Desarrollo del niño en el noveno mes

El término desarrollo psicomotor designa la adquisición de habilidades que se observa en el niño de forma continua durante toda la infancia.

Corresponde tanto a la maduración de las estructuras nerviosas (cerebro, médula, nervios y músculos...) como al aprendizaje que el bebé -luego niño- hace descubriéndose a sí mismo y al mundo que le rodea.

  • Ahora el niño imita muchos gestos. Empieza a no querer ir a dormir.
  • El niño se ejercita perfeccionando sus habilidades. El niño recuerda muy bien situaciones y personas.

Desarrollo

  • Estando sentado, se inclina hacia delante y se levanta sobre las rodillas.
  • Agarra con sus manos objetos pequeños, dirige el índice hacia objetos que va a coger.
  • Imita gestos y sonidos
  • Busca el objeto con la mirada si se le esconde o si se le cae
  • Vocaliza espontáneamente para llamar la atención
  • Suelta los objetos voluntariamente.

Hay que tener en cuenta siempre que no existen reglas rígidas para alcanzar las diferentes etapas. Un plazo de uno o dos meses no es patologico en absoluto con tal de que el niño responda con expresividad a los estímulos que se le dan.


Estimulación

  • Hágale que escuche música melodiosa. Cante con él.
  • Déle órdenes sencillas, con frases cortas.
  • Hazle reproducir ruidos de la calle
  • Enséñele a sentarse solo con rodillas o el trasero.
  • Premie el buen comportamiento del bebe
  • Déjele que intente comer sólo.
  • Deje que se pelee con sus hermanos, mientras no se haga daño.

Guía práctica

  • Si lleva al niño en coche asegúrese de colocarlo en su silla de seguridad.
  • Quite las mesillas, estanterías, etc. que pesen poco, para que no pueda volcarlas.
  • Evite que el niño se haga daño cuando se cae. Retire de casa los objetos afilados, objetos con los que pueda dañarse.
  • Mantenga los productos de limpieza, alcohol, medicamentos fuera de su alcance
  • Proteja los objetos peligrosos: enchufes, estufas, etc.
  • Cuando haga cosas que estén mal regáñele con energía
  • Déle libertad en sus movimientos pero con límites
  • Lleve alguna rutina a la hora de dormirle
  • Puede leer libros al bebé, enseñando dibujos y diciendo sus nombres
  • Si tiene otros hijos, dedíqueles también tiempo a ellos.

El Departamento de Pediatría cuenta con diversas unidades especializadas, que permiten un mejor diagnóstico y tratamiento del niño, algunas de ellas de carácter multidisciplinar.

Entre ellas destacan las siguientes: Cuidados Intensivos, Neonatología, Respiratorio, Reumatología y Patología músculo-esquelética, Neuropediatría, Oncología Pediátrica, Endocrinopediatría, Gastroenterología, Urgencias Pediátricas y Nutrición.

Además de estas unidades, el Departamento de Pediatría colabora de forma multidisciplinar en las áreas de Cirugía Pediátrica, Dermatología, Cardiología, Oftalmología, alteraciones del aparato locomotor y otras especialidades.

Un equipo de enfermería altamente especializado se encarga del seguimiento del niño durante su desarrollo. Cuentan con una gran experiencia en la atención al niño y en el apoyo a padres en la resolución de sus dudas en el día a día.

SOLICITE