El proyecto BRAVƎ de regeneración cardíaca avanza a pesar de la COVID-19

La Clínica Universidad de Navarra reúne al consorcio europeo para valorar las dificultades y éxitos de este primer año coincidente con la pandemia global 

19 de noviembre de 2020

La Clínica Universidad de Navarra acoge hoy y mañana la reunión anual del proyecto BRAVƎ, una investigación colaborativa europea de regeneración cardíaca que busca recuperar la funcionalidad de un corazón infartado combinando bioingeniería y células madre cardíacas. Durante dos jornadas se darán cita en formato virtual los representantes de este consorcio europeo conformado por 14 instituciones de España, Bélgica, Países Bajos, Alemania, Portugal e Irlanda. 

El objetivo principal de la reunión anual es analizar las dificultades y avances logrados en este complejo año de inicio del proyecto, alterado por la pandemia global provocada por la Covid-19. “El mayor desafío durante este año ha sido conseguir que todos los socios pudiéramos desarrollar nuestra investigación al mismo tiempo y establecer formas de trabajo coordinadas para lograr avanzar en el proyecto", apunta el Dr. Felipe Prósper, director del Área de Terapia Celular y responsable del proyecto. 

"Con la irrupción de la Covid-19, surgió el riesgo de que el proyecto se parase ya que la regulación en cada laboratorio y en cada país es diferente. Sin embargo, gracias al esfuerzo de todos, hemos logrado trabajar de forma coordinada y progresar en el desarrollo del BRAVƎ”.

Sinergias internacionales en favor de una investigación traslacional

Durante este primer año, la Clínica en su papel de coordinador, junto con el Cima Universidad de Navarra, ha impulsado la creación de una estrecha red de colaboración entre los diferentes socios pertenecientes al sector biomédico y tecnológico europeo.

“El importante networking establecido durante estos meses entre los diversos grupos de investigación de los diferentes países es esencial para obtener sinergias en nuestros objetivos y para lograr desarrollar una investigación traslacional que llegue cuanto antes al paciente”, apunta Olalla Iglesias, investigadora en Medicina regenerativa del Cima.

Generación de células humanas que forman el músculo cardíaco

Entre los avances científicos, la investigación de la Clínica y el Cima se ha centrado en la obtención en el laboratorio de células humana que forman el músculo cardíaco (cardiomiocitos) mediante técnicas de reprogramación celular. “Durante este tiempo hemos obtenido resultados prometedores. Hemos logrado generar cardiomiocitos humanos a partir de células madre pluripotentes inducidas, la iPS, para generar tejidos cardíacos humanos funcionales”, señala Iglesias.

Además de la presentación de estos resultados, durante la reunión anual se presentarán los retos generales a los que se enfrenta el proyecto en los próximos meses.

Como señala Manuel Mazo, investigador del Área de Terapia Celular de la Clínica, “nuestro siguiente desafío es transformar este progreso en resultados tangibles, desde un nuevo biorreactor hasta algunos tejidos cardíacos de bioingeniería a gran escala. Además, también está el riesgo de un posible segundo confinamiento y lo que podría conllevar, pero tengamos esperanza en las vacunas y en poder seguir avanzando en el proyecto”.
 

SOLICITE