Síndrome de apnea
obstructiva del sueño

saber más sobre la Apnea Obstructiva del Sueño

El síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAOS) es una enfermedad frecuente y conlleva ciertos riesgos por sus posibles complicaciones secundarias (accidentes de tráfico, enfermedad cardiovascular...).

Es fácil de diagnosticar y, generalmente, responde de manera positiva al tratamiento.  El manejo del paciente con SAOS debe ser multidisciplinar, con médicos de diferentes especialidades.

Un paciente tiene SAOS cuando presenta durante el sueño episodios repetitivos de apnea/hipopnea (interrupción completa o de, al menos, el 50% del flujo de aire durante un mínimo de 10 segundos) y síntomas derivados de la fragmentación del sueño.

Las consecuencias son hipersomnolencia diurna, bajo rendimiento laboral, aumento de los accidentes de tráfico, HTA, accidentes cerebrovasculares, miocardiopatías isquémicas e hipertensión pulmonar (HTP).

Imagen preview del infográfico sobre el síndrome de apnea obstructiva del sueño
Conozca qué es el síndrome de apnea obstructiva del sueño
Descargar infográfico
Conozca el trabajo de nuestra Unidad del Sueño
Cirugía robótica para el SAOS

El SAOS es una enfermedad que se padece todo el día.

Los signos más característicos que con frecuencia refiere el acompañante del paciente son:

  • Ronquidos.
  • Pausas de apnea.
  • Movimientos corporales excesivos.
  • Cambios en la personalidad.
  • Somniloquia (hablar dormido).

Por su parte, los síntomas que suele notar el pacientes son:

  • Somnolencia diurna.
  • Ahogos nocturnos.
  • Cefalea matutina.
  • Pérdida de capacidad intelectual.
  • Micción nocturna frecuente (más de dos veces).
  • Sequedad orofaríngeasueño agitado.

La obstrucción de la vía aérea superior a la altura del paladar y de la base de la lengua puede deberse a distintos factores:

  • Mandíbula o maxilar pequeños.
  • Obstrucción nasal.
  • Paladar muy grande y flácido.
  • Base de la lengua demasiado gruesa.

Existen factores predisponentes para desarrollar este problema, como son los problemas anatómicos de la vía aérea superior (mala ventilación nasal, trastornos de la faringe con un excesivo tamaño de las estructuras que los forman), malformaciones maxilofaciales o cifoescoliosis y problemas médicos generales como la obesidad, algunos trastornos endocrinos, trastornos neuromusculares, etc.

Las principales causas que llevan a realizar una cirugía SAOS vienen derivadas del colapso o cierre de la vía aérea superior a la altura del paladar y la base de la lengua, principalmente, que produce una ausencia (apnea) o disminución (hipopnea) de la respiración de forma transitoria.

Los síntomas más frecuentes que llevan a sospechar este trastorno son los ronquidos importantes, las pausas respiratorias nocturnas y una tendencia al sueño excesiva durante el día.

De todos ellos, el más frecuente es la obesidad. Así, más del 60%  de las personas que padecen este trastorno son obesos.

Cuando existe exceso de tejidos blandos en la faringe o anormalidades en la posición de los maxilares, existen remedios quirúrgicos muy efectivos".

Llámenos

948 255 400

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen banner La Clinica son las personas 

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen banner Investigacion en la Clínica 

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen historias de la Clínica