]
DICCIONARIO MÉDICO

Glaucoma crónico simple

Aquel que aparece, de forma primaria, en presencia de un ángulo iridocorneal abierto. Es una de las principales causas de la ceguera. El aumento de la presión intraocular no produce dolor ni molestias y, en las primeras fases, la pérdida del campo visual no es perceptible por el paciente.

El proceso suele ser bilateral y toda la pérdida que se produce es irrecuperable. Dado que el paciente permanece asintomático, en las primeras fases de la enfermedad, el diagnóstico debe realizarse mediante despistaje en la población susceptible de padecer glaucoma, que está formada por todas las personas mayores de cuarenta años, aumentando el riesgo si existen antecedentes familiares de glaucoma, si se es miope o diabético.

El diagnóstico, en las fases precoces de la enfermedad, es difícil, ya que no todas las personas que tienen la presión intraocular alta van a padecer glaucoma  (hipertensos oculares) y también existen personas, con tensiones intraoculares normales, que van a padecer la enfermedad (ver glaucoma de baja tensión). El tratamiento puede ser médico mediante colirios que bajen la tensión intraocular, con láser (ver trabeculoplastia) o quirúrgico (ver trabeculectomía).

> Saber más sobre el glaucoma

COVID-19