]

DICCIONARIO MÉDICO

Serológico

¿Qué es serológico?

El término serológico se refiere a todo lo relacionado con el suero, particularmente en el contexto de la detección y cuantificación de anticuerpos en el suero. Un examen serológico, por lo tanto, es una prueba de laboratorio diseñada para identificar y medir la presencia de anticuerpos o antígenos en el suero de un individuo. Estas pruebas juegan un papel esencial en la medicina y la inmunología, permitiendo a los profesionales de la salud diagnosticar infecciones, evaluar la respuesta inmunitaria a las vacunas y comprender la epidemiología de las enfermedades infecciosas.

El principio básico de un examen serológico es la interacción antígeno-anticuerpo. Los anticuerpos, también conocidos como inmunoglobulinas, son proteínas producidas por el sistema inmunológico en respuesta a la exposición a antígenos específicos. Los antígenos son sustancias que el sistema inmunológico reconoce como ajenas, y pueden ser partículas de virus, bacterias, parásitos, hongos, o incluso proteínas de una vacuna. Los anticuerpos tienen la capacidad de unirse específicamente a estos antígenos, formando un complejo antígeno-anticuerpo que puede ser detectado por diversas técnicas serológicas.

Existen varios tipos de pruebas serológicas, cada una con sus propias ventajas, limitaciones y aplicaciones. Estas incluyen ensayos de inmunoadsorción ligados a enzimas (ELISA), pruebas de inmunofluorescencia, pruebas de aglutinación, pruebas de neutralización y pruebas de inmunoprecipitación, entre otras. Algunas de estas pruebas son cuantitativas, proporcionando una medida de la cantidad de anticuerpos presentes en el suero, mientras que otras son cualitativas, indicando simplemente la presencia o ausencia de anticuerpos.

En la práctica clínica, los exámenes serológicos son una herramienta invaluable para el diagnóstico de una serie de infecciones, incluyendo el VIH, la hepatitis B y C, la rubéola, el sarampión, la enfermedad de Lyme y la sífilis, entre otras. Estas pruebas pueden proporcionar evidencia definitiva de una infección pasada o presente, y también pueden ser útiles para determinar la inmunidad a una enfermedad específica. Además, los exámenes serológicos son fundamentales para la vigilancia de las enfermedades infecciosas, permitiendo a los profesionales de la salud rastrear la propagación de una infección dentro de una población.

Los exámenes serológicos también son esenciales para evaluar la respuesta inmunitaria a las vacunas. Después de la administración de una vacuna, las pruebas serológicas pueden determinar si un individuo ha desarrollado anticuerpos contra el antígeno de la vacuna, lo cual es un indicador de una respuesta inmunitaria efectiva. Además, estos exámenes pueden utilizarse para monitorizar la duración de la inmunidad después de la vacunación y para estudiar los patrones de inmunidad a nivel de población.

© Clínica Universidad de Navarra 2023