Desarrollo del niño en el octavo mes

El término desarrollo psicomotor designa la adquisición de habilidades que se observa en el niño de forma continua durante toda la infancia.

Corresponde tanto a la maduración de las estructuras nerviosas (cerebro, médula, nervios y músculos...) como al aprendizaje que el bebé -luego niño- hace descubriéndose a sí mismo y al mundo que le rodea.

  • En esta edad, la respuesta social del niño se presenta de una forma cada vez más selectiva.
  • Empieza a manifestar temor y extrañeza hacia los desconocidos.
  • Se mueve con soltura gateando, se agarra a los muebles para levantarse y quedarse de pie. Balbucea y repite las sílabas.

Desarrollo

  • Empieza a arrastrarse a gatas
  • Se sienta solo y se queda sentado unos minutos, incluso sin apoyarse
  • Si se le sostiene de pie, intenta caminar, echando el pie hacia delante
  • Observa durante algún tiempo las imágenes de la televisión
  • Pronuncia sílabas aisladas
  • Reconoce los preparativos de la comida, el paseo, el baño etc, y se excita
  • Comprende el "no"
  • Interrumpe sus actividades cuando se dice su nombre
  • Se da cuenta de las diferencias entre personas

Hay que tener en cuenta siempre que no existen reglas rígidas para alcanzar las diferentes etapas. Un plazo de uno o dos meses no es patologico en absoluto con tal de que el niño responda con expresividad a los estímulos que se le dan.


Estimulación

  • Llamar su atención sobre determinados ruidos, mientras indicas sus nombres
  • Si hace algo que no debe, dile "no"
  • Cuando te vayas de su lado, dile "adios", moviendo la mano. Intenta que te imite
  • Imita el sonido de los vocablos inventados por el niño
  • Pronuncia las palabras que el niño expresa correctamente
  • Juegue con él, escondiendo cosas e intentar que el niño las encuentre

Guía práctica

  • Si lleva al niño en coche asegúrese de colocarlo en su silla de seguridad.
  • Adapte su casa para que el niño pueda estar gateando y cogiendo cosas sin peligro de romper nada o que él se haga daño: retire los objetos afilados, cubra los enchufes con protectores, estufas, ventiladores, productos de limpieza etc ...
  • No deje al niño solo, puede darse la vuelta y caer.
  • Siempre llévelo a dormir a la misma hora
  • Lleve alguna rutina a lo hora de dormirle
  • Puede leer libros al bebé, enseñando dibujos y diciendo sus nombres
  • No le de un biberón de leche antes de dormirse
  • Mantenga las envolturas de plástico, bolsas y globos, lejos del alcance del bebé.

El Departamento de Pediatría cuenta con diversas unidades especializadas, que permiten un mejor diagnóstico y tratamiento del niño, algunas de ellas de carácter multidisciplinar.

Entre ellas destacan las siguientes: Cuidados Intensivos, Neonatología, Respiratorio, Reumatología y Patología músculo-esquelética, Neuropediatría, Oncología Pediátrica, Endocrinopediatría, Gastroenterología, Urgencias Pediátricas y Nutrición.

Además de estas unidades, el Departamento de Pediatría colabora de forma multidisciplinar en las áreas de Cirugía Pediátrica, Dermatología, Cardiología, Oftalmología, alteraciones del aparato locomotor y otras especialidades.

Un equipo de enfermería altamente especializado se encarga del seguimiento del niño durante su desarrollo. Cuentan con una gran experiencia en la atención al niño y en el apoyo a padres en la resolución de sus dudas en el día a día.

SOLICITE