Parto de urgencia

Se define parto a la expulsión, desde el interior de la cavidad uterina hacia el exterior, de un feto maduro entre las 37 y 42 semanas cumplidas.

Esto es lo que se entiende por parto a término.

Aquellos partos que se producen antes de las 37 semanas se consideran partos pretérmino y aquellos otros producidos tras las 42 semanas se denominan partos postérmino.

Contracciones:
Al principio débiles y espaciadas, más tarde fuertes, dolorosas y frecuentes.

Rotura de la "bolsa de aguas":

  • Sensación de descenso de la cabeza del niño.
  • Eliminación del tapón mucoso.

¿Qué debo hacer?

Durante las contracciones

  • Tranquilizar a la parturienta.
  • Instalarla en un lugar cómodo y limpio.
  • Colocarla en una cama o en el suelo recubierto de sabanas y mantas.
  • Hay que colocarla acostada boca arriba, rodillas flexionadas, muslos separados y colocar debajo de los glúteos una sabana o una toalla.

Durante la salida del niño

  • No tirar del niño ni apretar el abdomen de la madre.
  • Cuando aparece la cabeza se colocará una mano sobre la cara del niño, elevando un poco la barbilla del niño.
  • La posición más frecuente del niño suele ser mirando hacia abajo. Cuando ya está toda la cabeza fuera es el momento de palpar el cuello y ver si tiene el cordón anudado, si está muy tenso lo cortaremos y si no está muy tenso intentaremos pasarlo por encima de la cabeza del niño.
  • Se ponen las manos a los lados de la cabeza del niño, se empuja un poco hacia abajo para sacar primero el hombro de arriba.
  • Luego se empuja hacia arriba para sacar el hombro de abajo
  • El niño sale sin ninguna ayuda después de liberar ambos hombros.

​​​​​​​Después de la salida del niño

  • Para mantener al niño caliente lo colocaremos sobre el cuerpo de la madre, tapándolo sobre él.
  • Si la boca está obstruida, limpiarla con un dedo recubierto con un trozo de tela limpia.
  • Si no respira, limpiar la boca y practicar la ventilación artificial boca-boca y nariz, con los labios alrededor de la boca y nariz del niño y soplar suavemente.

Cordón umbilical

  • Esperar a que deje de latir y pinzarlo en dos zonas a unos 10 cm. del ombligo del niño.
  • Asegurarse de que está bien pinzado. No es necesario cortar el cordón en ese momento . Nunca tirar del cordón para no producir desgarros ni desprendimiento de la placenta.

La placenta

  • Se expulsa espontáneamente aproximadamente a los 30 minutos del parto.
  • Si no es así, no se debe realizar ninguna acción, si no dejar que llegue al hospital y que se encargue el ginecólogo.
  • Si la expulsa, se debe observar si está entera y se debe guardar y llevar al hospital para ser revisada.
  • Una vez que la expulse, realizaremos masaje uterino para favorecer la contracción del útero y que deje de sangrar.
  • Es importante valorar la cantidad de sangre que la madre ha perdido y si se ha producido algún desgarro durante el parto.
  • Son datos que deben darse al llegar al hospital.

¿Quieres cuidarte?

Curso ameno y cercano para aprender todo lo necesario sobre embarazo, portparto y el recien nacido.

En este videocurso no solo se centra exclusivamente en el parto, sino que se profundiza en las etapas más significativas como son el embarazo y el postparto, teniendo una presencia fundamental la atención al recién nacido.

  • Equipo de expertos: contamos con especialistas y un equipo de matronas especialmente formado en el control del embarazo. Disponemos de una Unidad de Neonatología con la última tecnología que garantiza los cuidados al recién nacido.
  • Asistencia individualizada y especializada: asistencia prenatal y del parto en embarazo de bajo y alto riesgo.
  • Tecnología avanzada: contamos con la última tecnología, como una ecografía de alta resolución en el diagnóstico prenatal.
  • Microcirugía tubárica: reversión de la ligadura de trompas.
  • Diagnóstico prenatal: evaluación de células fetales, líquido amniótico o membranas amnióticas para detectar anomalías fetales.