“Dependemos de una investigación propia del cáncer infantil para poder seguir avanzando”

Con motivo del Día Internacional del Cáncer Infantil, CUN Healthy Forum acogió un coloquio entre profesionales de la Clínica Universidad de Navarra y del Cima para hablar sobre los últimos hitos en la lucha contra esta enfermedad. 

17 de febrero de 2022

El foro de salud de la Clínica Universidad de Navarra, CUN Healthy Forum, ha organizado una sesión informativa sobre los últimos avances en tratamiento, investigación y asistencia en oncología infantil. El coloquio, que tuvo lugar en la sala Ámbito Cultural de El Corte Inglés de Pamplona, reunió a los doctores Dr. Diego Azcona, especialista en Radiofísica de la Unidad de Protonterapia, Javier Aristu, director clínico de la Unidad de Protonterapia, Marta Alonso, investigadora del Grupo de Terapias Avanzadas para Tumores Sólidos Pediátricos del Cima y Elena Panizo, oncohematóloga pediátrica.

Protonterapia, un proyecto que no se improvisa 

El Dr. Azcona repasó la historia del proyecto de la Unidad de Protonterapia, que en 2003 se formuló como idea por primera vez.

En 2016, la Clínica organizó un viaje para conocer de cerca equipos de protonterapia que ya estaban en funcionamiento, con la intención de poder instalar uno en la nueva sede de Madrid. 

En 2020, tras un largo periodo de formación en la Clínica Mayo (Rochester, EEUU), comenzaron a tratar pacientes en la Unidad de Protonterapia que actualmente se encuentra en la sede madrileña de la Clínica Universidad de Navarra. “Hemos tenido la suerte de estar en un hospital académico, con gran nivel investigador y con una buena acogida por parte de la dirección, y gracias a esto se ha podido llevar a cabo el proyecto”, recalcó el Dr. Azcona. 

Los niños, esos grandes pacientes

Los niños son muy vulnerables a las dosis bajas e intermedias de radiación. En estos casos, se tratan tejidos de personas que están en crecimiento, por lo que son tejidos muy inmaduros y especialmente sensibles a las dosis bajas, que con fotones o tratamiento convencional es inevitable que afecten a los tejidos sanos cercanos al volumen tumoral. Por este motivo, el tratamiento con protonterapia está especialmente indicado para el tratamiento de tumores pediátricos, ya que posibilita dirigir de manera muy concreta la radiación y proteger el tejido sano. “Nuestro objetivo no es curar a los niños, sino curarlos sin secuelas y esto con la protonterapia es posible”, explicó el Dr. Aristu. 

Curar desde el laboratorio

El desarrollo de terapias con virus oncolíticos consiste en el uso de virus, que existen de manera natural en el medioambiente, modificados en laboratorio para que ataquen únicamente a las células tumorales.

En el Cima Universidad de Navarra están trabajando en este tipo de terapia con adenovirus, que normalmente causan síntomas similares a los de un resfriado o una gastroenteritis, pero que al ser modificados han demostrado una eficacia por la que merece la pena continuar en esta línea de investigación. “Tenemos un bagaje de muchos años en la aplicación de virus en el laboratorio y vemos que son eficaces y muy seguros”, afirmó la Dra. Marta Alonso.

Gracias a estos estudios, se ha llegado a desarrollar un ensayo clínico con niños con tumor difuso de tronco (no operable por su localización). Hasta el momento, los resultados demuestran que sería seguro inocular este virus en el cerebro, algo que a priori puede dar un poco de reparo, y que los efectos secundarios serían tan llevaderos como los de un catarro.

Focalizar la investigación

Solo en España se diagnostican 1.500 casos de cáncer infantil al año. Pueden no parecer muchos en comparación con los datos en adultos, pero hay que tener en cuenta el largo recorrido de vida que tienen por delante esos niños.

“Si de esos 1.500 casos que se diagnostican al año, algo más del 80% se van a curar, es fundamental buscar tratamientos con los que podamos limitar las toxicidades no solo a corto plazo sino también a largo plazo. Debemos procurarles una calidad de vida a futuro”, expuso la Dra. Panizo.

Muchos tratamientos que han demostrado beneficios en los adultos no tienen esa misma respuesta en los niños. Por eso es muy importante hacer investigación centrada en los niños y en sus tumores para tener esos buenos resultados. “Hay que focalizar la investigación en los niños, porque lo estudiado en adultos no es extrapolable”, declaró  el Dr. Javier Aristu.

“El estudio molecular, el estudio de la biología de los tumores, de la mano de los compañeros de genética, nos ha abierto un campo inimaginable”, explicó la Dra. Panizo. “Cada tumor es diferente y hay que tratarlo en base a sus peculiaridades y características propias según el paciente”.

Según la Dra. Panizo, los principales avances en el cáncer infantil se centran en el conocimiento de la biología, que nos permite conocer los tumores, estratificarlos y tratarlos acorde con su grupo de riesgo, idealmente con  la protonterapia y la inmunoterapia.