CHOQUE FEMOROACETABULAR
enfermedad de deportistas jóvenes

El choque femoroacetabular es una patología frecuente en deportistas jóvenes, pero nueva en su diagnóstico, porque hasta hace pocos años no estaba tipificada, es decir, no existía como tal.

De hecho, a día de hoy, no está englobada en la cultura médica ni en la sociedad, pero puede provocar artrosis precoz en los pacientes que la padecen.

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número teléfono 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

El choque femoroacetabular es una lesión producida por un enfrentamiento entre el fémur y la pelvis al tener un “problema de espacio”, por lo que chocan entre sí dañando los tejidos blandos (labrum).

El diagnóstico es sencillo, con una exploración física ya podemos tener un juicio de sospecha. Para confirmarlo, es necesario hacer una radiografía, aunque si el médico no suele estar en contacto con esta patología, muchas veces la lesión pasa desapercibida con esta prueba.

Además, para saber si las partes blandas están dañadas, es necesario hacer una resonancia magnética específica, porque con una resonancia estándar no es posible detectar la lesión.

Puede ocurrir, además, una deformación en la cabeza del fémur, que era más prominente de lo normal, por lo que rozaba con los bordes del cotilo (cavidad articular) y lesionaba el labrum. Para tratar esta dolencia existen diferentes técnicas, como el mini-open (incisión de pocos centímetros) y la artroscopia de cadera.

Una vez diagnosticado el problema, las primeras propuestas al paciente son el uso de medicación antiinflamatoria y un protocolo de fisioterapia que ayude a corregir los movimientos perjudiciales, a la vez que alivie el dolor.

Las infiltraciones intra-articulares suelen reducir o hacer desaparecer el dolor, en ocasiones, temporalmente y otras veces por un periodo largo.

Cumplen dos funciones, por un lado si el dolor proviene de la cadera (y no de otros zonas cercanas como podría ser la columna, el pubis, los glúteos) la medicación infiltrada en el interior aliviará el dolor.

A la vez, se confirma el diagnóstico. Si se alivia el dolor, es un signo más de que el dolor proviene de la cadera y no de la columna.

La cirugía tenía un doble objetivo: reparar la lesión del labrum y limar la deformación del fémur para que no rozase con el movimiento. Tanto la intervención como el posoperatorio fue muy bueno y, a las tres horas de terminar la operación, el paciente ya puede caminar.

  • Equipo de expertos: Contamos con un equipo de especialistas especialmente formado en la atención de los deportistas.
  • Valoración básica y de élite: Cada paciente es evaluado cuidadosamente por nuestros especialistas para ofrecerle la mejor valoración deportiva.
  • Tecnología avanzada: Contamos con la última tecnología, como un Laboratorio Avanzado de Pruebas Funcionales y de Esfuerzo.
  • Rapidez: en menos de 48 horas realizamos todas las pruebas.
  • Test genético: en mayores de 35 años realizamos un test genético "Cardioincode" para conocer el riesgo de presentar un episodio coronario grave.

Las personas nerviosas tienen tendencia a pasar de una actividad a otra y tienen dificultades para practicar deporte de manera continuada, se dejan seducir por un nuevo ejercicio y también ceden con rapidez al aburrimiento.

Necesitan experimentar nuevas sensaciones y emociones. Suele irles bien la practica de numerosas actividades físicas y deportivas complementarias según la estación del año y que se desarrollen al aire libre.

Les beneficia la relación con los animales o la pesca, también la jardinería. Las personas flemáticas tienen tendencia a evitar las actividades violentas y, en especial, de los deportes colectivos.

Sienten inclinación por las actividades intelectuales y le gustan los deportes que requieren estrategias, tienen una cierta inclinación a la rutina y por ello hacen muy bien los entrenamientos que requieren constancia.

Las personas coléricas corren el riesgo de excederse en los entrenamientos y, por ello, son propensos a los pequeños accidentes. Deberían de modular su actividad física alternando periodos de ejercicios intensos con periodos de descanso. Su emotividad es un obstáculo para deportes de riesgo, ya que puede jugarle malas pasadas.

Las personas apáticas tienen facilidad para aprovechar el más mínimo momento de descanso para no hacer nada. Su salvación viene de la mano de un grupo de gente cálida que actúe de locomotora, les convienen todos los deportes y si se ponen a ello, alcanzan un buen nivel, pero lo que necesitan es crearse hábitos y ser perseverantes.

Las personas amorfas sienten inclinación por la inactividad física y tienen además una tendencia a despreocuparse por su forma y salud, huyen de las responsabilidades y les gusta obtener una satisfacción inmediata a sus esfuerzos. Necesitan, por ello, integrarse en un grupo de deporte, ya que se les tacha de cerrados pero con buen carácter. Deben elegir deportes sencillos con un componente dominante de diversión en grupo como son la marcha, bicicleta, vela, golf, pesca. 

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen médico investigando con microscopio

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra