Diez pistas para comer sano de "tupper"

El punto de partida del decálogo “Tupper saludable y seguro” es que se puede comer fuera de casa “de tupper” pero de forma saludable. Esta iniciativa, elaborada por el equipo del proyecto “Por una comida sana, tú decides”, de la Universidad pretende fomentar hábitos de vida saludables entre los profesionales.

El decálogo recomienda que las personas que comen fuera planifiquen los menús y lo hagan de forma variada, de modo que la compra semanal se haga en función del menú. 

Además de la composición de los platos, el decálogo incluye pautas sobre manipulación y limpieza de los alimentos y sobre cómo cocinarlos adecuadamente:

Planificar menús variados:

  • Planificar menús semanales para ver lo que necesita comprar.
  • Evitar llevar siempre sobras de la comida o cena anterior.
  • Procurar incluir alimentos de todos los grupos.

Elegir opciones saludables:

  • Primeros platos: arroz, pasta, legumbres, verduras…
  • Segundos platos: pescados, carnes magras (pollo, pavo, conejo, partes magras de ternera y cerdo) y huevos.
  • Postres: fruta fresca, yogur, cuajada, frutos secos al natural.
  • Guarniciones y acompañamientos: ensaladas con aliños aparte (mejor aceite de oliva virgen), verduras y hortalizas, gazpachos, arroz blanco o patatas.
  • No abusar de tecnologías culinarias grasas, de la sal y utilizar hierbas aromáticas.

Prepara menús completos:

  • Procurar que haya siempre primer plato, segundo plato y postre.
  • En caso de plato único, elegir preparaciones mixtas que incluyan vegetales y alimentos que sean fuente de hidratos de carbono, proteínas: paellas, guisos, estofados, bocadillos variados…
  • No olvidar llevar pan (mejor integral).
  • Elegir agua como primera opción de bebida.
  • Complementar las comidas con cenas adecuadas para llegar a la frecuencia de consumo de alimentos recomendada.

Manipulación y limpieza:

  • Antes y después de preparar tu comida, lavarse las manos con jabón y agua caliente, al menos durante 20 segundos.
  • Lavar adecuadamente los vegetales que vaya a consumir crudos con abundante agua o puede utilizar los que venden listos para consumo.
  • Limpiar las superficies y los utensilios de cocina después de manipular cualquier alimento crudo.

Cocina adecuadamente los alimentos:

  • Comprobar que los alimentos están bien cocinados (65ºC en el interior).
  • Carne: hasta que al pinchar un tenedor, este salga limpio de jugos.
  • Pescados: hasta que tengan textura firme.
  • Huevos: hasta que la yema y la clara estén cuajadas.
  • No dejar la comida a temperatura ambiente más de 2 horas antes de refrigerarlas.

Una vez cocinados:

  • Evitar la contaminación cruzada utilizando utensilios y envases limpios.
  • Dividir las comidas en raciones de consumo y consérvarlas en nevera o congelador.

Utiliza envases adecuados:

  • Elegir envases herméticos específicos para alimentos y comprueba que son aptos para microondas, lavavajillas y congelador.
  • Renovar los envases periódicamente y siempre que observe alguna alteración o deficiencia.

Transporte adecuado:

  • Separar los alimentos crudos y cocinados en envases independientes.
  • Utilizar bolsas isotérmicas para transportar los alimentos y límpiarlas regularmente.

Conservación de la comida fuera de casa:

  • Conservar los envases en refrigeración.
  • Si no es posible, introducir placas enfriadoras en las bolsas isotérmicas y evitar llevar alimentos de riesgo (huevos, pescados y mariscos, carne picada preparados cárnicos, nata). Colocar bolsa isotérmica en un lugar fresco y procurar consumir la comida antes de 4 horas.

Calentamiento y consumo:

  • Las preparaciones con salsas se calientan más fácilmente que los alimentos a la plancha.
  • Las comidas cocinadas o sobras de comida no deben consumirse frías, sino que deben calentarse a más de 70ºC (humeante).
  • Si usa microondas, cubra los alimentos y remueva para asegurar un calentamiento uniforme y suficiente.
  • Si utiliza alimentos embolsados o preparados para ser cocidos o calentados en el microondas, síga instrucciones del fabricante.
  • Después de comer, elimine los restos de comida y limpie, o al menos enjuague con agua, los recipientes y cubiertos.
  • No reutilice ni congele la comida sobrante del tupper.
SOLICITE