Uso racional de antibióticos

"La respuesta es compleja y aún no tenemos todos los datos, pero una cosa es totalmente segura, son los propios antibióticos los que facilitan que las bacterias desarrollen resistencias".

DR. JOSÉ RAMÓN AZANZA PEREA
DIRECTOR. SERVICIO DE FARMACOLOGÍA CLÍNICA

A partir de la disponibilidad de la penicilina y en los años sucesivos se desarrollaron muchos fármacos antibacterianos, hasta el punto de que aparentemente las enfermedades infecciosas podrían llegar a no suponer problema alguno para el ser humano. Pero la realidad es muy distinta.

Los antibióticos sólo curan infecciones producidas por bacterias y la gran mayoría de las infecciones que cualquiera de nosotros sufre están producidas por virus, frente a los que los antibióticos no sirven de nada. Los ejemplos más típicos son la gripe o el catarro común.

Cada vez que se toma un antibiótico, se pone un granito de arena en el desarrollo de resistencias que tarde o temprano pueden terminar produciendo en usted una infección que ponga en grave riesgo su vida o la de cualquier persona.

Conozca más sobre los antibióticos

Cómo funcionan

Existe una única causa, el desarrollo por parte de las bacterias de sistemas que les defienden de los efectos que sobre ellas producen los antibióticos. Estos sistemas reciben el nombre de mecanismos de resistencias.

Las bacterias a lo largo de estos años han aprendido a desarrollar diversos y sofisticados sistemas de protección: elaborar proteínas que destruyen la estructura del antibiótico, impedir que el fármaco penetre en su interior, modificar la forma del lugar en el que actúa el antibiótico e, incluso, disponer de un mecanismo que expulsa al fármaco una vez que ha penetrado en su interior.

Las bacterias pueden desarrollar uno o varios de estos mecanismos, contra uno o contra diversos antibióticos. Además, son capaces de transmitir esta información sobre sistemas de resistencias a la totalidad de sus descendientes e incluso a bacterias.

Consejos para el uso de antibióticos:

  • Si presenta una enfermedad que le sugiera una infección, no lo dude, consulte a su médico. Sólo él está capacitado para decidir si esta infección se cura o no con antibióticos.
  • Acepte de buen grado la opinión de su médico. Él conoce y valora su situación clínica y la del entorno, por ello dispone de una información que usted desconoce. Al médico sólo le interesa su salud.
  • No guarde la medicación sobrante. El hecho de que fuese recetada por el médico para tratar una infección parecida a la que usted presenta ahora no significa que vaya a ser eficaz ahora.
  • No recomiende ni acepte que ninguna persona que no sea médico le prescriba un tratamiento con antibióticos.

¿Sospecha que tiene una infección?

Acuda a su médico de familia para que valore la necesidad de comenzar tratamiento con antibióticos

¿Dónde lo realizamos?

EN NAVARRA Y MADRID

NUESTRO EQUIPO MÉDICO

Especialistas del Área de Enfermedades Infecciosas

En esta Área se trabaja en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades producidas por un agente infeccioso, que puede ser bacteria, virus, hongo y protozoo. Las infecciones afectan a las personas provocando procesos muy distintos que se pueden localizar en cualquier tejido del cuerpo humano, por lo que exige un abordaje específico.

Este área desempeña su actividad en tres frentes: labor asistencial, centrada en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades infecciosas; docencia, con formación de alumnos de medicina, médicos residentes y enfermeras; y vocación investigadora, a través de desarrollo de estudios clínicos y de laboratorio.

Organizados en unidades asistenciales

  • Infecciones asociadas a biomateriales.
  • Infecciones nosocomiales (multirresistencias).
  • Infecciones en pacientes inmunodeprimidos.
  • Infección comunitaria.
  • Medicina del viajero.
  • Programa de uso prudente y optimización de terapia antiinfecciosa.
  • Control de la infección por microorganismos multirresistentes.
Imagen de la fachada de consultas de la sede en Pamplona de la Clínica Universidad de Navarra

¿Por qué en la Clínica?

  • Realizamos la valoración del viajero y las pruebas analíticas en menos de 24 horas.
  • Consulta de Segunda Opinión cuando la infección no acaba de resolverse.
  • Velamos por el uso prudente de antibióticos.