Los estudios moleculares aplicados al cáncer de páncreas están modificando sus tratamientos

Alrededor de un 10-15% de estos tumores tienen una causa genética compartida por varios familiares

Empezando por la izquierda: el Dr. Mariano Ponz, Dr. Jaime Gállego  y Dr. Andrés Valentí durante el VIII Congreso Trabajo Fin de Grado Medicina. 

19 de noviembre de 2021

Los síntomas del cáncer de páncreas son inespecíficos -pérdida de peso, ictericia, dolor…-, lo que complica enormemente su diagnóstico y dificulta el tratamiento temprano de la enfermedad.

En España, los estudios indican que cuatro de cada cien pacientes cuentan con una mutación genética germinal en el gen BRCA y que alrededor de un 10-15% de los tumores de páncreas pueden considerarse familiares, ya que comparten una causa genética entre personas de la misma familia.

Los estudios moleculares aplicados al cáncer de páncreas están modificando los tratamientos, ya que además de personalizar el diagnóstico, proporcionan información útil para los familiares que tienen un BRCA por línea germinal (heredada) y, por tanto, cuentan con mayor riesgo de desarrollar cáncer de páncreas. Es por ello que aquellos cuyas familias cuenten con alguna alteración genética de este tipo son considerados grupos de riesgo, aunque supongan un porcentaje muy reducido de casos (4% en España).

“Los tratamientos dirigidos por mutación, específicamente aquellas dirigidas contra el gen BRCA, sugieren la necesidad de realizar un estudio genético germinal (en sangre) o somático (en tumor) en los pacientes de reciente diagnóstico de cáncer de páncreas”, apunta el Dr. Mariano Ponz-Sarvisé, especialista del Área de Tumores Gastrointestinales del Departamento de Oncología Médica. La Clínica Universidad de Navarra cuenta con la capacidad de realizar esos estudios de forma rápida y eficiente.

Los estudios genéticos abren la posibilidad de recibir tratamientos fuera del estándar

“El 2% de los pacientes con cáncer de páncreas, específicamente aquellos que no tienen una mutación en otro gen como es el KRAS, tienen una mayor probabilidad de tener una alteración en el gen NRG1. Estos pacientes pueden beneficiarse de un tratamiento dirigido con una molécula nueva, dentro de ensayo clínico, cuyos datos están resultando positivos interesantes.

La Clínica Universidad de Navarra y el Cima están participando en el ensayo multicéntrico enfocado en el papel que Zenocutuzumab tiene en los pacientes con alteraciones  en el gen NRG1, que estudia, b. “Aunque la probabilidad de tener este gen es muy reducida, cuantos más pacientes se someten al estudio, más fácil resulta localizar al paciente que se pueda beneficiar”, apunta el Dr. Ponz-Sarvisé.

SOLICITE