Glioblastoma multiforme

"Para que el tratamiento con inmunoterapia sea eficaz, contamos en el quirófano con un microscopio fluorescente, que aumenta el porcentaje de extirpación tumoral".

DR. BARTOLOMÉ BEJARANO HERRUZO
ESPECIALISTA. ÁREA DE TUMORES CEREBRALES

Los glioblastomas son tumores que nacen de las células de soporte del tejido cerebral. 

Pueden ser tumores primarios, que se originan de las propias células que componen las distintas estructuras cerebrales, o metastásicos, que han diseminado al cerebro procedentes de otra localización extracerebral. Estos últimos son 10 veces más frecuentes que los tumores cerebrales primarios.

La Clínica Universidad de Navarra dispone de un Área de Tumores Cerebrales que cuenta con un equipo de expertos altamente especializado y con la tecnología más avanzada para el diagnóstico y tratamiento de esta patología.

Somos el único centro español en incorporar Resonancia Magnética intraoperatoria de alto campo (3T). Esto permite la  máxima precisión y control en la cirugía craneal.

La Clínica tiene la serie de pacientes con mayor volumen medio de extirpación de glioblastoma. Con el microscopio de fluorescencia se consigue la extirpación completa en el 83% de los casos.

Además, estamos a la vanguardia tanto en tratamientos como en investigación: somos el único centro español que realiza un estudio para el tratamiento de los glioblastomas con inmunoterapia a través de vacunas personalizadas combinadas con el tratamiento estándar de primera línea. 

Imagen del icono de la consulta de Segunda Opinión. Clínica Universidad de Navarra

¿Necesita una segunda opinión?

Nuestros profesionales le harán una valoración médica sin que tenga que moverse de casa.

¿Cuáles son los síntomas habituales?

La cefalea es el síntoma inespecífico más frecuente. En muchas ocasiones, es difícil que su presencia nos haga sospechar de la presencia de un tumor cerebral.

Los síntomas derivados del incremento de la presión intracraneal, como la somnolencia, pueden ser más indicativos de la presencia de un glioma.

Existen otros signos y síntomas más específicos que aparecen dependiendo de la localización de la enfermedad, como son los signos focales (pérdida de fuerza, dificultad para hablar o déficit del campo visual), convulsiones y hemorragia.

El uso del microscopio fluorescente consigue duplicar las extirpaciones completas de los tumores cerebrales malignos.

¿Tiene alguno de estos síntomas?

Puede que presente un glioblastoma multiforme

¿Cuáles son las causas?

No existe una causa conocida responsable de la aparición de los gliomas.

Menos del 5% de gliomas tienen antecedentes familiares.

Además, existen diversas enfermedades degenerativas cerebrales que predisponen a padecer gliomas.

Tampoco se ha demostrado que el uso frecuente de los teléfonos móviles sea causante de una mayor incidencia de estos tumores cerebrales.

¿Cuál es su pronóstico?

Gliomas de bajo grado I y II

Los factores de buen pronóstico son:

  • Tener menos de 40 años.
  • Diámetro tumoral menor de 6 cm.
  • Tumor que no sobrepase la línea media.
  • Tipo histológico oligoastrocitoma.
  • Ausencia de déficits neurológicos.

La supervivencia en estos pacientes con tumores de alto grado oscila entre 9 y 2 años según el grupo pronóstico.

Gliomas III y IV

Los factores de buen pronóstico son:

  • Edad (menor de 40-50 años).
  • Tener buen estado general con autonomía.
  • Estado mental normal.
  • Conseguir una resección quirúrgica completa.
  • La supervivencia en estos pacientes con tumores de alto grado oscila entre 2 años y 6 meses según el grupo pronóstico.

¿Cómo se diagnostica?

<p>Dr. Zubieta en la sala de exploraci&oacute;n neurorradiol&oacute;gica&nbsp;</p>

Pruebas de imagen

La Clínica dispone de las pruebas de imagen más avanzadas.

  • La resonancia magnética permite ver las lesiones del tejido cerebral, su localización y tamaño.
  • Si se añaden las secuencias más sofisticadas de resonancia y el PET con metionina, se puede precisar el tipo de tumor.
  • Es posible transferir esta información a dispositivos de navegación en quirófano que correlacionan esas imágenes con el espacio real en el que se trabaja.

