Cuidados para evitar la alergia a los himenópteros

La picadura tanto de las abejas como la de las avispas resulta más o menos molesta, según la zona y la sensibilidad de la víctima.

En caso de sensibilidad máxima pueden producirse choques anafilácticos, que de no tratarse rápidamente pueden llegar a ser mortales.

Las reacciones alérgicas a picaduras suelen ser de tres tipos:

  • Reacciones localizadas alrededor de la picadura: con inflamación de la zona (más de 10 cm de diámetro) y dolor, generalmente persistentes más de 24 horas. La mayoría de la reacciones locales requieren exclusivamente la limpieza de la herida de la herida, con agua y jabón y la aplicación de frío local (disminuye el edema y actúa como analgésico).
  • Reacciones generales: urticaria, edema, ahogo, bajadas de tensión arterial, inestabilidad, hasta llegar a la reacción anafiláctica.
  • Reacciones retardadas: más raras. La mayoría de las picaduras se producen durante los meses de verano (mayor población de avispas y abejas y mayor exposición de las personas), aunque no es inhabitual observar picaduras fuera de esta estación.

MEDIDAS PREVENTIVAS

En la mayoría de ocasiones los insectos pican al sentirse amenazados. Evite:

  • Usar preparados perfumados, tónicos capilares, loción, lacas, etc...
  • Llevar prendas estampadas. Ha de procurar que las partes del cuerpo al descubierto sean lo más reducidas posible.
  • Caminar descalzo o con sandalias en el exterior.
  • Antes de introducirse un un vehículo, compruebe que esté libre de insectos y mantenga las ventanillas cerradas.

Algunas actividades que comportan un riesgo especial son:

  • Segar el césped, cortar flores, pintar una casa, etc...
  • Acercarse a basuras y desperdicios.
  • Hurgar en un avispero o madriguera.
  • Las detenciones y los movimientos bruscos y rápidos de cualquier clase, cuando los insectos están cerca, pueden provocar una picadura.

Lo que debe hacer en caso de una picadura:

  • Procure ver si el insecto le ha dejado el aguijón en la piel.
  • Éste tendrá el aspecto de una espina o astilla de color negro.
  • Intente retirar el aguijón inmediatamente, raspándolo suavemente con la uña, una tarjeta o un cuchillo. No utilice pinzas o lo presione porque ayuda a inyectar más veneno.
  • Ha de administrarse la medicación que se le prescribió en la consulta.
  • Ha de acudir lo más rápidamente posible a un centro médico.
  • Ha de aplicarse un torniquete en un punto próximo y por encima del lugar de la picadura.
  • Ha de aplicarse hielo o compresas frías en el lugar de la picadura.
COVID-19