DICCIONARIO MÉDICO

Uncartrosis

¿Qué es la uncartrosis?

La uncartrosis, también conocida como artrosis uncarpal o artritis uncarpal, es una afección degenerativa que afecta las articulaciones uncarpales en la columna cervical, específicamente entre las vértebras cervicales C2 y C3. Esta patología se caracteriza por el desgaste del cartílago articular y cambios óseos en las articulaciones, lo que puede provocar dolor, rigidez, inflamación y limitación en la movilidad del cuello. La uncartrosis es una causa común de dolor cervical y puede estar asociada con la compresión de estructuras nerviosas y vasculares en la región cervical.

Las articulaciones uncarpales son articulaciones en forma de silla que conectan el proceso uncinado de las vértebras cervicales C3 a C7 con la superficie articular lateral de las vértebras subyacentes. Estas articulaciones proporcionan estabilidad y permiten movimientos de flexión, extensión y rotación en la columna cervical. La uncartrosis se produce cuando el cartílago que recubre estas articulaciones se degenera y se produce un crecimiento óseo anormal, como osteofitos, que pueden estrechar el espacio articular y causar compresión de las estructuras circundantes.

El desarrollo de la uncartrosis puede estar influenciado por diversos factores, como el envejecimiento, la predisposición genética, las lesiones cervicales previas y las condiciones inflamatorias o metabólicas que afectan la salud del cartílago articular. Además, factores mecánicos, como la mala postura, el sobrepeso y la falta de actividad física, pueden contribuir al desgaste y la degeneración del cartílago en las articulaciones uncarpales.

Los síntomas de la uncartrosis pueden variar en función de la severidad y la progresión de la enfermedad. Los pacientes pueden experimentar dolor cervical localizado, rigidez, limitación en el rango de movimiento y, en algunos casos, dolor irradiado hacia los hombros, brazos y manos. Si la uncartrosis está asociada con la compresión de las raíces nerviosas o vasculares en la columna cervical, los pacientes pueden presentar síntomas neurológicos, como parestesias, debilidad muscular o síntomas de isquemia cerebral transitoria.

El diagnóstico de la uncartrosis se basa en la historia clínica del paciente, el examen físico y las pruebas de imagen, como radiografías, tomografía computarizada (TC) o resonancia magnética (RM), que pueden mostrar cambios degenerativos y óseos en las articulaciones uncarpales. El tratamiento de la uncartrosis se centra en aliviar el dolor, mejorar la función cervical y abordar los factores predisponentes. Las opciones terapéuticas pueden incluir medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), relajantes musculares, fisioterapia, terapia ocupacional, modificaciones en el estilo de vida y, en casos severos, cirugía para estabilizar la columna cervical o descomprimir las estructuras nerviosas.

© Clínica Universidad de Navarra 2023

Imagen de un icono blanco con unas manos cuidando un corazón.

¿Quiere estar al día sobre temas de salud?

Reciba el boletín de la Clínica para estar al día de novedades y avances médicos

La información proporcionada en este Diccionario Médico de la Clínica Universidad de Navarra tiene como objetivo principal ofrecer un contexto y entendimiento general sobre términos médicos y no debe ser utilizada como fuente única para tomar decisiones relacionadas con la salud. Esta información es meramente informativa y no sustituye en ningún caso el consejo, diagnóstico, tratamiento o recomendaciones de profesionales de la salud. Siempre es esencial consultar a un médico o especialista para tratar cualquier condición o síntoma médico. La Clínica Universidad de Navarra no se responsabiliza por el uso inapropiado o la interpretación de la información contenida en este diccionario.