Anemia en el embarazo

Anemia por deficiencia de hierro durante el embarazo

La aparición de una anemia durante el embarazo es frecuente y suele estar debido a una falta de hierro, una anemia por deficiencia de hierro que ocurre por el aumento de las necesidades de este mineral durante el embarazo.

No suele representar una complicación seria, pero su detección y tratamiento deben ser norma sistemática en una buena asistencia prenatal.

Falta de hierro durante el embarazo

Las formas leves son tan frecuentes que han sido consideradas durante mucho tiempo como fisiológicas y, por tanto, no precisaban tratamiento. Sin embargo, cuando el nivel de hemoglobina va descendiendo y la madre se encuentra muy cansada, el ginecólogo valorará la necesidad de tomar suplementos de hierro durante el embarazo para recuperar la cantidad de hierro en el organismo.

¿Qué causa la anemia por deficiencia de hierro durante el embarazo?

Generalmente, en el embarazo el 90% de las anemias son anemias de tipo ferropénico, es decir se produce una anemia por una deficiencia de hierro.

Más raramente existen lo que se denomina las anemias megaloblásticas, en las cuales lo que ocurre es un déficit de la vitamina B12. Finalmente, existen otros pequeños grupos de anemias muy variadas y en cuya consideración no entraremos.

¿Cuáles son los síntomas de anemia por deficiencia de hierro durante el embarazo?

Normalmente, van a aparecer síntomas, como cansancio, palidez de la piel y de las mucosas, mareos, etc.

En casos más graves, en donde el nivel de hemoglobina desciende mucho, pueden aparecer palpitaciones, latidos del corazón irregulares, dificultad para respirar e incluso dolor en el pecho.

Es importante saber que los síntomas de la anemia, sobre todo en casos leves, pueden ser muy parecidos a los síntomas generales del embarazo. Por eso, los análisis de hemoglobina y hierro es algo que su ginecólogo practicará de manera sistemática durante los controles de su embarazo para detectar y controlar esta anemia por falta de hierro.

¿Cómo se diagnostica la anemia en el embarazo?

En general, el diagnóstico es bastante sencillo de realizar, ya que, a partir de la clínica que puede manifestar la paciente, con un simple análisis de sangre podemos determinar si existe o no existe anemia y este análisis, asimismo, va poder orientar sobre su origen.

A este análisis de sangre se denomina hemograma y se realiza de manera periódica a lo largo de todo el embarazo.

¿Cómo afecta al bebé la anemia por falta de hierro en el embarazo?

En general, las necesidades fetales no van a sufrir un menoscabo por la deficiencia materna de hierro o de vitamina B12, incluso en presencia de anemias maternas importantes.

Sin embargo, habrá de ser cuidadoso en los casos de anemias graves (cifras de hemoglobina < 7 g.%).

En estos casos, es conveniente realizar un consulta al hematólogo para evaluar más detalladamente la situación.

Estas formas graves sí que pueden tener una influencia claramente negativa en la gestación, ya que existe un mayor porcentaje de aborto o de parto pretérmino, un aumento de la mortalidad perinatal, un incremento del riesgo de infecciones puerperales, etc.

¿Cómo se trata la anemia en el embarazo?

El tratamiento de este tipo de anemias, fundamentalmente, es la reposición de aquello que es deficitario, es decir, hierro, en caso que sea una anemia ferropénica, o vitamina B, en caso de que sea una anemia megaloblástica.

Generalmente, este tratamiento ha de instaurarse en el momento en que se detecta la anemia y debe de mantenerse durante toda la gestación, incluso en los meses posteriores al parto.

  • Equipo de expertos: contamos con especialistas y un equipo de matronas especialmente formado en el control del embarazo. Disponemos de una Unidad de Neonatología con la última tecnología que garantiza los cuidados al recién nacido.
  • Asistencia individualizada y especializada: asistencia prenatal y del parto en embarazo de bajo y alto riesgo.
  • Tecnología avanzada: contamos con la última tecnología, como una ecografía de alta resolución en el diagnóstico prenatal.
  • Microcirugía tubárica: reversión de la ligadura de trompas.
  • Diagnóstico prenatal: evaluación de células fetales, líquido amniótico o membranas amnióticas para detectar anomalías fetales.

Consejos de prevención de la anemia por deficiencia de hierro

Durante el embarazo, sobre todo en el primer trimestre, aumentan los requirimientos de hierro en el organismo. Se recomienda realizar una ingesta de hierro de aproximadamente 30 mg al día.

Una buena alimentación también puede prevenir la anemia por deficiencia de hierro durante el embarazo. Algunos alimentos ricos en hierro son las carnes rojas magras, la carne de ave y el pescado. Otras opciones comprenden los cereales de desayuno con suplementos de hierro, zumo de ciruela, legumbres y los guisantes.

El hierro que proviene de los productos de origen animal, como la carne, se absorbe más fácilmente. Para mejorar la absorción de hierro de las fuentes vegetales y de los suplementos, hay que consumirlos al mismo tiempo de un alimento o una bebida que tenga alto contenido de vitamina C —como el zumo de naranja, el zumo de tomate o las fresas.

Las vitaminas prenatales, en general, contienen hierro. Tomar una vitamina prenatal que contiene hierro puede ayudar a prevenir y a tratar la anemia por deficiencia de hierro durante el embarazo. Será su ginecólogo, después de realizar los análisis de sangre correspondientes, el que le indique si debe tomar vitaminas o suplementos de hierro.

¿Quieres cuidarte? Elige tu curso

Entrenamiento y nutrición

En este curso aprenderás sobre los cambios que sufre la mujer en el embarazo, las demandas nutricionales que con lleva este periodo, la importancia de la suplementación (vitaminas y minerales) y de igual forma aprender a diseñar y programar entrenamientos para la mujer embarazada y la introducción al ejercicio post parto.

Aprendo, me cuido y disfruto

Curso ameno y cercano para aprender todo lo necesario sobre embarazo, portparto y el recien nacido.

En este videocurso no solo se centra exclusivamente en el parto, sino que se profundiza en las etapas más significativas como son el embarazo y el postparto, teniendo una presencia fundamental la atención al recién nacido.