Cómo frenar la obesidad infantil

La entrada de año lleva consigo muchos propósitos para llevar a cabo durante los próximos 12 meses, entre los más repetidos se encuentra mejorar la salud: hacer más deporte, ponerse a dieta… En definitiva, cuidarse uno más. Una apuesta que, en ocasiones, es necesaria trasladar también a los niños, ya que la obesidad infantil alcanza ya el 18% en España y, la cifra aumenta respecto al sobrepeso situándose en el 23% de los niños.

Por ello, un grupo de expertos del Centro de Investigación en Nutrición (CIN) de la Universidad de Navarra y el Instituto IdisNA han elaborado diez pautas “imprescindibles” para frenar la obesidad infantil:

  1. Practicar diariamente al menos 30 minutos de ejercicio: el deporte es clave para complementar la alimentación. La propia Organización Mundial de la Salud aconseja adecuar las actividades a la fase de desarrollo del niño y tratar de variar en las mismas.
  2. Limitar el consumo de snacks, gominolas, etc.: “las chucherías hay que limitarlas muchísimo. En ningún caso se deben ingerir a diario. Lo mismo sucede con los productos ultraprocesados, como los embutidos, que tienen que quedar reducidos a ocasiones especiales”, señalan los expertos del CIN.
  3. No sobrepasar los 25 gramos diarios de azúcar añadido (unas 100 kilocalorías): el azúcar es una de las batallas actuales, ya que su ingesta es muy elevada. No solo por su consumo directo, sino por todos los productos que llevan azúcar entre sus componentes.
  4. Reducir el consumo de productos ultraprocesados: como pueden ser los embutidos. Vinculado con el anterior punto, es importante leer el etiquetado de los productos que consumimos.
  5. Limitar el consumo de harinas refinadas: ya sea en forma de pan blanco, pasta, etc. “No solo hay que vigilar el azúcar”, recalcan.
  6. Consumir verdura y fruta a diario: Se recomienda comerlas enteras, sin pelar y no en zumo. “Los zumos no son malos, pero no se recomiendan porque para conseguir un zumo hay que recurrir a varias piezas de fruta. No es lo mismo comer una pieza de fruta que beberse un zumo”, aclara el Dr. Javier Escalada, director del Departamento de Endocrinología y Nutrición de la Clínica.
  7. Consumir de 3 a 5 raciones de pescado, dos de ellas de pescado azul: “El pescado es otra fuente de proteínas y grasas tipo omega 3 de calidad, por lo cual apuntamos a de 3 a 5 raciones semanales, de las cuales dos sean de pescado azul”.
  8. Tomar leche o yogures naturales sin edulcorar todos los días: La leche -que no las bebidas vegetales- y los yogures -naturales o sin edulcorar- se deben tomar todos los días. Y cuando hablamos de yogures no nos referimos a otros postres del tipo de flanes o natillas”, apuntan.
  9. No salir de casa sin desayunar: “De hecho, existe una relación de mayores índices de obesidad en menores que no desayunan y estos, además, suelen obtener un menor rendimiento escolar”.
  10. Potenciar la educación nutricional en todos los ámbitos.

Expertos que han elaborado esta guía frente a la obesidad infantil: Alfredo Martínez -catedrático de Nutrición e investigador de CIBEROBN-, Nerea Martín -pediatra e investigadora del proyecto SENDO, impulsado por el departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública en colaboración con el Servicio Navarro de Salud-; Amelia Martí -catedrática de Fisiología y responsable del proyecto NUGENOI- y Santiago Navas -Dr. en Nutrición y farmacéutico e investigador en el proyecto multicéntrico MELIPOP, coordinado por CIBEROBN.

SOLICITE