

Puede que sea necesario realizarle una biopsia

¿Cómo se realiza?

La prueba se realiza en ayunas y después de haber comprobado que no existen contraindicaciones.

Para la punción aspiración con aguja fina (PAAF) normalmente no es necesario estar ingresado pero debe permanecer en reposo durante unas dos horas después de realizada.

La duración de este procedimiento es muy variable según el procedimiento y el tipo de sedación administrada. Se debe permanecer un tiempo en observación (hasta 4 horas para una punción pulmón).

Se intenta que el paciente no sufra dolor utilizando anestésicos locales o baja sedación (se mantiene consciente). Se adapta al tipo de paciente y a su situación. La prueba es normalmente bien tolerada.

Muchas veces el paciente no refiere molestias aunque no es extraño sentir un ligero dolor irradiado al hombro. En ese caso, avise al personal de enfermería para que le proporcionen un analgésico.

Para guiarnos en el procedimiento se usan técnicas de imagen computerizadas (Ecografía y TC). Puede realizarse indistintamente por cualquier técnica pero se decide por una u otra según el tipo de alteración y de los estudios previos.

Cuando usamos TC como guía, colocamos la aguja en la anomalía en cuestión y lo confirmamos realizando un corte tomográfico de la zona.

Cuando utilizamos ecografía, lo confirmamos visualizando en la pantalla la aguja situada en la lesión.

El citopatólogo se encuentra presente durante el procedimiento y será el encargado de asegurarse de que existe material suficiente para el diagnóstico y, si no lo considera suficiente, se repetirá las veces que se consideren necesarias.

Sólo muy ocasionalmente y debido a múltiples causas, la muestra puede no ser diagnóstica.

  • No deben tomarse fármacos que puedan predisponer al sangrado (antiinflamatorios, anticoagulantes...) Se le preguntará antes de realizar el procedimiento.
  • Haga saber si tiene problemas de coagulación. No obstante, se realizarán pruebas de coagulación antes del procedimiento.
  • Para disminuir el riesgo de sangrado debe permanecer en ayunas y en reposo con compresión sobre la zona de punción durante unas cuatro horas después de la realización de la prueba.
  • La piel se limpia con una solución yodada para erradicar las bacterias que viven en ella. Se usan materiales estériles y desechables (guantes, agujas estériles).
  • La posición de la aguja es seguida por imagen para evitar vasos sanguíneos y minimizar el riesgo de sangrado.
  • Sangrado: Existe un pequeño riesgo, que es directamente proporcional al calibre de la aguja usada, así el riesgo de sangrado por PAAF es muy bajo (a no ser que exista un trastorno de coagulación) y este riesgo se aumenta ligeramente cuando se usan agujas más gruesas, pero sigue siendo una complicación rara. También depende de la zona que hay que puncionar, siendo las biopsias hepáticas las que están asociadas a un mayor riesgo de sangrado por su rica vascularización.En la mayoría de los casos el sangrado es limitado y sólo precisa un control de unas horas después del procedimiento.
  • Neumotórax (fuga de aire desde el pulmón): representa un riesgo significativo en las biopsias de pulmón. No requiere tratamiento a no ser que sea de gran tamaño y entonces será necesaria hospitalización y colocar un tubo de drenaje para evacuar el aire y sellar la fuga.
  • Existe un riesgo teórico de infección, pero es muy raro si se cumplen las medidas de esterilidad. Si la patología es de origen infeccioso, el riesgo es más elevado.

En caso de que presente dolor persistente que no desaparece tras medicación estándar, falta de aire, debilidad, obnubilación, fiebre o escalofríos debe consultar al facultativo.

¿Dónde la realizamos?

EN NAVARRA Y MADRID

NUESTRO EQUIPO MÉDICO

Especialistas del Servicio de Anatomía Patológica

Disponemos de las instalaciones y la dotación tecnológica más avanzada, con un sistema de gestión integral propio.

Colaboramos con todos los departamentos de nuestro centro y formamos parte de diversas áreas multidisciplinares.

Tenemos gran experiencia en biología molecular, una técnica de alta sensibilidad, especificidad y rapidez. Somos especialistas en el estudio intraoperatorio, necesario para la toma de decisiones durante la cirugía, algo que requiere una alta especialización y una gran coordinación con el cirujano.

Organizados en secciones especializadas

  • Análisis de imagen y telepatología.
  • Autopsia clínica.
  • Histotecnia.
  • Inmunohistoquímica.
  • Laboratorio de estudio intraoperatorio y macroscopía.
  • Microscopía electrónica.
  • Técnicas de biología molecular.
Imagen de la fachada de consultas de la sede en Pamplona de la Clínica Universidad de Navarra

¿Por qué en la Clínica?

  • Realizamos programas de Control de Calidad en Biología Molecular e Inmunohistoquímica, acreditados por la Sociedad Española de Anatomía Patológica.
  • Consulta de 2ª opinión para corroborar un informe anatomopatológico.
  • Asesoramos al paciente para explicarle todas las dudas que pueda tener.