DICCIONARIO MÉDICO

Tolazamida

¿Qué es la tolazamida?

La tolazamida es un fármaco hipoglucemiante oral que pertenece al grupo de las sulfonilureas, utilizado en el tratamiento de la diabetes mellitus tipo 2. Su mecanismo de acción se basa en la estimulación de la liberación de insulina por las células beta del páncreas, lo que conduce a una disminución en los niveles de glucosa en sangre. Este medicamento es especialmente útil para pacientes que no pueden controlar adecuadamente su glucemia mediante cambios en la dieta y el ejercicio físico, y que no requieren tratamiento con insulina exógena.

El efecto hipoglucemiante de la tolazamida se debe a su capacidad para unirse a los receptores de sulfonilurea en las células beta pancreáticas, lo que provoca el cierre de los canales de potasio sensibles al ATP. Esta acción resulta en la despolarización de la membrana celular, la apertura de canales de calcio y el consiguiente aumento en la concentración intracelular de calcio. Estos eventos inducen la exocitosis de los gránulos de insulina, liberando así la hormona al torrente sanguíneo y promoviendo la captación de glucosa por los tejidos periféricos.

La tolazamida se administra por vía oral, y su absorción es rápida y completa en el tracto gastrointestinal. El medicamento se une extensamente a las proteínas plasmáticas y se metaboliza en el hígado, dando lugar a metabolitos inactivos que se eliminan principalmente a través de la orina. La vida media de la tolazamida varía entre 4 y 7 horas, lo que permite su administración una vez al día en la mayoría de los casos. Sin embargo, la dosis y el régimen terapéutico deben ser ajustados individualmente según la respuesta glucémica y la tolerancia del paciente.

El uso de la tolazamida puede asociarse con diversos efectos secundarios, entre los cuales destacan las reacciones hipoglucémicas, caracterizadas por síntomas como mareos, sudoración, temblores y confusión. Estas reacciones pueden ser potencialmente graves, por lo que es fundamental que los pacientes sean instruidos sobre cómo reconocerlas y tratarlas adecuadamente. Otros efectos adversos incluyen trastornos gastrointestinales, como náuseas y diarrea, así como reacciones alérgicas o de hipersensibilidad, que pueden manifestarse como erupciones cutáneas, prurito o, en casos raros, angioedema.

Es importante destacar que la tolazamida está contraindicada en pacientes con diabetes mellitus tipo 1, insuficiencia renal o hepática grave, y en aquellos con antecedentes de hipersensibilidad a las sulfonilureas o a cualquiera de los componentes del medicamento. Además, su uso debe ser cuidadosamente evaluado en pacientes con antecedentes de enfermedad cardiovascular, ya que existe cierto riesgo de agravar la isquemia miocárdica o desencadenar eventos tromboembólicos.

© Clínica Universidad de Navarra 2023

Imagen de un icono blanco con unas manos cuidando un corazón.

¿Quiere estar al día sobre temas de salud?

Reciba el boletín de la Clínica para estar al día de novedades y avances médicos