Biopsia 

  • La obtención de tejido y su análisis por un neuropatólogo es necesaria para establecer un diagnóstico preciso del tipo y grado de tumor. 
  • Puede realizarse por cirugía abierta o mediante una punción guiada por imagen (técnica estereotáxica).
  • La técnica estereotáxica supone menos molestias para el paciente. Con una técnica meticulosa, en quirófano y en laboratorio, es posible obtener muestra de suficiente calidad y cantidad para diagnosticar y realizar los marcadores moleculares necesarios.

Análisis de plasma

  • Detecta la existencia del glioma y su grado de malignidad en los casos en los que, por su ubicación, resulta imposible realizar una biopsia.

¿Cómo lo tratamos?

La Clínica tiene la serie de pacientes con mayor volumen medio de extirpación de glioblastoma.

Utiliza una técnica novedosa, el microscopio de fluorescencia, que consigue la extirpación completa del glioblastoma en el 83% de los casos. Estos datos han sido publicados en revistas científicas internacionales.

En general, si se extirpa toda la parte tumoral, los tumores de grado 1 y algunos de grado 2 pueden curarse solo con cirugía.

En los tumores de grado bajo que no se puedan operar totalmente y en los tumores de grado 3 y 4, la cirugía debe ir seguida después por tratamientos de radioterapia y quimioterapia.

La quimioterapia ha demostrado ser eficaz para prolongar la supervivencia en los gliomas de alto grado.

El estándar actual es la utilización de temozolomida a la vez que la radioterapia y, al menos, 6 ciclos después.

Además de este tratamiento estándar, existen otras opciones sobre las que aparecen nuevos datos cada año. La utilización de estas segundas líneas, cuya utilización es más compleja, depende de cada caso y de la experiencia del oncólogo.

A pesar de todos los tratamientos, en muchos casos de gliomas de alto grado o glioblastoma no se consigue frenar la progresión de la enfermedad, por ello es importante continuar estudiando con investigación básica y ensayos clínicos.

La precisión en la planificación y ejecución de la radioterapia es esencial para asegurar que se aplica la máxima dosis al tumor, y en cambio, se preservan los tejidos normales.

Esta precisión depende de la experiencia del especialista y su cuidado en la planificación, de las pruebas de imagen disponibles para planificar y del equipamiento disponible.

Se utilizan técnicas novedosas como la radioterapia tridimensional conformada, radioterapia con modulación de la intensidad del haz y técnicas estereotáxicas que requieren aceleradores lineales de última generación y un soporte informático importante.

En los gliomas de alto grado el tratamiento que ha demostrado mayor supervivencia es la combinación de cirugía, radioterapia a una dosis mayor que en los gliomas de bajo grado y quimioterapia. El componente del tratamiento postoperatorio que ha demostrado mayor beneficio es la radioterapia.

La Clínica es el único centro español que realiza un estudio para el tratamiento de los glioblastomas con inmunoterapia.

La nueva terapia, que se administra a los pacientes participantes en forma de vacunas, se combina con el tratamiento estándar de primera línea. Consiste en la extirpación quirúrgica del tumor, seguida de la administración de radioterapia y quimioterapia con temozolomida.

El sistema inmune es fundamental en el desarrollo y el control de los tumores. La inmunoterapia tiene como objetivo reparar o incrementar la respuesta del sistema inmune del paciente.

El volumen de enfermedad limitado y la unión de quimioterapia e inmunoterapia hacen que esta sea una buena opción añadida al tratamiento de los pacientes con glioblastoma.

¿Dónde lo tratamos?

EN NAVARRA Y MADRID

NUESTRO EQUIPO MÉDICO

Especialistas del Área de Tumores Cerebrales

En el Área de Tumores Cerebrales ofrecemos máxima seguridad y eficacia en la cirugía de tumores cerebrales, al ser el primer hospital con una resonancia magnética de alto campo dentro del quirófano.

Contamos con un equipo de alta especialización en la cirugía de tumores cerebrales, con más de 15 años de experiencia.

El tratamiento individualizado de cada caso por parte de un equipo interdisciplinar permite ofrecer la mejor alternativa a cada paciente.

Imagen de la fachada de consultas de la sede en Pamplona de la Clínica Universidad de Navarra

¿Por qué en la Clínica?

  • Valoración integral del paciente.
  • Tecnología de vanguardia.
  • Profesionales expertos que son referencia a nivel nacional.