Cookie Consent by PrivacyPolicies.com

Linfoma

"La mayor incidencia del linfoma folicular ocurre principalmente en mayores. Es un motivo para investigar un tratamiento que potencie la eficacia de las terapias convencionales y que no aumente su toxicidad".

DR. CARLOS PANIZO SANTOS
ESPECIALISTA. SERVICIO DE HEMATOLOGÍA Y HEMOTERAPIA

El linfoma se caracteriza por la proliferación maligna de linfocitos que constituyen las células defensivas del sistema inmunitario.

El tejido linfoide se encuentra fundamentalmente en los ganglios linfáticos, por lo que los linfomas se caracterizan, generalmente, por la presencia de ganglios linfáticos de tamaño aumentado.

Sin embargo, también hay células linfoides en otros muchos órganos, por lo que los linfomas pueden afectar al tubo digestivo, al bazo, al hígado, al pulmón, a la médula ósea, etc.

La incidencia de esta patología es elevada, ya que cada año se diagnostican en España 5.000 nuevos casos en adultos mayores de 40 años.

La coordinación multidisciplinar permite el estudio y el diagnóstico en poco tiempo. Además, la Clínica Universidad de Navarra dispone de las técnicas más avanzadas para el diagnóstico de la enfermedad.

Imagen del icono de la consulta de Segunda Opinión. Clínica Universidad de Navarra

¿Necesita una segunda opinión?

Nuestros profesionales le harán una valoración médica sin que tenga que moverse de casa.

¿Cuáles son los síntomas habituales?

En general, los linfomas se presentan como ganglios linfáticos aumentados de tamaño, que cuando aparecen en zonas accesibles como cuello, axilas o ingle se pueden palpar evidenciando su tamaño.

Sin embargo, no todo aumento de ganglio tiene su origen en un linfoma. Existen diversas infecciones y otras enfermedades que provocan un aumento de ganglios linfáticos. Por ello, es importante acudir al especialista y, en caso de duda, realizar una biopsia.

En ocasiones, los ganglios afectados están muy internos (abdomen, mediastino...) y pueden pasar desapercibidos, por lo que el diagnóstico es más difícil y sólo se consigue cuando aparecen otros síntomas (fiebre, sudoración nocturna, cansancio, pérdida importante de peso, prurito...), que obligan a realizar estudios más exhaustivos.

<p>Imagen preview del infogr&aacute;fico sobre linfomas&nbsp;</p>

Conozca todo sobre los linfomas y sus opciones de tratamiento

Los síntomas más habituales son:

  • Fiebre.
  • Sudoración nocturna.
  • Pérdida de peso.
  • Palpación de adenopatías.

¿Tiene alguno de estos síntomas?

Puede que padezca un linfoma

¿Cuáles son las causas?

Actualmente se desconoce la causa que origina los linfomas. Suponen el 84% de todas las enfermedades neoplásicas hematológicas.

Sin embargo, se ha constatado que el linfoma de Hodgkin es más común entre personas de 15 a 35 y de 50 a 70 años de edad. Uno de los motivos por los que podría aparecer este linfoma podría estar asociado con una infección pasada con el virus de Epstein-Barr (VEB).

Por otro lado, los pacientes con infección por VIH presentan un mayor riesgo de contraer la enfermedad que la población general.

Por su parte, los linfomas no Hodgkin, aunque pueden aparecer a cualquier edad, tienen una incidencia de menos del 5% en niños. La mayoría de los subtipos aumentan su frecuencia con la edad, siendo la media de aparición los 65 años. Resulta algo más frecuente en varones y las causas son desconocidas.  

¿Cuál es su pronóstico?

Resulta muy importante realizar un diagnóstico preciso, así como un buen estudio de extensión de la enfermedad, que nos permitan disponer de todos los datos necesarios para decidir el tratamiento más adecuado.

Tradicionalmente, se ha dividido a los linfomas en:

  • Agresivos o de alto grado de malignidad, cuando las células malignas crecen más rápidamente. Son más graves y necesitan tratamientos más fuertes, pero son potencialmente curables.
  • Linfomas indolentes o de bajo grado de malignidad, cuando las células son de crecimiento más lento. Permiten una calidad de vida mejor durante años pero son muy difíciles de curar definitivamente.

