Cuidados tras un trasplante cardíaco

El trasplante cardíaco es la mejor alternativa de tratamiento para los pacientes que padecen insuficiencia cardíaca terminal de cara a mejorar su calidad de vida y supervivencia.

Es fundamental que siga las indicaciones de los cirujanos cardíacos y enfermeras en todo lo referente a tomar la medicación y de la práctica de hábitos de vida saludables.

Le señalamos unas recomendaciones que debe tener en cuenta para que poco a poco vaya haciendo una vida normal.

CONTROL DIARIO AL ALTA

  • Una vez que haya sido dado/a de alta, es recomendable que controle su peso (en ayunas), presión arterial y temperatura, anotando los valores en una libreta que llevará consigo cada vez que tenga consulta.

HIGIENE

  • Es importante que mantenga una higiene corporal consistente en una ducha diaria, lavado de manos antes de las comidas y después de ir al servicio. Deberá realizar un cepillado de dientes después de cada comida y acudir a la revisión dental anual.
  • No realizar obras en la vivienda durante el primer año del trasplante.
  • Evitará el contacto con personas afectas de procesos infecciosos (infecciones respiratorias, catarro, gripe, infecciones gastrointestinales, etc) especialmente en los tres primeros meses del trasplante.
  • Evitará frecuentar locales públicos masificados y mal ventilados.

DIETA

  • Es fundamental que lleve una dieta cardiosaludable y equilibrada. Todo ello evitará que aumente de peso y que retenga líquidos.

EJERCICIO

  • Durante el primer mes realizará un reposo relativo, evitando sobre todo los esfuerzos con los brazos.
  • Deberá caminar una hora seguida por la mañana, intentando progresivamente aumentar el ritmo hasta llegar a caminar dos horas al día (mañana y tarde).
  • Otros deportes recomendados pueden ser la natación, bicicleta o gimnasia a partir del 2º mes de la intervención.
COVID-19