área de tumores musculoesqueléticos

La Clínica Universidad de navarra fue uno de los primeros centros en el mundo en implantar programas de cirugía conservadora de la extremidad, junto con los tratamientos adyuvantes oportunos.

Hoy en día, por lo tanto, sigue siendo unos de los centros más prestigiosos del mundo en este campo. Su equipo de profesionales es reconocido internacionalmente en este campo de la medicina.

Desde los años 80, más de 1.500 pacientes con sarcoma han sido tratados en nuestro centro. Dado que es una patología muy poco frecuente, hay muy pocos hospitales con experiencia. A la Clínica acuden pacientes de todas las regiones españolas y de muchos otros países.

La Clínica cuenta con los medios más modernos y sofisticados para poder diagnosticar y hacer frente a esta enfermedad. Como en otros cánceres, el diagnóstico y tratamiento precoces son fundamentales para obtener los mejores resultados.

En nuestro centro, todas las pruebas diagnósticas (incluida la biopsia) se pueden realizar, habitualmente, en menos de 24 horas. Además contamos con equipos de profesionales muy entrenados en quimioterapia intraarterial, braquiterapia, perfusión aislada de la extremidad, etc.

La Clínica es uno de los centros con mayor experiencia a nivel europeo en tumores musculoesqueléticos y ofrece una de las mayores tasas de conservación de la extremidad del paciente a nivel mundial.

La supervivencia en los sarcomas óseos tratados en la Clínica es superior al 75% a muy largo plazo (más de 15 años). La conservación de la extremidad es superior al 95%".

En los centros con experiencia, las posibilidades de conservar la extremidad afectada son altísimas, sin que esto suponga una disminución en las posibilidades de supervivencia. Si hace veinticinco años todos se amputaban y casi todos fallecían, hoy por hoy los números se han invertido: casi todos conservan la extremidad y la tasa de supervivencia es muy alta.

En la mayoría de los hospitales del mundo con prestigio en esta patología el paso de la amputación a la conservación de la extremidad se ha producido paulatinamente a lo largo de estas últimas décadas. Al principio, sólo en casos muy seleccionados se conservaba la extremidad. Poco a poco se fueron ampliando las indicaciones de conservación.

En la Clínica Universidad de Navarra, este paso se dio de manera drástica nada más conocer la extraordinaria eficacia de la quimioterapia en estos tumores a finales de los años 70. El empeño de un cirujano, el Dr. Cañadell, ayudado por un equipo de otros profesionales, hizo que en este centro se intentara la conservación de la extremidad en casi todos los pacientes.

Para poder curar un tumor óseo maligno es necesario extirpar toda la lesión, incluyendo el trayecto de la biopsia previa. Este es el motivo por el cual es necesario que la biopsia la realice el cirujano que llevará a cabo la operación definitiva. Para reconstruir la extremidad existen diversas opciones en cada caso, en función de la edad, demanda del paciente, experiencia del cirujano, etc. Todas las posibilidades quirúrgicas tienen sus ventajas y sus posibles complicaciones, agravadas por el hecho de que el paciente puede estar recibiendo tratamientos que reducen sus defensas (y por lo tanto incrementan el riesgo de padecer infecciones quirúrgicas), o limitan la capacidad de cicatrización de los tejidos (como la radioterapia). Normalmente estas dificultades pueden ser solventadas.

Otra posible adversidad es la aparición de discrepancias en la longitud de las extremidades de los niños afectos por estas lesiones. También para esto existen soluciones. En cualquier caso, no hay que olvidar que lo más importante es conseguir la curación de estos enfermos, aunque el reducir al mínimo la aparición de secuelas siga siendo un reto nada desdeñable.

En la Clínica Universidad de Navarra, en los últimos veinte años hemos tratado cerca de un millar de tumores óseos primarios malignos. En el osteosarcoma, por citar el más frecuente, la tasa de supervivencia se sitúa en el 74% a los 10 años, con una tasa de conservación de la extremidad superior al 90%.

Hace 25 años el reto era conseguir que el paciente sobreviviera. Posteriormente lo fue el conseguir conservar la extremidad aunque no fuera muy funcional. Después se buscó la máxima funcionalidad posible. Y, aunque suene un tanto desproporcionado, después de haber padecido un cáncer a algunos pacientes lo único que les preocupa es la cicatriz.

Un sólo profesional no puede curar esta enfermedad por muy bueno que sea en su campo.

Es necesario aunar el esfuerzo de todos (oncólogos, radiólogos, pediatras, oncólogos radioterápicos, patologos, cirujanos, enfermeras, rehabilitadores, psicólogos, etc.).

En la Clínica Universidad de Navarra cada paciente es atendido por un equipo que discute y sigue cada caso en particular, sin retrasos que condicionen la eficacia del tratamiento.

Los tumores musculoesqueléticos son más frecuentes en niños y adolescentes, un 5% de los tumores que se presentan en la edad pediátrica.

Los más frecuentes son el sarcoma osteogénico (osteosarcoma) y el sarcoma de Ewing.

Precisamente porque sigue habiendo un pequeño poercentaje de pacientes que no responden a las expectativas depositadas en su tratamiento y porque nos preocupa cada paciente que llega a la Clínica, seguimos investigando cada día.

La Clínica, en colaboracion con el Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA), busca tratamientos innovadores, que permitan superar la tasa de curación obtenida hasta el momento.

Fruto de ello son las numerosas publicaciones, muchas de ellas en colaboración con los más prestigiosos investigadores de todo el mundo en esta materia.

En algunos sarcomas se conoce el mecanismo genético que subyace en la descontrolada proliferación de esas células que se han vuelto malignas y buscamos la manera de contrarrestar esa alteración.

En otros casos más complejos, buscamos la manera de añadir nuevas terapias a los citostáticos convencionales o estudiamos la resistencia de algunos tumores a los tratamientos estándar.

También estudiamos los mecanismos que hacen que una célula cancerígena del hueso tenga tropismo (cierta "atracción") por el pulmón para dar metástasis.

nuestrosPROFESIONALES

solicite
UNA CITA

Puede solicitar cita con nuestros especialistas, de forma rápida y sin esperas, completando este formulario.

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

INVESTIGACIÓN 

No hay ensayos para este departamento
Time to loading and locoregional control in perioperative high-dose-rate brachytherapy: The tumor bed effect revisited
Brachytherapy 01-jul-2015

Dr. Mauricio Cambeiro Vázquez

Departamento de Oncología Radioterápica

Dra. Leire Arbea Moreno

Departamento de Oncología Radioterápica

Dr. Rafael Martínez Monge

Departamento de Oncología Radioterápica

Dr. Juan Manuel Alcalde Navarrete

Departamento de Otorrinolaringología

Dr. Matías Jurado Chacón

Departamento de Ginecología y Obstetricia

Dr. Luis Isaac Ramos García

Servicio de Radiofísica y Protección Radiológica

Dr. Mikel San Julián Aranguren

Área de tumores musculoesqueléticos

En otros centros me dijeron que la única solución era amputar la pierna. En la Clínica, en ningún momento nos dijeron que fuera a perder la pierna".

Francisco C.

Paciente operado de un osteosarcoma

tal vezle interese

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen médico investigando con microscopio

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra