]
DICCIONARIO MÉDICO

Hipertensión arterial esencial

La llamada también primaria o idiopática, es aquella que es de etiología o causa desconocida y que, potencialmente, corresponde a la gran mayoría de los pacientes hipertensos (85-95%). Con frecuencia se detectan factores hereditarios (herencia poligénica) en padres, hermanos, etc., y factores ambientales (exceso de sal en la alimentación).

El riñón juega un papel clave en su aparición, por una incapacidad de desprenderse del exceso de sal en la dieta. En las fases iniciales (20-40 años) se puede asociar a un incremento del gasto cardiaco, que con el tiempo aboca a un incremento de las resistencias periféricas y a una hipertensión arterial sostenida a los 30-50 años.

Si no es tratada de forma adecuada, conducirá a una aterosclerosis y a complicaciones de la hipertensión arterial por una afectación de órganos diana, como el corazón (hipertrofia ventricular, insuficiencia, infarto de miocardio), el riñón (insuficiencia renal), el cerebro (hemorragia, trombosis, embolia), la aorta (aneurismas, estenosis), etc. En un 1-5% de los hipertensos esenciales puede darse una malignización del proceso (hipertensión maligna o acelerada).

> Saber más sobre la hipertensión arterial