Cookie Consent by PrivacyPolicies.com

Reposo y embarazo

El reposo relativo consiste en limitar la actividad física habitual, sobre todo en lo que se refiere a esfuerzos.

Se desaconseja hacer la compra cargando pesos, pasar la aspiradora, hacer las camas (porque implica agacharse y hacer fuerza para meter las sábanas debajo del colchón), coger a los hijos en brazos... Sí que se puede hacer la comida, dar paseos suaves, comprar el pan...

El reposo absoluto implica estar en la cama y no levantarse en ningún caso. Se valorará de forma individual situaciones, como por ejemplo, si la paciente puede ir al servicio o si puede ducharse.

Hay muchas situaciones durante el embarazo que pueden precisar reposo en su tratamiento.

En caso de hemorragias en el primer trimestre, se suele recomendar reposo relativo y abstinencia de las relaciones sexuales.

En las hemorragias del segundo y tercer trimestre, el tipo de reposo dependerá de la causa que originó los síntomas.

Si se debe a una ectopia del cuello del útero, no precisará reposo, pero si se debe a una placenta previa, recomendaremos reposo absoluto.

En casos de cerclaje en los que la paciente está asintomática, es decir, que no presenta contracciones, no es necesario adoptar ninguna medida y puede hacer vida normal.

Si el sangrado se produce tras una amniocentesis, el reposo deberá ser absoluto durante unos días. En caso de anemia severa, lo más importante será reponer los niveles de hemoglobina con hierro oral, endovenoso o, incluso, transfusión si la anemia es muy importante.

El reposo estará enfocado, sobre todo, a limitar los síntomas del cansancio.

Consejos durante el reposo absoluto

  • La inmovilización en la cama puede ser molesta.
  • Se recomiendan cambios posturales frecuentes, así como movilizar extremidades inferiores mediante flexión de los pies, acercar o alejar el empeine de la pierna...
  • También puede estar aconsejada la utilización de medios de compresión y, en algunos casos, heparina para prevenir trombosis.
  • Reposo y dieta: se debe de mantener una correcta ingesta de líquidos y de cantidad de fibra en las comidas.
  • En el caso de estreñimiento, se podrá dar uso puntual de laxantes a demanda.
  • Equipo de expertos: contamos con especialistas y un equipo de matronas especialmente formado en el control del embarazo. Disponemos de una Unidad de Neonatología con la última tecnología que garantiza los cuidados al recién nacido.
  • Asistencia individualizada y especializada: asistencia prenatal y del parto en embarazo de bajo y alto riesgo.
  • Tecnología avanzada: contamos con la última tecnología, como una ecografía de alta resolución en el diagnóstico prenatal.
  • Microcirugía tubárica: reversión de la ligadura de trompas.
  • Diagnóstico prenatal: evaluación de células fetales, líquido amniótico o membranas amnióticas para detectar anomalías fetales.