La inmunoterapia, punta de lanza contra el cáncer

La Clínica Universidad de Navarra y el Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) tienen abiertos 49 ensayos clínicos con esta terapia para distintos tipos de tumor

El Dr. James Alison, recién premiado con el Nobel de Medicina, visitó la Universidad de Navarra en 2015 con motivo de un simposio internacional sobre inmunoterapia.

01 DE OCTUBRE de 2018


La inmunoterapia revolucionó hace unos años el panorama en el estudio contra el cáncer. Una línea de investigación que busca que el propio sistema inmune del paciente ataque el tumor, lo que está consiguiendo terapias más personalizadas y eficaces en determinados cánceres. Precisamente, los ‘padres’ de la inmunoterapia, James Allison y Tasuku Honjo, han sido reconocidos hoy con el Nobel de Medicina 2018.

“La inmunoterapia ha tenido un éxito radical y una aportación revolucionaria en el tratamiento del cáncer avanzado”, reconoce el Dr. Ignacio Melero, codirector del Departamento de Inmunología de la Clínica Universidad de Navarra e investigador senior del Programa de Inmunología e Inmunoterapia del Centro de Investigación Clínica Aplicada (CIMA) de la Universidad. Reunidos en el Congreso del Research Cancer Institute en Nueva York, el campo de la inmunoterapia ha recibido con “alegría este espaldarazo a los logros en las últimas décadas de Allison y Honjo”.

49 ensayos clínicos

Desde los primeros cambios vistos en la inmunoterapia, su investigación no ha dejado de crecer. En este momento, la Clínica y el CIMA tienen abiertos 49 ensayos clínicos en este ámbito y 325 pacientes de Oncología y Hematología han sido tratados con este procedimiento. En el CIMA, siete grupos de investigación se dedican a la inmunoterapia del cáncer.

De hecho, estudios liderados por el doctor Melero y el doctor Bruno Sangro, director del Departamento de Hepatología de la Clínica, han confirmado el beneficio de fármacos que bloquean el receptor PD1 (presente en los linfocitos), lo que incrementa la intensidad de respuesta del sistema inmune, para tratar el cáncer de hígado.

La Clínica Universidad de Navarra es el primer centro europeo en iniciar una investigación internacional con células CART en mieloma múltiple. En esta patología, el Dr. Jesús San Miguel, director de Medicina Traslacional de la Universidad de Navarra, es pionero a nivel mundial en la aplicación de inmunoterapia.

En concreto, el melanoma, el cáncer de pulmón o de vejiga, el carcinoma renal, el linfoma de Hodking, el cáncer de cabeza y cuello, y hepatocarcinoma son patologías en las que la inmunoterapia están mostrando mejores resultados, llegando incluso a contar con fármacos de inmunoterapia ya aprobados. Por ejemplo, el 60% de pacientes con melanoma responden de forma positiva a la inmunoterapia.

Nuevas dianas

Los avances han cambiado también la forma de entender la inmunoterapia, que cada vez se amplía a más tipos de pacientes independientemente del tipo de tumor que padezcan. “Estamos viendo en qué tipo de pacientes y con qué tumores resultan más efectivos estos tratamientos”, explica.

En la actualidad, la terapia celular adoptiva (una ayuda al propio sistema inmune mediante un aumento de células T inmunitarias que eliminan células tumorales) y la terapia génica (introducción de genes en las células inmunitarias) son dos de las principales puntas de lanza. Junto a ambas terapias, se ha demostrado también la eficacia de emplear la inmunoterapia en combinación con los tratamientos convencionales como la quimioterapia y la radioterapia. 

tal vezle interese

POR QUÉ VENIR
A LA CLÍNICA

Conozca por qué somos diferentes a otros centros sanitarios. Calidad, rapidez, comodidad y resultados.

Imagen del edificio de la Clínica Universidad de Navarra

NUESTROS
PROFESIONALES

Los profesionales de la Clínica realizan una labor continuada de investigación y formación, siempre en beneficio del paciente.

Imagen profesionales de la Clínica Universidad de Navarra

POR QUÉ
INVESTIGAMOS

Investigamos para ofrecer nuevas posibilidades y avances terapéuticos para nuestros pacientes.

Imagen de un investigador del Área de Terapia Celular de la Clínica Universidad de Navarra