Running, los primeros pasos

Ya sea para participar en una carrera solidaria, estar sano o preparase para un reto como una media maratón o una maratón, el running cada vez se practica más. Un deporte que se ve animado por el buen tiempo y la posibilidad de practicarlo al aire libre. Sin embargo, salir a correr requiere de unas atenciones, especialmente si el ejercicio va a ser intenso o es el entrenamiento para una carrera exigente.

Para iniciarse en el running lo prioritario es promocionar la salud y primar la seguridad. ¿Cómo conseguirlo? Mediante un reconocimiento médico previo, que será más o menos exhaustivo en función de las necesidades de cada uno. Así lo recomienda el Dr. Juan Bertó, neumólogo y especialista del Área de Medicina Deportiva en la Clínica.

Estas pruebas médicas consisten en una exploración médica (conocer el estado de salud, la musculatura, tensión arterial…), un electrocardiograma basal (para detectar arritmias o daños estructurales del corazón), un ecocardiograma Doppler (para valorar la funcionalidad general del corazón), una analítica sanguínea y una prueba de ejercicio cardiopulmonar (para ver la funcionalidad del sistema cardiovascular y ventilatorio en el esfuerzo máximo).

Una vez estudiado el estado físico y de salud, el especialista da los siguientes consejos para iniciarse en este deporte de forma correcta:

  • Mayor riesgo: Personas que pese a contar con una aparente buena salud puedan padecer sobrepeso, diabetes o hipertensión arterial, entre otros, necesitarán ser controlados con mayor atención.
  • Comienzo gradual: Cualquier persona debería comenzar de forma progresiva, para ir incrementando poco a poco la intensidad y duración de los entrenamientos. Es importante adquirir una rutina deportiva y ser capaz de completar los objetivos. “Interesa que, cada vez, el corredor sea capaz de aguantar más tiempo corriendo, independientemente del ritmo de carrera”, destaca.
  • Aumentar el ritmo: se estima que esa rutina deportiva se consigue una vez superado el primer mes de entrenamiento, que debería consistir en tres días por semana. Es en este momento, cuando se puede y debe incrementar tanto la intensidad como la duración de la carrera.
  • Control profesional: al igual que en otras modalidades deportivas en las que uno puede estrenarse, el especialista recomienda buscar el consejo de los profesionales. Entrenadores personales, preparadores físicos o licenciados en INEF pueden orientar cuáles son los mejores entrenamientos y cómo ir añadiendo o cambiando ejercicios para ir progresando.

Ejemplo de un entrenamiento

Cuando uno comienza un nuevo hábito deportivo es bueno ponerse objetivos reales, pequeñas metas que ayuden a animarse cuando se van cumpliendo. Unos objetivos que puedan ir ampliándose, ya sea en tiempos, marcas o distancias, conforme la rutina se ha cogido y el estado de forma mejora. Un hecho que también ocurre en el running.

El Dr. Bertó ofrece un ejemplo de entrenamiento para aquellos que empiezan de cero. Iniciarse con una preparación de tres días a la semana corriendo 5 kilómetros cada día. Así durante 3 semanas para en la cuarta semana incluir un día de 7 kilómetros. Con el primer mes cumplido, el especialista recomienda, ya cogido el hábito, intercalar un día 7, el segundo 5 y el tercero de nuevo 7 kilómetros. Al tercer mes, el doctor propone mantener la distancia de 7 kilómetros e intentar un día de 10. Inscribirse a una carrera, con el objetivo de finalizarla, puede ser una reto estimulante.

Área de Medicina Deportiva

  • Equipo de expertos: Contamos con un equipo de especialistas especialmente formado en la atención de los deportistas.
  • Valoración básica y de élite: Cada paciente es evaluado cuidadosamente por nuestros especialistas para ofrecerle la mejor valoración deportiva.
  • Tecnología avanzada: Contamos con la última tecnología, como un Laboratorio Avanzado de Pruebas Funcionales y de Esfuerzo.
  • Rapidez: en menos de 48 horas realizamos todas las pruebas.
  • Test genético: en mayores de 35 años realizamos un test genético "Cardioincode" para conocer el riesgo de presentar un episodio coronario grave.
SOLICITE