Implante coclear

Felisa

Felisa tenía problemas de audición desde la infancia. En 2001 le fue colocado un implante coclear que mejoró su audición y le permite desde entonces seguir las conversaciones y disfrutar mucho más de las cosas cotidianas.