Estudios de la audición

"El avance estrella en el tratamiento de sorderas graves han sido los implantes auditivos. Estos implantes son dispositivos que transforman el sonido en impulso eléctrico y se encargan de estimular el nervio auditivo de manera similar a como lo haría el sonido".

DRA. RAQUEL MANRIQUE HUARTE
ESPECIALISTA. DEPARTAMENTO DE OTORRINOLARINGOLOGÍA

Entre las exploraciones fundamentales que se realiza a un paciente con mareo y vértigo están las de función auditiva.

Esto es así porque dado que el sistema auditivo y el vestibular comparten la misma estructura anatómica las alteraciones de uno frecuentemente provocan déficits en el otro y, además ciertas enfermedades se caracterizan precisamente por que la crisis de vértigo coincide con episodios de pérdida de audición (E. de Ménière) o todo lo contrario (neuritis vestibular).

El conocimiento preciso de la capacidad auditiva del paciente es determinante en ocasiones para la adopción de una actitud terapéutica más idónea.

El estudio de función auditiva en pacientes con mareo y vértigo comprende una serie de pruebas que vamos a mencionar a continuación.

No todas se realizan siempre, dejando al criterio del médico una u otra modalidad de estudio.

¿Cuándo se realizan los estudios de audición?

Estas pruebas no son molestas ni requieren preparación especial. Se debe acudir a la consulta el día indicado y se realizan de manera rápida y sencilla.

No existe ninguna contraindicación para realizarlas e incluso son viables en niños pequeños.

Indicaciones más frecuentes de esta prueba:

  • Enfermedad de Meniere.
  • Hipoacusia.
  • Otitis.
  • Vértigo.

¿Tiene alguna de estas enfermedades?

Puede que sea necesario realizarle un estudio de la audición

Tipos de estudios de audición

Se realiza estando el paciente cómodamente sentado en el interior de una cabina insonorizada y el explorador fuera, separados ambos por un cristal que permita el contacto visual entre los dos.

Mediante un audiómetro, se generan sonidos puros (tonos) de diferentes frecuencias, que se miden en Herzios (Hz.). Los tonos producidos van desde valores bajos o tonos graves (250Hz., 500 Hz.) a tonos más altos o agudos (4000Hz., 6000Hz., 8000 Hz.), incluyendo valores medios, de gran importancia para la comprensión de las conversaciones como son 1000Hz. y 2000 Hz.

La intensidad del tono se mide en decibelios (dB.) y el explorador la modifica sin llegar a valores intensos, potencialmente molestos para el paciente.

El paciente recibe el sonido por medio de auriculares que se disponen en sus oídos simulando un proceso auditivo convencional, a lo que se denomina vía aérea, porque el sonido se transmite desde el auricular, a través del conducto auditivo externo, al tímpano, que entra en vibración poniendo en marcha el proceso auditivo.

En un segundo momento, terminado el estudio de los umbrales tonales para cada frecuencia en un oído por vía aérea, se lleva a cabo un estudio similar en el mismo oído, pero utilizando un vibrador aplicado a la región ósea detrás de la oreja.

En este caso, el tono generado por el audiómetro se transforma en una vibración que se transmite por el hueso hasta lograr una estimulación del oído interno y una percepción auditiva, que en este caso se denomina vía ósea.

Hay ocasiones en que la magnitud de la sordera en un oído es tal, que obliga a utilizar una intensidad lo suficientemente alta como para estimular los dos oídos simultaneamente. Dado que esto crea confusión y puede inducir a errores serios, se realiza una técnica especial de enmascaramiento del oído que no se está explorando.

Ésta consiste en la presentación simultánea de un ruido, que por tanto posee muy diversas frecuencias del espectro sonoro en el oído no explorado, mientras se realiza el estudio de los umbrales en el otro. Esta prueba exige un grado de atención mayor que en condiciones normales, pero por su valor merece la pena el tiempo y el esfuerzo por parte del paciente.

El objetivo de la audiometría tonal liminar es medir el grado de sordera en cada oído y poder localizar la porción del oído (externo, medio o interno) en que asienta.

