Divertículo de zenker

más de 50 años es la edad de presentación más frecuente

O le llamamos

* Horarios de atención según hora de España peninsular.

Gracias. En breve nos pondremos en contacto con usted.

El campo Teléfono es obligatorio.

Le rogamos revise el número de teléfono. Éste debería tener entre 9 y 15 dígitos y empezar por 6, 8, 9, 71, 72, 73 ó 74. En el caso de los números internacionales, por favor, introduzca 00 seguido del prefijo internacional correspondiente y su número de teléfono (00-prefijo internacional 34-número telefóno 948255400)

Espere unos instantes mientras tramitamos su petición.

Cerrar Enviar

Diagnóstico y tratamiento del divertículo de Zenker en la Clínica

Los divertículos son trastornos caracterizados por una protusión de las capas mucosa y submucosa que tapizan las paredes del órgano que afectan a través de los músculos que lo conforman.

Su máxima incidencia se sitúa entre los 50 y 80 años.

Una vez sospechada esta patología por la clínica, el siguiente paso diagnóstico, y prueba casi siempre definitiva, es el tránsito baritado que demostrará claramente la presencia del saco.

En enfermos con historia larga de microaspiraciones el estudio de la función pulmonar previo a la cirugía es fundamental para evaluar el estado del sistema respiratorio.

¿Quiere saber más sobre el Departamento de Digestivo?

El divertículo de Zenker es la variedad más frecuente de divertículo esofágico. Esta localizado en la unión faringoesofágica. 

Como alternativa a la cirugía existe el tratamiento endoscópico, igual de eficaz que el tratamiento quirúrgico pero con algunas ventajas añadidas.

La sección endoscópica del tabique común esofagodiverticular (puente de tejido entre la bolsa del divertículo y la luz esofógica) mediante electrocoagulación, láser CO2 o sutura mecánica, consigue seccionar el músculo cricofaríngeo y aumentar el diámetro de la boca del divertículo facilitando así su vaciamiento en el esófago.

El tratamiento endoscópico requiere un ingreso hospitalario de menor duración que el quirúrgico (1-2 días), con una recuperación posterior rápida, permitiendo una ingesta oral precoz.

El tratamiento del divertículo de Zenker puede ser quirúrgico, y todos los pacientes sintomáticos deben ser considerados candidatos a la cirugía, independientemente del tamaño del divertículo, incluso en edades avanzadas.

Existen diversas técnicas quirúrgicas, siendo la diverticulectomía (extirpación del divertículo) más miotomía (sección de un músculo realizada para acceder a los tejidos subyacentes o para aliviar la constricción de un esfínter) del músculo cricofaríngeo la de elección.

Saber más sobre el divertículo de Zenker

La mayoría de los divertículos esofágicos asientan próximos a los esfínteres ya que suelen ser consecuencia de trastornos de la motilidad esofágica.

Es una patología infrecuente, pero no excepcional, y que puede ser muy invalidante si existe disfagia e incluso potencialmente grave cuando se acompaña de aspiraciones.

¿Cuáles son los síntomas más habituales?

  • Disfagia alta
  • Sialorrea
  • Halitosis
  • Deglución ruidosa

Aunque en ocasiones puede ser asintomático, la mayoría de los pacientes con divertículo de Zenker desarrollan síntomas en fases precoces, y éstos se hacen más acusados conforme avanza la enfermedad al crecer el divertículo.

Los síntomas más comunes son disfagia alta, sialorrea, halitosis, deglución ruidosa, regurgitación del contenido del divertículo a la boca y en ocasiones síntomas relacionados con microaspiraciones como tos irritativa sincopal, sibilancias, etc. Algunos pacientes realizan maniobras como provocar la tos o compresión manual a nivel cervical para facilitar la deglución.

En fases avanzadas podemos encontrar pérdida de peso y síntomas derivados de la neumopatía secundaria a las aspiraciones.

La causa de su formación no está completamente aclarada. Debido a que su máxima incidencia se sitúa entre los 50 y 80 años se considera un proceso adquirido. Su constante aparición en la zona posterior de la pared faríngea, justo por encima del músculo cricofaríngeo, sugiere la coexistencia de una zona débil de la pared junto a una hipertonía de este músculo.

El aumento de presión sobre la pared posterior de la faringe daría lugar a la herniación de la mucosa y submucosa a través de las fibras musculares, originándose el divertículo, que iría creciendo distalmente, interpuesto entre el esófago y la columna vertebral, de tal manera que, cuando el saco diverticular se encuentra lleno, puede comprometer el tránsito esofágico por compresión extrínseca.

Por otra parte, la situación de la boca diverticular por encima del músculo cricofaríngeo facilita la posibilidad de aspiración del contenido del saco cuando éste se vacía.

¿NECESITA PEDIR UNA SEGUNDA OPINIÓN?

Imagen con los pasos que hay que dar para solicitar una segunda opinión en la Clínica Universidad de Navarra
Si necesita la opinión de nuestros expertos sin necesidad de desplazarse a la Clínica, le ofrecemos la posibilidad de realizar una consulta de Segunda Opinión Médica.

tal vezLE INTERESE

POR QUÉ VENIR

¿Por qué la Clínica Universidad de Navarra es diferente a otros centros sanitarios?

Imagen de una niña pequeña con cáncer por los pasillos de la Clínica

ENSAYOS CLÍNICOS

¿Quiere participar en nuestros ensayos clínicos? Conozca cuáles están activos.

Imagen médico investigando con microscopio

HISTORIAS DE LA CLÍNICA

Nuestros pacientes cuentan su experiencia. Historias de esperanza, lucha y superación.

Imagen de una familia de pacientes de la Clínica Universidad de Navarra