Publicaciones científicas

Tratamiento de fugas biliares mediante colocación transparietohepática de endoprótesis metálicas recubiertas

01-nov-2016 | Revista: Radiologia

Páramo M (1), García-Barquín P (2), Carrillo M (3), Millor Muruzábal M (2), Vivas I (2), Bilbao JI (2).

(1) Departamento de Radiología, Clínica Universidad de Navarra, Pamplona, Navarra, España.
(2) Departamento de Radiología, Clínica Universidad de Navarra, Pamplona, Navarra, España.
(3) Departamento de Radiología, Hospital Morales Meseguer, Murcia, España. 


Objetivo
Analizar la seguridad y eficacia en el uso percutáneo de endoprótesis metálicas autoexpandibles recubiertas (EMAR) en pacientes con fuga biliar.

Material y métodos
Este estudio ha sido aprobado por el Comité de Ética de nuestro centro. Se realizó una revisión retrospectiva de las EMAR colocadas entre octubre de 2008 y septiembre de 2015. Se analizaron la enfermedad primaria subyacente, los procedimientos hepáticos previos y el éxito clínico.

Se evaluó la localización, el número, el tipo de fuga y las características del procedimiento intervencionista (número de prótesis empleadas, localización, éxito técnico y funcionalidad primaria). Se recogieron las complicaciones registradas.

Resultados
Se estudiaron 14 pacientes. El seguimiento medio fue de 375,5 días (rango de 15-1920 días). En 12 pacientes las fugas biliares fueron posquirúrgicas. Un paciente presentó una fístula arteriobilioportal. En otro paciente, la fuga biliar fue post-CPRE. Se colocaron un total de 23 EMAR: 21 prótesis tipo Fluency® (Bard, Tempe, Arizona, EE.UU.) y dos prótesis tipo Wallflex® (Boston Scientific, Galway, Irlanda).

Se consiguió éxito técnico total en el 78,6% (n=11), parcial en el 14,3% (n=2) y no se obtuvo éxito en el 7,2% (n=1). Se consiguió éxito clínico en 13 de 14 pacientes. La media de funcionalidad primaria de las EMAR fue de 331 días (rango de 15-1920 días). Once pacientes no presentaron ninguna complicación mayor.

Conclusiones
La colocación percutánea de EMAR es un método seguro y eficaz en el tratamiento de fugas biliares benignas, con una alta tasa de éxito técnico y clínico y un nivel moderado de complicaciones.

CITA DEL ARTÍCULO  Radiologia. 2016 Nov 1. pii: S0033-8338(16)30141-2. doi: 10.1016/j.rx.2016.09.004

Nuestros autores