Publicaciones científicas

Trasplante hepático en pacientes con cirrosis por VHB y VHC

01-jun-2004 | Revista: Anales del Sistema Sanitario de Navarra

Lucena JF, Herrero JI.

Unidad de Hepatología, Clínica Universitaria, 31008 Pamplona, Spain.


La cirrosis hepática asociada al virus C constituye la principal indicación de trasplante hepático en Europa y EEUU, representando en adultos hasta el 50% de las indicaciones, mientras que la cirrosis asociada al virus B representa alrededor del 10%.

Las indicaciones de trasplante en los pacientes con infección por virus B y C son la hepatitis fulminante, la cirrosis descompensada y la aparición de hepatocarcinoma.

Las dos infecciones pueden recidivar tras el trasplante. La evolución de la reinfección en el injerto es variable y puede incluir alteraciones no significativas de las pruebas de función hepática, hepatitis crónica activa y cirrosis. Con menor frecuencia se desarrolla una forma particularmente grave denominada “hepatitis colestásica fibrosante” que produce una rápida evolución al fallo del injerto.

La inmunoglobulina contra el virus B y la lamivudina disminuyen el riesgo de reinfección. El factor principal asociado a la recidira de la hepatitis B es la replicación viral activa antes del trasplante, por lo que actualmente se considera una contraindicación para el transplante.

Para el tratamiento de la reinfección por el virus de la hepatitis B se ha utilizado INF-a con resultados desalentadores. Más recientemente se han usado lamivudina y adefovir.

La recidiva del virus de la hepatitis C postrasplante es universal y su evolución hacia la cirrosis es más rápida que en pacientes inmunocompetentes, siendo la disfunción del injerto la causa más frecuente de mortalidad y de indicación de retrasplante. Se han descrito factores relacionados con la gravedad de la recidiva que incluyen factores relacionados con el donante, el receptor, el virus, la inmunosupresión y la cirugía. No existen tratamientos preventivos de la recidiva de la hepatitis C postrasplante.

En el tratamiento de la reinfección por virus de la hepatitis C se han usado INF-a y rivabirina tanto en forma única como combinada con resultados variables, siendo más efectiva la terapia combinada. Recientemente se han descrito resultados alentadores con el uso combinado de interferón pegilado y rivabirina sin una mayor incidencia de rechazo.

Finalmente, los resultados del retransplante son poco alentadores tanto en la recidiva de la hepatitis B como en la de la hepatitis C.

CITA DEL ARTÍCULO  An Sist Sanit Navar. 2004;27 Suppl 2:91-101