Se realiza en la misma cabina insonorizada, pero en este caso el estímulo no son tonos puros, sino palabras, y el objetivo de la prueba no es solo la detección del sonido, sino que el paciente repita la palabra o palabras e, incluso a veces frases, que el explorador le comunica y que le llega por medio de auriculares (siempre vía aérea) o por medio de altavoces, audiometría vocal en campo libre.

Es una valoración estrictamente cualitativa de la audición que nos permite analizar la capacidad de comprender las conversaciones.

Habitualmente existe una correspondencia estricta entre el valor del umbral de inteligibilidad y del umbral tonal medio audiométrico por vía aérea.

Con esta prueba se mide la capacidad de comprensión del mensaje hablado y complementa el estudio tonal.

El conjunto de la membrana timpánica y cadena de huesecillos realiza una adaptación de la fuerza que ejerce el sonido que llega al oído y pone en vibración a la primera y optimiza la cantidad de energía acústica transmitida a la cóclea.

Se realiza colocando una sonda en la apertura del conducto auditivo externo, a través de la que se aplica un sonido de frecuencia e intensidad variable, según el interés del estudio, y variaciones de presión que desplazan el tímpano ligeramente fuera de su posición normal.

En dicha sonda hay también un pequeño micrófono que registra la intensidad del sonido reflejada por la membrana timpánica. Dentro de esta prueba existen dos partes complementarias.

La primera es el estudio del timpanograma o de la variación de la distensibilidad del sistema tímpano-cadena osicular en función de la presión ejercida en el conducto auditivo externo.

Se representa gráficamente de manera automática por una curva en forma de tienda de campaña, cuyo eje horizontal es la presión aplicada en el oído externo. En condiciones normales el pico de la curva está centrado a 0 mm. de presión.

Es una prueba específica del funcionamiento del oído medio.

La segunda parte de la prueba es el estudio del reflejo estapedial o del estribo consistente en una contracción de dicho músculo (analizado por los cambios en el timpanograma) cuando se estimula el oído con un sonido de 80 dB. superior al umbral por vía aérea.

Por medio de un registro eléctrico similar al del electroencefalograma se puede seguir el curso del estímulo auditivo a través del cerebro o vía auditiva central.

Esta prueba se realiza utilizando un estímulo sonoro similar a un chasquido que se repite muchas veces muy rápidamente y a diferentes intensidades.

Llega al paciente por medio de un auricular, vía aérea, y la respuesta se registra mediante unos electrodos dispuestos de manera precisa en la cercanía del pabellón auricular y cráneo.

Esta respuesta debe ser filtrada y ampliada resultando una curva con una serie de picos que reflejan el paso del estímulo nervioso (resultante de la activación de las células del oído interno y de las terminaciones del nervio auditivo) por las diversas estaciones de la vía auditiva en el cerebro.

¿Dónde la realizamos?

EN NAVARRA Y MADRID

NUESTRO EQUIPO MÉDICO

Especialistas del Departamento de Otorrinolaringología

El Departamento de Otorrinolaringología de la Clínica Universidad de Navarra es referencia nacional y mundial en numerosos procedimientos quirúrgicos altamente especializados.

Disponemos de la última tecnología y realizamos todas las pruebas diagnósticas en menos de 48 horas para ofrecer a nuestros pacientes la mejor solución en el menor tiempo posible.

Hemos sidos de los primeros centros de España en utilizar cirugía robótica en el tratamiento quirúrgico con el sistema Da Vinci®. 

Organizados en unidades especializadas

  • Otología - Audición.
  • Rinología - Nariz.
  • Faringología - Garganta.
  • Laringología - Voz.
  • Trastornos del equilibrio.
  • Problemas de cabeza y cuello.
Imagen de la fachada de consultas de la sede en Pamplona de la Clínica Universidad de Navarra

¿Por qué en la Clínica?

  • Expertos en el tratamiento de problemas de hipoacusia.
  • Pioneros en intervenciones por vía axilar para no dejar cicatriz.
  • Centro de referencia nacional en sellado de tejidos para extirpar las amígdalas.
COVID-19