Prótesis de rodilla

"La artrosis está asociada con frecuencia al sobrepeso y/o a la presencia de deformidades angulares, especialmente en la rodilla. Hay que valorar muy bien el momento de colocar una prótesis".

DR. ANDRÉS VALENTÍ AZCÁRATE
ESPECIALISTA. DEPARTAMENTO DE CIRUGÍA ORTOPÉDICA Y TRAUMATOLOGÍA

La prótesis de rodilla es un tratamiento que se realiza frecuentemente en pacientes que sufren artrosis de rodilla.

Cuando la rodilla está tan dañada y todos los demás tratamientos han fracasado, se puede realizar el reemplazo de la articulación de la rodilla por una prótesis.

Existe una amplia variedad de opciones que permiten al cirujano personalizar la prótesis de rodilla dependiendo del daño, de la edad y del nivel de actividad física del paciente.

Para poder ofrecer la solución más adecuada a cada paciente, el Departamento de Cirugía Ortopédica y Traumatología de la Clínica está organizado en unidades asistenciales, entre las que se encuentra la unidad asistencial de cadera y rodilla. De esta manera, los profesionales están dedicados de forma preferencial a estas enfermedades.

La Clínica tiene en marcha líneas de investigación en este área, entre las que se encuentra un ensayo clínico multicéntrico para el tratamiento de la artrosis de rodilla mediante la infiltración de células madre adultas de la médula ósea del propio paciente.

Asimismo, la Clínica cuenta con banco de tejido osteotendinoso que permite ofrecer las mejores alternativas terapéuticas a cada paciente.

 

¿Cuándo está indicada la prótesis de rodilla?

La articulación de la rodilla está formada principalmente por la unión entre dos huesos: el fémur, que da la estructura a la región del muslo, y la tibia. Es una articulación que desarrolla con frecuencia artrosis al ser "de carga" y soportar el peso de todo el cuerpo.

Los huesos que están dentro de la rodilla están recubiertos de cartílago, que evita el roce de hueso con hueso en los movimientos de la rodilla, facilitando el deslizamiento y amortiguando los golpes. Es el desgaste con los años y el envejecimiento de los cartílagos lo que origina la artrosis.

<p>Imagen preview del infográfico sobre la artrosis de rodilla y su tratamient con células madre</p>

Conozca en qué consiste la artrosis de rodilla.

Indicaciones más frecuentes de este tratamiento:

¿Tiene una artrosis de rodilla muy avanzada?

Puede que sea necesario colocarle una prótesis de rodilla

¿Cómo se realiza la prótesis de rodilla?

La intervención quirúrgica dura una hora y puede requerir trasfusión sanguínea.

Cuando el deterioro de la rodilla y el dolor impiden caminar, está indicada la sustitución de las superficies articulares por una prótesis. Son reproducciones de los huesos que forman la rodilla, fabricados con diversos metales y materiales plásticos que favorecen la flexión y la extensión de la rodilla.

La intervención quirúrgica se realiza bajo anestesia general o epidural. Es necesario efectuar una incisión para cortar y extraer parcialmente la parte de los huesos -fémur, tibia y peroné- situada en la zona próxima a la rodilla, para sustituir la articulación por la prótesis.

El tipo de implante que se utiliza depende del paciente, su edad y el estado en el que se encuentren los huesos.

Esta operación dura alrededor de una hora y, en alguna ocasión, puede precisar una transfusión sanguínea posterior, ya que la sección de los huesos suele producir una pérdida de sangre considerable. No obstante, las técnicas actuales y los sistemas de recuperación de sangre disminuyen mucho la necesidad de una transfusión.

Tras la intervención se puede mantener colocado un tubo de drenaje para eliminar los restos de sangre acumulados en las superficies de los huesos seccionados, drenaje que debe vigilarse para controlar el grado de hemorragia.

Más del 90% de las prótesis tienen una duración superior a los 10 años

El paciente al que se le implanta una prótesis de rodilla puede, por lo general, incorporarse al trabajo de esfuerzo en un plazo de entre 3 y 6 meses. Dependiendo de la movilidad de la rodilla se le permite conducir entre uno y dos mes después de la operación.

En cuanto al seguimiento del implante, más del 90% de las prótesis tienen una duración superior a los 10 años. A largo plazo, el principal problema que surge consiste en el despegamiento o aflojamiento de los componentes y el reblandecimiento de los huesos.

Transcurrida una década, el 20% de las prótesis puede mostrar en las radiografías signos de aflojamiento, pero sólo un 10% provoca molestias y puede requerir una nueva intervención.

¿Dónde la realizamos?

EN NAVARRA Y MADRID

NUESTRO EQUIPO MÉDICO

Especialistas del Departamento de Cirugía Ortopédica y Traumatología

El Departamento de Cirugía Ortopédica y Traumatología cubre de forma completa el amplio espectro de afecciones congénitas o adquiridas del sistema músculo-esquelético incluyendo los traumatismos y sus secuelas.

Desde 1986 la Clínica Universidad de Navarra cuenta con un excelente banco de tejido osteotendinoso para disponer de injertos óseos y ofrecer las mejores alternativas terapéuticas.

Organizados en unidades asistenciales

  • Cadera y rodilla.
  • Columna vertebral.
  • Extremidad superior.
  • Ortopedia pediátrica.
  • Tobillo y pie.
  • Tumores musculoesqueléticos.
Imagen de la fachada de consultas de la sede en Pamplona de la Clínica Universidad de Navarra

¿Por qué en la Clínica?

  • Expertos en cirugía artroscópica.
  • Profesionales altamente cualificados que realizan técnicas pioneras para solucionar lesiones traumatológicas.
  • Uno de los centros con mayor experiencia en tumores óseos.

Nuestro equipo de profesionales

COVID-19