Un estudio preclínico consigue un tratamiento que remite el cáncer de vejiga

Las conclusiones de la investigación, en la que han participado la Clínica y el Cima Universidad de Navarra, han demostrado la eficacia antitumoral de combinar inmunoterapia con terapia génica y se han publicado en Nature Medicine

Imagen de los Dres. Xabier Aguirre y Felipe Prósper, investigadores del Cima y la Clínica Universidad de Navarra, que han publicado en Nature.
Los Dres. Xabier Agirre, investigador del Programa de Hemato-Oncología del Cima, y Felipe Prósper, investigador senior del Cima y codirector del Servicio de Hematología de la Clínica Universidad de Navarra.

4 de julio de 2019

Una nueva investigación ha demostrado la eficacia antitumoral frente al cáncer de vejiga que, en el primer mes de tratamiento, obtiene una remisión de un 85% de los tumores en fase preclínica. Desarrollado por investigadores del Cima y la Clínica Universidad de Navarra, en colaboración CIEMAT (Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas) y el Hospital Universitario 12 de Octubre, todos ellos integrados el CIBERONC (Centro de Investigación Biomédica en Red en Cáncer), este estudio ha combinado inmunoterapia con la inhibición de dos proteínas epigenéticas.

Los resultados, publicados en el último número de la prestigiosa revista Nature Medicine, abren una nueva aproximación terapéutica para el tratamiento del cáncer de vejiga, uno de los más frecuentes. En España, se diagnostican cerca de 12.200 casos anuales según datos de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC).

Este tipo de tumor, que afecta en mayor medida a los hombres, tiene una alta prevalencia y mortalidad. Pero, además, cuenta con altas tasas de reaparición, incluso en formas más agresivas. Actualmente, el tratamiento consiste en cirugía y técnicas muy especializadas para extirpar el tumor.

A estos procedimientos se ha sumado la inmunoterapia, que ha probado resultados positivos pero un porcentaje de pacientes relativamente bajo (en torno a un 20-30%). Además, no hay posibilidad de determinar qué pacientes resultarán beneficados, ya que, de momento, se desconocen los factores influyentes.

Este trabajo está coordinado por los Dres. Felipe Prósper, de la Clínica Universidad de Navarra; Xabier Agirre, del Cima; y Jesús M. Paramio, del CIEMAT y el Hospital Universitario 12 de Octubre.

Procedimiento combinado

El cáncer de vejiga está vinculado a la alteración de ciertos factores epigenéticos, que son los que regulan cómo se expresa la información genética, en este caso, de los genes implicados en el desarrollo del cáncer. Esto sucede con las proteínas epigenéticas G9a y DNMT.

Bloquear la acción de estas dos moléculas ha sido el objetivo de esta investigación, en la que los científicos han desarrollado un compuesto (CM-272) para llevarlo a cabo. Hasta el momento, se ha mostrado eficaz en una fase preclínica con tumores de vejiga agresivos y metastásicos.

La administración de CM-272, combinada con tres dosis de inmunoterapia anti-PDL1, no solo ha conseguido la muerte de las células cancerígenas sino también la activación del sistema inmune. Gracias a ello, se ha potenciado el efecto de la inmunoterapia y se ha eliminado, en el primer mes de tratamiento, más de un 85% de los tumores y metástasis.

Además, con este estudio, los investigadores determinaron el papel de la proteína epigenética G9a como biomarcador relacionado con la respuesta al tratamiento combinado.

Estos resultados suponen un avance significativo en la medicina personalizada contra el cáncer y, en concreto, en el manejo de este tipo de tumores, ya que favorecen la respuesta al tratamiento con inmunoterapia en un mayor porcentaje de pacientes, y permiten reconocer, analizando previamente los niveles de la proteína epigenética G9a, qué pacientes que se podrían beneficiar de estos tratamientos.

Actualmente, además de analizar si efectos similares se pueden encontrar en otros tipos de tumores, se ha comenzado a trabajar en el diseño de los ensayos clínicos que permitirían validar los resultados obtenidos en este estudio y determinar si es posible trasladar este tratamiento a la Clínica.

COVID-19