Publicaciones científicas

Dos terapias conocidas podrían ser efectivas como adyuvantes en el paciente crítico infectado por COVID-19

14-abr-2020 | Revista: Revista Española de Anestesiología y Reanimación

Hernández A (1), Papadakos PJ (2), Torres A (3), González DA (4), Vives M (5), Ferrando C (6), Baeza J (7).

(1) Director Anaesthesia & ICU, Grupo Policlínica, Ibiza, Islas Baleares, España.
(2) Director Critical Care Medicine, University of Rochester, Professor Anesthesia, Surgery, Neurology, and Neurosurgery, Rochester, Nueva York, Estados Unidos.
(3) Senior Consultant in Respiratory and Intensive Care Unit, Servei de Pneumologia, Hospital Clínic, Universitat de Barcelona. IDIBAPS, CIBERES, ICREA, Barcelona, España.
(4) Consultant in Anaesthesia & ICU, Clínica Universitaria de Navarra, Pamplona, España.
(5) Consultant in Anaesthesia & ICU, Hospital Universitari Dr. Josep Trueta, Girona, España.
(6) Head of Surgical Intensive Care Unit, Hospital Clínic, Universitat de Barcelona. CIBERES, Barcelona, España.
(7) Vice president World Federation of Ozone Therapy. Presidente de la Sociedad Española de Ozonoterapia. Profesor de Anatomía humana, Facultad de Medicina, Universidad de Valencia, Valencia, España.


La neumonía causada por coronavirus, que se originó en Wuhan, China, a finales de 2019, se ha extendido por todo el mundo convirtiéndose en una pandemia.

Desafortunadamente, a día de hoy no existe ninguna vacuna específica para el virus COVID-19, y el tratamiento está siendo de soporte con añadido de antivirales y otros fármacos, sin que hasta la fecha se haya evidenciado un beneficio claro.

Muchos de estos pacientes se deterioran rápidamente y requieren ser intubados y ventilados mecánicamente, lo que está provocando el colapso del sistema sanitario en muchos países debido a la falta de ventiladores y de camas de críticos.

En este documento revisamos dos terapias adyuvantes sencillas de aplicar, sin efectos deletéreos y de un coste bajo que podrían ser de utilidad para el tratamiento de la infección por coronavirus agudo severo asociado al síndrome respiratorio agudo (SARS-CoV-2).

La vitamina C, un potente antioxidante, se ha convertido en una terapia relevante debido a sus beneficios potenciales cuando se administra por vía intravenosa. El efecto potencial de la vitamina C en la reducción de la inflamación en los pulmones podría desempeñar un papel clave en la lesión pulmonar causada por la infección por coronavirus.

Otra posible terapia eficaz es el ozono. Pese a la controversia que siempre le ha acompañado, se ha estudiado y utilizado ampliamente durante muchos años y su eficacia se ha demostrado en múltiples estudios. Sin embargo, nuestro objetivo no es hacer una revisión exhaustiva de dichas terapias sino difundir sus efectos beneficiosos.

Obviamente, los ensayos clínicos son necesarios, pero dado el potencial beneficio de estas terapias, recomendamos incorporarlas al arsenal terapéutico para el tratamiento del SARS-CoV-2.

CITA DEL ARTÍCULO  Rev Esp Anestesiol Reanim. 2020 Apr 14. pii: S0034-9356(20)30075-X. doi: 10.1016/j.redar.2020.03.004

SOLICITE