Colitis ulcerosa 

antes de los 40 años es la edad de presentación típica de esta enfermedad

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

Diagnóstico y tratamiento de la colitis ulcerosa en la Clínica

El diagnóstico de la colitis ulcerosa se realiza con la sospecha clínica y hallazgos radiológicos, endoscópicos e histológicos (biopsia) compatibles.

En la Clínica se establece un tratamiento individualizado en cada momento y para cada paciente, teniendo en cuenta la evolución, localización, afectación y tipo de enfermedad inflamatoria que se trate. 

El tratamiento tiene como objetivo conseguir controlar la actividad inflamatoria en el brote y evitar las recidivas. El tratamiento depende también de la gravedad y de la localización de la enfermedad.

La cirugía tiene su papel sobre todo como tratamiento de las complicaciones (megacolon tóxico, perforación, abscesos, zonas estenóticas, fístulas, malignización...).

El seguimiento de esta enfermedad por parte del equipo de médicos y de enfermería es de vital importancia para conseguir una buena calidad de vida entre los brotes de esta enfermedad y cuando existe sintomatología.

¿Quiere saber más sobre el Departamento de Digestivo?

Contamos con la Unidad de Endoscopia Digestiva con una gran experiencia en el diagnóstico de las lesiones de esta enfermedad y las últimas técnicas de tratamiento.

No se conoce la causa de la colitis ulcerosa, aunque existe una predisposición genética que causa que los familiares en primer grado de personas afectadas tienen un riesgo de 4 a 20 veces mayor de padecerla".

El diagnóstico de la enfermedad se realiza con la sospecha clínica y hallazgos en los análisis de sangre y heces, exámenes radiológicos, endoscópicos e histológicos (biopsia) compatibles.

Los estudios radiológicos (TAC, ecografía, tránsito intestinal) pondrán de manifiesto la extensión de las lesiones y las posibles complicaciones como estenosis (estrechamiento), abscesos, fístulas, etc.

La gammagrafía con leucocitos marcados puede permitir valorar la extensión de la inflamación de la enfermedad, así como distinguir si las zonas con dificultad de paso se deben a la inflamación o al componente cicatricial o fibrótico.

En el momento de la aparición de los síntomas se debe diferenciar de otras entidades que cursan con brotes de diarrea, dolor abdominal con sangre y/o fiebre (colitis de origen infeccioso, secundaria a la toma de antibióticos, tuberculosis intestinal, apendicitis aguda, colitis secundaria a radioterapia o de origen vascular...).

En los brotes se pueden utilizar corticoides, 5-ASA, antibióticos, inmunosupresores o metotrexate. Existen otros tratamientos más novedosos basados en la alteración del sistema inmunológico como los anticuerpos monoclonales anti-TNF (como el infliximab, el primero de ellos autorizado). Éstos últimos se deben aplicar en centros de referencia con la finalidad de que estudios posteriores puedan ampliar o no las actuales indicaciones.

Existen otros tratamientos, como la granulocitoaféresis, cuyo objetivo es absorber en una columna de aféresis las células sanguíneas responsables de la perpetuación de la inflamación. Se realiza una sesión semanal, durante cinco semanas. En aquellos pacientes que presentan respuesta clínica se puede plantear un "recuerdo" cada 6 semanas.

En la fase de remisión se debe intentar retirar, aunque no siempre se puede, la toma de corticoides dejando el 5-ASA de mantenimiento. El tratamiento farmacológico debe de ir acompañado de una correcta renutrición del paciente.

Saber más sobre la colitis ulcerosa

Se trata de una afectación inflamatoria de tipo crónico del tubo digestivo que evoluciona de modo recurrente con brotes.

La colitis ulcerosa afecta exclusivamente al colon, siendo la localización más frecuente en el recto. Puede presentar manifestaciones fuera del aparato digestivo como en articulaciones, piel, hígado, ojos...

Existe un aumento de riesgo de padecer cáncer de colon, fundamentalmente, y este riesgo aumenta progresivamente a partir de los 10 años del diagnóstico de la enfermedad.

La calidad de vida entre los brotes de esta enfermedad es buena y durante las épocas en las que existe sintomatología es importante contar con la supervisión de su médico.

Por esto es importante el diagnóstico precoz recomendándose un seguimiento endoscópico anual a partir de los 10 años del diagnóstico con toma de biopsias múltiples si no existen zonas sospechosas y biopsias de aquellas zonas sobreelevadas o estrechas.

¿Cuáles son los síntomas más habituales?

  • Expulsión de sangre por el recto
  • Dolor abdominal
  • Fiebre
  • Pérdida de peso
Imagen preview del infográfico sobre la enfermedad inflamatoria intestinal
Conozca qué es la colitis ulcerosa, cómo se diagnostica y trata
Descargar infográfico

No se conoce la causa de esta enfermedad. Existen muchas hipótesis pero la más actual es que sobre una predisposición genética hay una alteración a nivel inmunológico ante antígenos alimentarios o bacterianos.

Otras teorías establecen un proceso infeccioso como causa desencadenante de la enfermedad, siendo varios los gérmenes que se han implicado. Todo hace pensar que existen múltiples factores involucrados en el origen de la enfermedad.

Los síntomas dependen de la localización anatómica y de la severidad de la inflamación.

En la colitis ulcerosa la afectación a nivel rectal es lo más habitual siendo el síntoma principal la expulsión de sangre por recto acompañada generalmente de aumento del número de deposiciones.

Se puede asociar dolor abdominal más o menos difuso que mejora inicialmente con la defecación. Puede existir fiebre y pérdida de peso dependiendo de la gravedad, duración y localización del brote.

Al no disponer de ningún fármaco por el momento que evite las recidivas, el pronóstico es incierto e individual.

En general la calidad de vida entre los brotes es buena pudiendo realizar vida normal.

El pronóstico se relaciona en general con el tiempo de evolución de la enfermedad desde el diagnóstico, la extensión de la enfermedad, la gravedad de los brotes, la existencia o no de complicaciones y el antecedente de tratamiento quirúrgico.

Una mención especial precisa la posibilidad de malignización en el curso de esta enfermedad. Existe un aumento de riesgo de tumor sobre todo de colon respecto a la población general.

Este riesgo aumenta progresivamente a partir de los 10 años del diagnóstico de la enfermedad. 

Por esto es importante el diagnóstico precoz recomendándose un seguimiento endoscópico anual a partir de los 10 años del diagnóstico con toma de biopsias múltiples si no existen zonas sospechosas y biopsias de aquellas zonas sobreelevadas o estrechas. Según el resultado del estudio de las muestras se decidirá la actitud que hay que seguir.

Esta enfermedad suele presentarse en gente joven (2ª-3ª década de la vida) aunque puede manifestarse a cualquier edad. La colitis ulcerosa tiene otro pico de incidencia a los 60-80 años. No existen diferencias respecto al sexo.

Parece más frecuente en los países anglosajones. Existen factores genéticos que predisponen a la enfermedad.

¿NECESITA PEDIR UNA SEGUNDA OPINIÓN?

Imagen con los pasos que hay que dar para solicitar una segunda opinión en la Clínica Universidad de Navarra
Si necesita la opinión de nuestros expertos sin necesidad de desplazarse a la Clínica, le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta de Segunda Opinión Médica.

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen médico investigando con microscopio

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra