La colagenasa, un tratamiento eficaz para la enfermedad de Dupuytren

La Clínica Universidad de Navarra trata mediante la inyección de esta enzima, de forma menos invasiva y con mejores resultados, la retracción de los dedos

Imagen de una inyección de colagenasa para tratar la enfermedad de Dupuytren.
La colagenasa se administra en la cuerda que retrae el dedo.

12 DE MARZO de 2018


La inyección de colagenasa ha demostrado ser un tratamiento eficaz para resolver los efectos provocados por la enfermedad de Dupuytren sin tener que ser intervenido quirúrgicamente. Un procedimiento realizado en la Clínica Universidad de Navarra desde que en 2012 se incorporara al ensayo clínico multicéntrico e internacional de este fármaco. Un lustro después, sus resultados positivos han supuesto la utilización preferencial de este método en casos de cuerda palmar con retracción del dedo sin afectación del mismo.

“Los resultados son equiparables al gold standar que teníamos en 2012, la cirugía, e incluso mejores porque evitamos diversos efectos secundarios del procedimiento quirúrgico, como el hematoma, la necrosis de la piel, infecciones, lesiones de tejidos adyacentes o rigidez”, destaca el Dr. Santiago Amillo, especialista del Departamento de Cirugía Ortopédica y Traumatología.

Unos beneficios, comprobados en más de 50 pacientes, que no implican la desaparición de la cirugía, si no que cada caso es estudiado para observar qué método se ajusta mejor a su tratamiento.

La inyección de colagenasa una técnica menos invasiva, consigue devolver la funcionalidad del dedo, eliminando del retracción en flexión del dedo y mejorando la movilidad. La indicación de la colagenasa se realiza de manera selectiva dependiendo del grado y evolución de la enfermedad. Hay que estudiar cada caso y valorar tratamiento más adecuado.

“Se administra la colagenasa en la cuerda que retrae el dedo. Se inyecta la enzima en varios puntos a lo largo de la cuerda para debilitarla y que produzca menos lesión en los tejidos adyacentes, sin necesidad de anestesia. Al día siguiente, con anestesia local, se provoca la rotura de las cuerdas al estirar la palma y los dedos”, describe. Un proceso que puede implicar pequeñas heridas si alguna zona de la piel permanece adherida.

La posibilidad de una reacción alérgica es el riesgo que tiene la colagenasa, que puede producir también una pequeña inflamación o hematoma que desaparece a los días, por lo que es necesario que la inyecte un especialista en cirugía de mano. Sin embargo, la funcionalidad de los dedos y su movilidad es inmediata. Precisamente, se recomienda su ejercicio durante el día y descansar con una férula por la noche durante un mes.

“Ni la cirugía ni este tratamiento farmacológico evitan que se elimine la enfermedad de Dupuytren y por ello la progresión o la recidiva puede ocurrir en ambos procesos por igual. Pero sí mejora mucho las consecuencias de esta enfermedad en las manos”, recalca.

Si en un futuro el paciente vuelve a tener una retracción de sus dedos, puede volver a repetirse el tratamiento de colagenasa o realizarse la cirugía. Una decisión que, una vez más, dependerá de la forma y evolución de la enfermedad.

“La colagenasa es un avance significativo en el tratamiento de la enfermedad de Dupuytren y con menos complicaciones que la cirugía. Los resultados con la colagenasa son mejores y el procedimiento puede repetirse sin aumentar los riesgos”, concluye el Dr. Amillo.

tal vezle interese

POR QUÉ VENIR
A LA CLÍNICA

Conozca por qué somos diferentes a otros centros sanitarios. Calidad, rapidez, comodidad y resultados.

Imagen del edificio de la Clínica Universidad de Navarra

NUESTROS
PROFESIONALES

Los profesionales de la Clínica realizan una labor continuada de investigación y formación, siempre en beneficio del paciente.

Imagen profesionales de la Clínica Universidad de Navarra

POR QUÉ
INVESTIGAMOS

Investigamos para ofrecer nuevas posibilidades y avances terapéuticos para nuestros pacientes.

Imagen de un investigador del Área de Terapia Celular de la Clínica Universidad de Navarra