En la actualidad, se tiende a establecer un pronóstico diferenciado en cada caso teniendo en cuenta la variedad de linfoma, su extensión y las posibilidades terapéuticas en cada paciente concreto.

Los linfomas son unos de los tumores cuya incidencia va en aumento, sobre todo la de los linfomas no hodkinianos, aunque se desconoce cuáles son las causas de este incremento.

Sin embargo, también se encuentran entre los tumores con más opciones terapéuticas y, teniendo en cuenta su diversidad, entre los que más posibilidades de curación tienen actualmente.

¿Cómo se diagnostica?

<p>Imagen de tubos de análisis de sangre del Laboratorio de Hematología de la Clínica Universidad de Navarra&nbsp;</p>

Ofrecemos un abordaje multidisciplinar del diagnóstico y del pronóstico de la enfermedad. En la eficacia del tratamiento desempeña un papel fundamental la consideración terapéutica global de la enfermedad, es decir, no sólo el tratamiento que cada paciente va a necesitar en el momento del diagnóstico, sino también el que pueda requerir en el futuro ante eventuales recaídas.

El Departamento de Hematología de la Clínica han desarrollado un programa integral de atención a los pacientes con síndromes linfoproliferativos crónicos, que incluye todos los aspectos relacionados con el diagnóstico, pronóstico y tratamiento de la enfermedad.

uenta además con la colaboración de otros servicios y departamentos, lo que permite realizar dicho estudio en régimen ambulatorio.

La Unidad de Genética de la Clínica, el laboratorio de citogenética y genética molecular se han especializado en el estudio de las alteraciones cromosómicas propias de cada linfoma, lo que permite una mejor identificación de la enfermedad y la determinación del pronóstico de un enfermo, lo que muchas veces condicionará el tratamiento más adecuado.

¿Cómo lo tratamos?

Contamos con un Hospital de Día para realizar el tratamiento ambulatorio de los linfomas

El tratamiento específico de la enfermedad se basa en la utilización de la quimioterapia en la mayor parte de las ocasiones administrada de forma ambulatoria en el Hospital de Día que permite tratamientos prolongados sin necesidad de ingreso hospitalario, con la consiguiente comodidad para el paciente y la disminución del coste económico.

En ocasiones es necesario recurrir al Trasplante de Progenitores Hematopoyéticos.

En este sentido, la Clínica cuenta con un programa de trasplante, tanto autólogo como alogénico, incluyendo trasplantes de intensidad reducida. Algunos pacientes son tributarios de tratamiento con radioterapia.

Los departamento de Oncología Radioterápica y Oncología de la Clínica cuenta con los aceleradores lineales necesarios para llevar a cabo este tipo de tratamientos.

Su objetivo es lograr las células restauradoras de la función de la médula ósea.

El trasplante de progenitores hematopoyéticos o trasplante de médula se utiliza en:

  • Enfermedades neoplásicas (tumores malignos).
  • Enfermedades con una alteración de la función de la médula ósea (productora de las células de la sangre).
  • Enfermedades del sistema inmunitario.
  • En algunas alteraciones metabólicas congénitas.

Las células progenitoras hemopoyéticas se obtenían de la médula ósea. Actualmente, se extraen mayoritariamente de la sangre y, en ocasiones, del cordón umbilical y la placenta.

Estas células se encuentran en el interior de la médula ósea de los huesos (sobre todo cadera, vértebras y costillas), pero en ocasiones aumenta su número en la sangre circulante, por lo que pueden obtenerse también por las venas.

Uno de los tratamientos que más ha revolucionado la terapia de los síndromes linfoproliferativos ha sido la aplicación de los anticuerpos monoclonales.

Con ellos se ha conseguido elevar en un porcentaje significativo la tasa de respuestas que se conseguía sólo con la quimioterapia.

El más utilizado es el anticuerpo anti-CD20, que se une a las células linfoides e induce su destrucción. Hasta la fecha en la Clínica se ha administrado este tratamiento conjuntamente con la quimioterapia a casi 700 pacientes, sobre todo linfomas foliculares y linfomas de células grandes.

