Cookie Consent by PrivacyPolicies.com

Choque femoroacetabular

"Mediante la cirugía minimamente invasiva somos capaces de corregir los defectos de la cadera, logrando muy buenos resultados". 

DR. JOSÉ MARÍA LAMO DE ESPINOSA VÁZQUEZ DE SOLA
ESPECIALISTA. DEPARTAMENTO DE CIRUGÍA ORTOPÉDICA Y TRAUMATOLOGÍA

El choque femoroacetabular es una patología de la articulación de la cadera, cuyo origen desconocemos actualmente, que puede afectar a cualquiera de los dos elementos que participan en el juego de la cadera: el acetábulo y el fémur.

El acetábulo es la porción articular cóncava de la superficie de la pelvis, con la cual se articula la cabeza del fémur, formando la articulación de la cadera.

Afecta principalmente a jóvenes que practican deporte. La falta de esfericidad de la cabeza del fémur hace que se produzca dolor al realizar ciertas actividades.

Imagen del icono de la consulta de Segunda Opinión. Clínica Universidad de Navarra

¿Necesita una segunda opinión?

Nuestros profesionales le harán una valoración médica sin que tenga que moverse de casa.

¿Cuáles son los síntomas habituales?

Empieza a manifestarse en la mayoría de los casos como un dolor inguinal y, con menor frecuencia, en la región trocanterea (cadera), glúteos o en la cresta ilíaca.

El dolor se presenta durante o después de la práctica deportiva, cuando se permanece un rato sentado o bien al levantarse, después de estar un tiempo sedente.

También puede manifestarse como una lenta pérdida de la movilidad del juego de la cadera, a veces sin dolor alguno.

Los síntomas más habituales son:

  • Dolor inguinal.
  • Incapacidad funcional.
  • Molestias al caminar.

¿Tiene alguno de estos síntomas?

Puede que presente un choque femoroacetabular

¿Cuáles son las causas?

El choque femoroacetabular suele deberse a la presencia de un abultamiento en el cuello del fémur (CAM) o en el acetábulo (PINCER).

1. El choque tipo CAM acostumbra a ocurrir en pacientes jóvenes, activos y de sexo masculino. El abultamiento en el cuello femoral choca con el reborder acetabular y va a producir una lesión en el cartílago adyacente en el acetábulo.

2. El borde anterolateral del acetábulo protuye tanto que choca con el cuello del fémur en gestos de flexión y rotaciones de cadera (Pincer impingement). Ocurre más frecuente en mujeres atléticas de mediana edad

No se conoce con certeza el por qué se ocasiona el crecimiento imperfecto de los huesos afectados.

Los traumas en la cadera, o los deportes que ocasionan fricciones repetidas del fémur contra la pelvis, con posiciones agachadas forzadas y mantenidas (como las de los jugadores de hockey hielo, o los pilotos de motociclismo), podrían ocasionar lesiones en el labrum (anillo cartilaginoso que rodea al acetábulo).

¿Cómo se diagnostica?

img_resonancia_magnetica

Distintos estudios han demostrado que el choque femoroacetabular, que se sospecha que afecta al 15% de la población, podría ser el causante de hasta el 70% de las artrosis hasta ahora consideradas idiopáticas, que afectan a menores de 50 años y que pueden acabar en prótesis.

La entrevista personal con el paciente, además de las pruebas diagnósticas (radiografía, resonancia magnética) son fundamentales para confirmar la patología.

Las radiografías revelan las imperfecciones óseas y la resonancia nos ayuda a visualizar las posibles lesiones.

¿Cómo lo tratamos?

Una vez diagnosticado el problema, las primeras propuestas al paciente son el uso de medicación antiinflamatoria y un protocolo de fisioterapia que ayude a corregir los movimientos perjudiciales, a la vez que alivie el dolor.

Las infiltraciones intra-articulares suelen reducir o hacer desaparecer el dolor, en ocasiones, temporalmente y otras veces por un periodo largo.

Cumplen dos funciones, por un lado si el dolor proviene de la cadera (y no de otros zonas cercanas como podría ser la columna, el pubis, los glúteos) la medicación infiltrada en el interior aliviará el dolor.

A la vez, se confirma el diagnóstico. Si se alivia el dolor, es un signo más de que el dolor proviene de la cadera y no de la columna.

Según el grado de deterioro degenerativo articular y el comienzo de la clínica, existen las siguientes opciones terapéuticas:

  • Artroscopia de cadera, para la reparación de las lesiones de grado 1.
  • Osteoplastia femoroacetabular. Con ella se consigue el establecimiento de una circonducción ampliada que elimina el choque femoroacetabular. Los autores indican esta técnica en los grados 1 y 2.
  • Osteotomías correctoras, que proporcionen una articulación más congruente, Todas las osteotomías también quedarán reservadas a los grados 1 y 2.
  • Artroplastia o sustitución por una prótesis de cadera. Grado 3.

¿Dónde lo tratamos?

EN NAVARRA Y MADRID

NUESTRO EQUIPO MÉDICO

Especialistas del Departamento de Cirugía Ortopédica y Traumatología

El Departamento de Cirugía Ortopédica y Traumatología cubre de forma completa el amplio espectro de afecciones congénitas o adquiridas del sistema músculo-esquelético incluyendo los traumatismos y sus secuelas.

Desde 1986 la Clínica Universidad de Navarra cuenta con un excelente banco de tejido osteotendinoso para disponer de injertos óseos y ofrecer las mejores alternativas terapéuticas.

Organizados en unidades asistenciales

  • Cadera y rodilla.
  • Columna vertebral.
  • Extremidad superior.
  • Ortopedia pediátrica.
  • Tobillo y pie.
  • Tumores musculoesqueléticos.
Imagen de la fachada de consultas de la sede en Pamplona de la Clínica Universidad de Navarra

¿Por qué en la Clínica?

  • Expertos en cirugía artroscópica.
  • Profesionales altamente cualificados que realizan técnicas pioneras para solucionar lesiones traumatológicas.
  • Uno de los centros con mayor experiencia en tumores óseos.

Los mejores profesionales a su disposición