Implantación de válvula aórtica sin cirugía

Infografías de la Clínica Universidad de Navarra

Esta técnica permite sustituir una válvula aórtica dañada por otra nueva, sin necesidad de una operación a corazón abierto.

Con un nuevo catéter se despliega la válvula percutánea en el lugar correspondiente. Los restos de la válvula antigua se comprimen a un lado. La nueva válvula queda instalada.

El paciente se recupera rapidamente de la sencilla intervención, que mejora su calidad de vida.

SOLICITE