Recientemente, en coordinación con el Sevicio de Medicina Nuclear se ha iniciado la utilización de otros tipos de anticuerpos monoclonales que unen la eficacia al descrito previamente a la acción de un isótopo radiactivo al que van unidos.

Además de los tratamientos con esquemas convencionales, existe una línea de investigación clínica y terapéutica en síndromes linfoproliferativos que incluye principalmente la utilización de nuevos fármacos y el desarrollo inmunoterapia específicos contra el linfoma

En relación a la utilización de nuevos fármacos, es muy posible que si acude a nuestro centro a tratarse le propongamos participar en alguno de los ensayos clínicos en los que estamos ofreciendo nuevas terapias a los pacientes con linfoma.

En este sentido la estrecha colaboración entre los facultativos implicados en el Programa de síndromes linfoproliferativos y la Unidad Central de Ensayos Clínicos permiten encontrar opciones terapéuticas incluso para algunos pacientes en los que los tratamientos estándar con quimioterapia y/o radioterapia no han funcionado

¿Qué ensayos clínicos tenemos sobre este tema?

Multisede
reclutamiento

2002 Brigatinib en pacientes con cáncer de pulmón de células no pequeñas avanzado con linfoma anaplásico cinásico positivo (ALK) cuyo cáncer ha progresado durante el tratamiento con alectinib o ceritinib

El objetivo principal de este estudio es determinar la eficacia y la seguridad de brigatinib. Los objetivos adicionales del estudio consisten en determinar la eficacia de brigatinib en pacientes con cáncer que se ha extendido al cerebro; la duración de la respuesta al tratamiento con brigatinib; el tiempo que brigatinib permanece en el cuerpo; las tasas de supervivencia global; la calidad de vida durante y después del tratamiento con brigatinib y el alcance de la atenci...
Multisede
reclutamiento

CL1-65487-002 Ensayo clínico de S65487, un inhibidor Bcl-2 administrado de forma intravenosa, en pacientes con Leucemia Mieloide Aguda, Linfoma no Hodgkin o Mieloma múltiple con enfermedad reecurrente o refractaria

El objetivo del estudio es descubrir si el medicamento en investigación S65487 es seguro y si podría ser beneficioso en el tratamiento de este cáncer. El estudio se compone de 2 partes: - Parte de escalada de dosis de S65487: se administra a un grupo reducido de pacientes dosis crecientes de S65487 con el fin de identificar la dosis segura más alta del medicamento. - Parte de expansión: se administra a un grupo de pacientes la dosis segura más alta ident...

Un equipo multidisciplinar de referencia internacional

A la vanguardia

Unidad de Terapias Avanzadas

La Unidad de Terapias Avanzadas de la Clínica Universidad de Navarra se pone en funcionamiento para abordar en exclusiva terapias celulares contra el cáncer y otras enfermedades del sistema inmunitario, favoreciendo su administración y buscando aumentar la seguridad de estos tratamientos.

Un equipo multidisciplinar de enfermería de alta especialización junto con médicos de todas las especialidades implicadas en el abordaje de aquellos tratamientos que dependen de fármacos de terapias avanzadas e inmunoterapia.

¿Dónde lo tratamos?

EN NAVARRA Y MADRID

NUESTRO EQUIPO MÉDICO

Especialistas del Servicio de Hematología y Hemoterapia

El Servicio de Hematología de la Clínica, formado por especialistas de reconocido prestigio nacional e internacional, ha integrado técnicas diagnósticas moleculares y la utilización de nuevos tratamientos personalizados en su labor asistencial, permitiendo un diagnóstico más preciso y rápido de las enfermedades hematológicas.

El trabajo conjunto del personal médico y el investigador facilita el desarrollo y la aplicación de los nuevos tratamientos y a su vez la evaluación precisa del resultado de los tratamientos.

Imagen de la fachada de consultas de la sede en Pamplona de la Clínica Universidad de Navarra

¿Por qué en la Clínica?

  • Expertos en el desarrollo de tratamientos de Terapia Celular.
  • Centro de referencia internacional en linfomas, mieloma múltiple y gammapatías monoclonales.
  • Expertos en el diagnóstico y tratamiento de problemas hemorrágicos y trombóticos.