Cookie Consent by PrivacyPolicies.com

Un marcapasos inalámbrico

Vídeos de la Clínica Universidad de Navarra

El nuevo dispositivo se coloca directamente en el interior del corazón con el objetivo de producir impulsos eléctricos para estimularlo y tratar así bloqueos cardíacos, pérdidas de conocimiento y lentitud del corazón.

La ausencia de cables y electrodos le confiere numerosas ventajas. Los marcapasos convencionales constan de dos partes: una batería, debajo de la piel en el tórax y un cable que, a través de la vena, llega al corazón.“

La novedad de este nuevo sistema es que, al ser tan pequeño y al implantarse dentro del corazón, eliminamos completamente la parte subcutánea, incluyendo los cables, por lo que no hay ningún signo externo de que el paciente lleva un marcapasos”, explica el cardiólogo Pablo Ramos, especialista de la Unidad de Arritmias de la Clínica.