Cookie Consent by PrivacyPolicies.com

Caminar y salud

Estar en forma es relajante y hasta divertido, y caminar es especialmente bueno porque no es caro, es seguro, fácil y además se pueden alcanzar los mismos beneficios en la condición física que con la carrera, natación o bicicleta.

Con otros ejercicios podemos alcanzar mucha más fuerza, resistencia, potencia etc., pero una "buena forma física" se puede obtener básicamente con el ejercicio de caminar.

Si quisiéramos sacarle todo el partido posible a este ejercicio, deberíamos practicarlo 3 ó 4 días a la semana, por un periodo de entre 30 y 60 minutos y con una intensidad entre moderada y vigorosa, es decir, a velocidad superior a un ritmo de marcha convencional.

El ejercicio físico realizado de manera regular sirve, además, de ayuda para abandonar el tabaco, controlar el apetito y el tipo de alimentos ingeridos ya que, cuando alguien practica ejercicio de manera regular, valora más y conoce mejor el esfuerzo que supone estar en forma y quemar unas pocas calorías.

  • Caminar mejora la flexibilidad en las piernas, aumenta la fuerza y la resistencia a la fatiga. Además, mejora el flujo sanguíneo en ellas, tanto desde el punto de vista del aporte de riego para poder dar sangre al músculo y así realizar el esfuerzo físico que esto supone, como el mejorar el retorno venoso, evitando así los edemas en los pies y la aparición de varices.
  • Caminar quema calorías y, por ello, puede ser un método para controlar el peso, pero siempre y cuando se quemen más calorías caminando que las que se ingieren a lo largo del día en las comidas. No debemos olvidar que caminar media hora conlleva un gasto de unas 100 calorías y esto lo recuperamos fácilmente con un yogur natural y dos cucharadas de azúcar.
  • Caminar previene el inicio de la diabetes del adulto, reduce el dolor de las articulaciones con artrosis y también el dolor muscular. También refuerza los huesos evitando la osteoporosis, es decir, la debilitación del hueso y así conseguiremos ser más resistentes a las fracturas en las caídas.
  • Caminar también es útil para liberar tensión y reducir el estrés, incluso puede ayudar a dormir mejor. Puede además ayudar a mejorar el estreñimiento.
  • Además de ganar en todo lo dicho anteriormente, podríamos modificar nuestro perfil lipídico, es decir, conseguiríamos aumentar las cifras de colesterol bueno o HDL-colesterol y así actuar sobre este parámetro sanguíneo, de lo contrario, si la intensidad es muy suave, no lo modificaremos.
  • Caminar a intensidades bajas y moderadas tiene también muchos beneficios, tanto a corto, como a largo plazo. De hecho, se han publicado trabajos científicos con seguimiento a largo plazo en individuos de alrededor de 60 años y se ha podido encontrar que los individuos que han caminado diariamente 4 km. o más frente a los que no caminaban nada, mostraban tasas menores de mortalidad de manera significativa.
  • Equipo de expertos: Contamos con un equipo de especialistas especialmente formado en la atención de los deportistas.
  • Valoración básica y de élite: Cada paciente es evaluado cuidadosamente por nuestros especialistas para ofrecerle la mejor valoración deportiva.
  • Tecnología avanzada: Contamos con la última tecnología, como un Laboratorio Avanzado de Pruebas Funcionales y de Esfuerzo.
  • Rapidez: en menos de 48 horas realizamos todas las pruebas.
  • Test genético: en mayores de 35 años realizamos un test genético "Cardioincode" para conocer el riesgo de presentar un episodio coronario grave.