Osteonecrosis de rodilla

"Si se afecta una gran parte de la superficie ósea, o si su dolor no mejora con un tratamiento no quirúrgico, puede recomendarse una cirugía".

DR. ANDRÉS VALENTÍ AZCÁRATE
ESPECIALISTA. DEPARTAMENTO DE CIRUGÍA ORTOPÉDICA Y TRAUMATOLOGÍA

La osteonecrosis de la rodilla, también conocida como necrosis avascular de rodilla, es una afección dolorosa que se produce cuando se interrumpe el suministro de sangre a una sección del hueso.

La osteonecrosis en última instancia puede conducir a la destrucción de la articulación de la rodilla y la artrosis severa.

Cuando la osteonecrosis se diagnostica temprano, el tratamiento puede implicar tomar medicamentos para aliviar el dolor o limitar el uso de la rodilla afectada.

Sin embargo, para los pacientes con osteonecrosis más avanzada, el tratamiento casi siempre consiste en una cirugía.

Imagen del icono de la consulta de Segunda Opinión. Clínica Universidad de Navarra

¿Necesita una segunda opinión a distancia?

Nuestros profesionales le harán una valoración médica sin que tenga que moverse de casa.

¿Cuáles son los síntomas de la osteonecrosis de rodilla?

El dolor es el síntoma más característico de las lesiones osteocondrales de la rodilla. Además, los pacientes pueden sufrir derrame articular, bloqueos, sensación de fallos y otros síntomas no específicos.

Las lesiones condrales hace referencia a lesiones de cartílago (condrales) o lesiones de mayor profundidad de hueso y cartílago (osteocondrales) delimitadas por hueso sano.

Este tipo de lesiones y su evolución dependerá de multitud de factores como la superficie afectada, edad del paciente y situación general entre otros.

Síntomas más habituales:

  • Dolor de rodilla.
  • Inflamación y derrame articular.
  • Bloqueo.
  • Impotencia funcional.

¿Tiene alguno de estos síntomas?

Puede que tenga un problema de osteonecrosis de la rodilla

¿Cómo se trata la osteonecrosis de rodilla?

El tratamiento para la osteonecrosis depende de varios factores, la etapa de la enfermedad, la cantidad de hueso afectado y la causa subyacente de la enfermedad
 

En las primeras etapas de la osteonecrosis, el tratamiento es no quirúrgico.

Si el área afectada de la rodilla es pequeña, todo lo que se necesita es un tratamiento es control del dolor e inflamación con antiinflamatorios no esteroides (AINEs), infiltraciones de corticoides, factores de crecimiento de plaquetas…

La limitación de la actividad de la rodilla puede ayudar a aliviar los síntomas junto con el uso de rodillera y frío local. Además, puede ser recomendable evitar ciertas actividades que provoquen síntomas dolorosos.

Si se afecta una gran parte de la superficie ósea, o si su dolor no mejora con un tratamiento no quirúrgico, puede recomendarse una cirugía. 

Hay varios procedimientos diferentes dependiendo de la extensión de la lesión, edad y tiempo de duración:

  • Desbridamiento artroscópico para ayudar a promover el flujo de sangre e inducir una reacción de curación.
  • Perforaciones de descompresión (microfracturas). Este procedimiento consiste en crear canales para descomprimir y favorecer que nuevos vasos sanguíneos nutran las áreas afectadas de la rodilla.
  • Injerto osteocondral (hueso y cartílago). Un injerto óseo es un tejido óseo sano que se trasplanta a un área del cuerpo donde se necesita. El tejido se puede extraer de un donante (aloinjerto) o de otro hueso de su cuerpo (autoinjerto) mediante diversas técnicas como la mosaicopasltia.
  • Implantación autóloga de condrocitos (ACI). Este es un procedimiento de dos etapas. En la primera etapa, su médico realiza un procedimiento artroscópico para extraer una pequeña cantidad de células productoras de cartílago (condrocitos) de su rodilla. Estos condrocitos se envían a un laboratorio donde se cultivan (multiplican) hasta 6 semanas para obtener más células.
    En la segunda etapa, su médico realiza otro procedimiento para implantar los condrocitos en el área de la rodilla con pérdida de cartílago. Luego, las células crecen en la articulación, reemplazando el cartílago dañado por cartílago sano.
  • Osteotomía: En una osteotomía, se realiza un cambio en el eje de carga del hueso. Cambiar el peso del lado dañado de la articulación ayudará a aliviar el dolor y mejorar la función.
  • Prótesis total o unicompartimental (parcial) de rodilla. Si la enfermedad ha avanzado hasta el punto donde el hueso ya se ha colapsado, es posible que necesite una cirugía para reemplazar las partes dañadas de su rodilla.

Para la mayoría de los pacientes, el tratamiento para la osteonecrosis tiene éxito para aliviar el dolor y mejorar la función. Sin embargo, los resultados varían según la etapa de la enfermedad en el momento del diagnóstico y el tipo de tratamiento.

¿Dónde lo tratamos?

EN NAVARRA Y MADRID

El Departamento de Cirugía Ortopédica y Traumatología
de la Clínica Universidad de Navarra

El Departamento de Cirugía Ortopédica y Traumatología cubre de forma completa el amplio espectro de afecciones congénitas o adquiridas del sistema músculo-esquelético incluyendo los traumatismos y sus secuelas.

Desde 1986 la Clínica Universidad de Navarra cuenta con un excelente banco de tejido osteotendinoso para disponer de injertos óseos y ofrecer las mejores alternativas terapéuticas.

Organizados en unidades asistenciales

  • Cadera y rodilla.
  • Columna vertebral.
  • Extremidad superior.
  • Ortopedia pediátrica.
  • Tobillo y pie.
  • Tumores musculoesqueléticos.
Imagen de la fachada de consultas de la sede en Pamplona de la Clínica Universidad de Navarra

¿Por qué en la Clínica?

  • Expertos en cirugía artroscópica.
  • Profesionales altamente cualificados que realizan técnicas pioneras para solucionar lesiones traumatológicas.
  • Uno de los centros con mayor experiencia en tumores óseos.

Nuestro equipo de profesionales

Más preparados que nunca para seguir cuidándole

Actualizamos semanalmente los protocolos de seguridad con la última evidencia científica
y el conocimiento de los mejores centros internacionales con los que colaboramos.

SOLICITE