Glioblastoma

saber más sobre el glioblastoma

Los gliomas son tumores que nacen de las células de soporte del tejido cerebral. 

Pueden ser tumores primarios, que se originan de las propias células que componen las distintas estructuras cerebrales, o metastásicos, que han diseminado al cerebro procedentes de otra localización extracerebral. Estos últimos son 10 veces más frecuentes que los tumores cerebrales primarios.

La mayoría de ellos son tumores con un componente sólido y otro difuso, con una extensión variable y difícil de identificar.

El componente sólido, en muchas ocasiones, puede operarse y eliminarse. El componente difuso debe tratarse con radioterapia y/o quimioterapia, pero muchas veces será el responsable de que el tumor vuelva a crecer.

Los gliomas de grado I son los más benignos, y muchas veces no son difusos. Los difusos pueden ser grado II, III o IV. Cuanto mayor grado, más rápido pueden crecer y más difíciles son de tratar.

Imagen preview del infográfico del microscopio fluorescente para los tumores cerebrales
Uso del microscopio fluorescente para la extirpación de los tumores cerebrales.
Descargar infográfico
Las investigaciones han demostrado que el índice de supervivencia o de curación de los tumores cerebrales depende, en buena medida, de la extirpación total del tumor. Esto resulta complejo en el caso de tumores cerebrales malignos debido a su forma difusa que dificulta su diferenciación del tejido cerebral sano. En la Clínica Universidad de Navarra se realiza la cirugía de extirpación de tumores cerebrales malignos con un microscopio fluorescente  que, a través de una sustancia inocua para el paciente, puede  identificar completamente la zona tumoral y diferenciarla de la zona  sana, consiguiendo una extirpación total del tumor en el 83% de los  casos, frente al 30% que se lograba anteriormente.
Tratamiento de los tumores cerebrales.
La Clínica pone en marcha un ensayo clínico para tratar el tumor cerebral más agresivo, el glioblastoma, con vacunas celulares personalizadas. La Clínica es el único centro español que realiza un estudio para el  tratamiento de los glioblastomas con inmunoterapia.  La nueva terapia,  que se administra a los pacientes participantes en  forma de vacunas, se  combina con el tratamiento estándar de primera  línea. Consiste en la  extirpación quirúrgica del tumor mediante microscopio fluorescente, seguida de la  administración de  radioterapia y quimioterapia con temozolomida.
Vacunas celulares personalizadas.
  • La cefalea es el síntoma inespecífico más frecuente. En muchas ocasiones, es difícil que su presencia nos haga sospechar de la presencia de un tumor cerebral.
  • Los síntomas derivados del incremento de la presión intracraneal, como la somnolencia, pueden ser más indicativos de la presencia de un glioma.
  • Existen otros signos y síntomas más específicos que aparecen dependiendo de la localización de la enfermedad, como son los signos focales (pérdida de fuerza, dificultad para hablar o déficit del campo visual), convulsiones y hemorragia.

No existe una causa conocida responsable de la aparición de los gliomas.

Menos del 5% de gliomas tienen antecedentes familiares.

Además, existen diversas enfermedades degenerativas cerebrales que predisponen a padecer gliomas.

Tampoco se ha demostrado que el uso frecuente de los teléfonos móviles sea causante de una mayor incidencia de estos tumores cerebrales.

El pronóstico depende fundamentalmente de la agresividad del tumor.

En el adulto, el 60% de los tumores cerebrales primarios son gliomas o astrocitomas. 

Gliomas de bajo grado I y II
Los factores de buen pronóstico son:

  • Tener menos de 40 años.
  • Eiámetro tumoral menor de 6 cm.
  • Tumor que no sobrepase la línea media.
  • Tipo histológico oligoastrocitoma.
  • Ausencia de déficits neurológicos.

La supervivencia en estos pacientes con tumores de alto grado oscila entre 9 y 2 años según el grupo pronóstico.

Gliomas III y IV
Los factores de buen pronóstico son:

  • Edad (menor de 40-50 años).
  • Tener buen estado general con autonomía.
  • Estado mental normal.
  • Conseguir una resección quirúrgica completa.

La supervivencia en estos pacientes con tumores de alto grado oscila entre 2 años y 6 meses según el grupo pronóstico.

La analítica de plasma puede utilizarse en pacientes en los que, por inaccesible ubicación del tumor o porque su estado general está muy deteriorado, no puede practicarse cirugía".

O le llamamos

He leído y acepto la Política de Privacidad

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número teléfono 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen médico investigando con microscopio

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra