Tumores medulares

Constituyen entre el 10-15% de todos los tumores del sistema nervioso

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número teléfono 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

Diagnóstico y tratamiento de los tumores medulares en la Clínica

Los tumores medulares son neoplasias que afectan a la columna vertebral, pueden afectar al hueso y sus anejos (tumor de la vértebra o vertebral), o que se encuentre en el canal vertebral y lesione las estructuras nerviosas (tumor mielo-radicular).

Generalmente se diagnostican mediante resonancia magnética (RM) aunque también es muy útil la tomografía o scanner (TC), el PET, etc.

El tratamiento de la mayoría de los tumores medulares es su extirpación, máxime cuando son benignos. Si el diagnostico por el contrario señala malignidad puede beneficiarse también de otras terapias adyuvantes oncológicas (quimio o radioterapia).

El pronóstico de la lesión dependerá del grado de malignidad y del estado en el que se encuentre el paciente. Si transcurre mucho tiempo hasta el diagnóstico y/o el tratamiento, la sintomatología (parálisis de una extremidad, sensibilidad etc.) puede no ser reversible; sin embargo un diagnóstico precoz aumenta considerablemente las posibilidades de  un tratamiento eficaz y la reversión de los síntomas.

¿Quiere saber más sobre el Departamento de Neurocirugía?

Disponemos de una gran experiencia y los últimos avances quirúrgicos para el tratamiento de esta enfermedad.

Si la detección del tumor se realiza pronto y se trata rápidamente, puede que el pronóstico de la enfermedad pueda mejorar y la sintomatología pueda ser corregida".

SABER MÁS SOBRE LOS TUMORES MEDULARES EN LA CLÍNICA

Los tumores medulares se clasifican según su localización:

Tumor intramedular: son grupos de células que proceden del tejido nervioso, como los ependimomas o los astrocitomas. Suelen crecer de tal manera que deforman la médula espinal provocando daños neurológicos (déficits motores y/o sensitivos). En ocasiones forman quistes internos.

Tumor extramedular: son el resultado de una proliferación de las células que sostienen y mantienen las células nerviosas de la médula. Su crecimiento es externo a ella, pero provocan daño neuronal por compresión.

Estos son los schwannomas (neurinomas, procedentes de la vaina de los nervios) y los meningiomas (procedente de la cubierta del sistema nervioso central o meninges).

Un gran número de los tumores que aparecen dentro del canal también pueden aparecer provenientes de otros tumores localizados en otras partes del organismo que liberan células cáncerosas que se depositan en el canal medular (metástasis). Pueden afectar a la propia médula o también a nivel extramedular.

Cualquier crecimiento de una masa dentro del canal puede dañar el sistema nervioso, ya que es un espacio muy pequeño no predispuesto a expandirse, por lo que cualquier tipo de tumor, maligno o benigno, puede ser causa de lesión neurológica y poner en riesgo la vida del paciente.

Dependiendo de la localización de la lesión, se verán más afectadas las extremidades superiores (cervical) o las piernas (dorsal y lumbar). En localización cervical también puede afectar a ambas. Otros síntomas pueden ser debilidad, incontinencia urinaria o fecal, cambios en la sensibilidad, descoordinación e inestabilidad en el caminar.

El dolor puede ser un síntoma provocado por un tumor medular, tanto de manera local o irradiado. Suele ser molestias que empeoran típicamente por la noche, de forma progresiva y persistente.


¿Cuáles son los síntomas más habituales?

  • Afectación de las extremidades superiores o inferiores (dependiendo de la localización del tumor).
  • Debilidad.
  • Incontinencia urinaria o fecal.
  • Alteraciones de la sensibilidad.
  • Descoordinación o inestabilidad al caminar.
Imagen de una resonancia magnética en donde se diagnostica un tumore medular.

Izquierda: RM  en la cual se observa un meningioma cervical.
Derecha: RM cervical de control tras la extirpación del meningioma.

¿NECESITA PEDIR UNA SEGUNDA OPINIÓN?

Si necesita la opinión de nuestros expertos sin necesidad de desplazarse a la Clínica, le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta de Segunda Opinión Médica.

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen médico investigando con microscopio

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra